BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Refuerzan partidas para empresas estatales y para pagos a Repsol

La medida fue dispuesta a través del decreto de necesidad y urgencia 1.246, que se publica en el Boletín Oficial con las firmas de la presidentaCristina Fernández de Kirchner y su gabinete de ministros.
El aumento de las erogaciones “será financiado con recursos mayores a los calculados en el presupuesto vigente, así como también con fuentes financieras adicionales”, dice el decreto, que establece a tal fin autorizaciones para distintas operaciones de toma de crédito.
Una parte de la ampliación de las partidas irá para el Ministerio del Interior y Transporte al incrementar los subsidios estipulados para el sector de transporte público de pasajeros y la explotación de Metrovías y Ferrovías; las transferencias para la aerolínea de bandera; así como para cumplir los acuerdos con China por la adquisición de nuevas formaciones.
También recibirán mayores recursos los ministerios de Economía, Planificación, Ciencia y Tecnología, Salud, Turismo, Agricultura y Desarrollo Social así como la Secretaría General de la Presidencia, entre otras áreas.
En el caso de Economía, se destaca la necesidad de “registrar la operación derivada de la firma del Convenio de Solución Amigable y Avenimiento de Expropiación celebrado entre la Argentina y Repsol“.
Para Planificación, se afirma que “corresponde acrecentar las transferencias” destinadas a empresas como Enarsa, Aysa, a la operadora ferroviaria sociedad del Estado (Sofse), a la administración de infraestructuras ferroviarias sociedad del Estado (ADIF), al ex ferrocarril general Belgrano y a la empresa Belgrano Cargas.
También se argumenta el giro de mayores recursos a esa cartera, “a fin de asegurar la continuidad de las políticas y acciones en curso implementadas“, las cuales requieren “atender transferencias con destino al fondo para el transporte eléctrico, para la ampliación de la red de gasoductos, la ejecución de obras públicas en provincias y municipios, la realización de acciones de infraestructura social, habitacional y básica, el fortalecimiento comunitario del hábitat, la urbanización de villas y asentamientos precarios, para el Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre y para el Plan Argentina Conectada, la construcción de las centrales termoeléctricas“, entre otras acciones.

NIEGAN QUE SWAP CON CHINA SE CAIGA POR DEFAULT

El swap con China no corre riesgos, porque se pensó evaluando estas situaciones. Los mismo se dijo sobre le financiamiento de obras de las represas (Néstor) Kirchner y (Jorge) Cepernic“, aseguró Álvarez Agis en declaraciones radiales.
Así, el funcionario salió al cruce de las advertencias del ex director del Banco Central de la República Argentina Carlos Pérez quien había asegurado que el swap se podría caer en las próximas horas por el default.
Según Pérez, el contrato por el que la presidenta Cristina Kirchner y su par chino Xi Jinping se comprometieron a mediados de julio a concretar un swap para potenciar las relaciones comerciales contaría con una cláusula de “cross default” que pondría en jaque el acuerdo.
Esa cláusula es entendida en el mundo financiero como una “cancelación recíproca” de un contrato para el caso de que una de las partes fuera declarada en cesación parcial o total de pagos, incluso en un compromiso con terceros.
La jefa de Estado y el presidente chino firmaron el pasado 19 de julio el mecanismo de intercambio de monedas que aquí no será asentado en las reservas que acuña en Banco Central, pero la Argentina lo tendrá disponible en caso de emergencia.
Al referirse al swap de 11.000 millones de dólares entre los bancos centrales, Cristina Kirchner había insistido entonces en que “la Argentina sufre un ataque especulativo de los fondos buitre“.
Si bien el Gobierno dijo que el swap es “convertible en dólares” por lo que podría ser usado como fuente de fondeo o cúpula financiera para cubrir cualquier sacudón inesperado (como una corrida bancaria), expertos aseguran que no es así.
La Argentina le dará unos 90.530 millones de pesos (equivalente a 11.000 millones de dólares) a China y el gigante asiático enviará la misma cantidad de dinero, pero en yuanes para que los Bancos Centrales no usen dólares cuando se concreta el intercambio comercial.
Ahora, tras que se enciendan algunas luces amarillas, el viceministro de Economía aclaró que el swap “no corre riesgos, porque se pensó evaluando estas situaciones” en las que podría caer el país por la falta de acuerdo con los fondos buitre, que exigen el pago de todo el capital y los intereses de bonos defaulteados en 2002.
En ese sentido, el funcionario dijo que ya cuando el Gobierno hizo las negociaciones con Repsol, uno de los pedidos de la empresa fue que los bonos de pago se emitan bajo ley argentina, por que JP Morgan y el grupo petrolero tenían preocupaciones por los bonos de Nueva York.
Argentina seguirá negociando y dialogando, con este juez (Thomas Griesa) y con todos, pero siempre respetando el derecho del 92% de los bonistas que entraron al canje y respetando la ley argentina, que dice que a nadie le podemos pagar más de lo que se le paga al 92%“, afirmó en declaraciones a radio Nacional Rock.

Apple despedirá 200 empleados tras comprar la firma Beats

Se trata de un 30 por ciento de la plantilla de 700 empleados que Beats tiene en la actualidad, cuyas tareas se verían “duplicadas” -en las áreas de finanzas y recursos humanos, entre otras- tras la fusión de ambas compañías, según un cable de la agencia EFE.
Varios ejecutivos de Apple visitaron esta semana la sede de Beats en California e informaron a algunos de los trabajadores de que no seguirán trabajando tras la operación.
Apple anunció a finales de mayo la compra de Beats Electronics, fabricante de auriculares de alta gama, por 3.000 millones de dólares, la máxima adquisición en la historia de la empresa que hoy dirige Tim Cook.
Además, Beats tiene de un servicio de música vía streaming por suscripción que pasaría a ser propiedad de Apple cuando se cierre el acuerdo, en el último trimestre del año.

Default técnico

Situación de default técnico. Inoponibilidad a los fondos buitres y a la ley aplicable en los EEUU de las leyes argentinas que convalidaron los canjes de deuda privada en el transcurso del año 2005 y 2010. Inviabilidad de la intromisión de terceros actores interesados en terciar en el conflicto suscitado sin la homologación del magistrado estadounidense.
1.Ante el incumplimiento de la sentencia dictada por el señor juez Griesa -New York EEUU- por la cual conminó a la República Argentina a cancelar la deuda oportuna y voluntariamente contraída por el Estado Argentino (formalizada en decisión soberana a través de los mecanismos constitucionales vigentes) con los denominados “holdouts” (y confirmada en todas las instancias superiores), la República Argentina ha caído en posición de default técnico (pero con alcance temporario) ante la inobservancia del mencionado fallo judicial.
2. Las argumentaciones vertidas por el titular de la cartera de Economía del gobierno federal, en cuanto pretende, sustentar una postura de inviabilidad de la sentencia recaída, ante la afectación de estipulaciones normativas (y contractuales) vigentes en nuestro derecho interno, carecen de sustancia, por cuanto, en el plano del estricto discurso jurídico, cabrá advertir que el propio Estado Argentino, por decisión soberana, al emitir aquellos títulos de la deuda pactó, voluntariamente, la aplicabilidad de la jurisdicción extraña y la aplicabilidad de la ley foránea. Con lo cual todo el andamiaje argumentativo desarrollado por el titular de la cartera de Economía del gobierno federal queda huérfano de todo respaldo objetivo.
3. Transferir las responsabilidades inexcusablemente propias a terceros factores representa una solución simplista en la búsqueda del atajo; al mismo tiempo -estratégicamente- esa misma retórica discursiva le permite al gobierno de turno construir un discurso victimizante (“la culpa la tiene el juez Griesa”, “la culpa la tiene la intransigencia de los fondos buitres”), cuando el rigor de verdad fue el Estado Argentino -en su incontrovertible posición de persona jurídica de derecho público- el que pactó la jurisdicción estadounidense y la aplicación de ley norteamericana en caso de suscitarse controversia con los acreedores de los títulos de deuda oportunamente emitidos por la Argentina; ello sin que importe cual fue la gestión de gobierno la que, conforme los mecanismos constitucionales vigentes.
4. De suerte tal que las estipulaciones normativas y contractuales vigentes en la jurisdicción argentina resultan absolutamente inoponibles a la jurisdicción extranjera libremente pactada por la República Argentina al momento mismo de la emisión de los títulos de la deuda pública en cuestión.
5. Desde otro mirador, tampoco resulta viable -en el plano del mas estricto discurso jurídico- que terceros actores pretendan inmiscuirse en el conflicto con el propósito deliberado “desinteresar” a la parte acreedora (fondos buitres) y cancelar la deuda; ello por cuanto, si se tratase de la banca pública argentina, ello requeriría del aval del Congreso Federal; y además dicha alternativa requeriría una suerte de aval técnico de parte de la Superintendencia de Entidades Financieras al estar en juego del encajes mínimos que deben observar las entidad bancarias en la plaza nacional ( tanto respecto de la banca privada como también la pública).
6. Y tampoco ningún pool de bancos privados argentinos podrían tampoco “desinteresar” a la parte acreedora (fondos buitres), ya que la disponibilidad de fondos provenientes de la banca privada argentina, al estar en juego la normativa que rige la disponibilidad de los encajes mínimos, por imperio legal, requiere inexcusablemente ambas -ya mencionadas- convalidaciones (de parte del B.C.R.A. y del Congreso Federal).
7. Y por si todo ello fuera poco, cualquier intromisión de terceros agentes en esta cuestión, dado su carácter litigioso, exige, inexorablemente, la homologación del señor juez Griesa.
8. Por lo tanto, la posición de la República Argentina -ante el incumplimiento de la República Argentina del fallo recaído en la sede judicial estadounidense (pasado en autoridad de cosa juzgada, tanto en sentido material como formal)- converge en la caída en situación de default técnico, si bien selectivo (referido a un incumplimiento hacia bonistas privados), y de alcance temporal.
9. Obvio que las consecuencias derivadas de ese incumplimiento nunca podrán arrojar ningún saldo de carácter positivo; esto es, encarecimiento del acceso al crédito; deficitaria calificación en términos de riesgo país; suba en las tasas de interés, probables tensiones cambiarias; probable aceleración de la espiral inflacionaria; retracción de la escasa inversión extranjera primaria; etc.
Ex juez en lo Penal Económico

Cristina no quiere pagarles a los buitres ahora ni en enero

Fracasó la propuesta de ADEBA de depositar 250 millones de dólares en el juzgado de Griesa, porque la misma presidente y el ministro de economía desautorizaron las gestiones del “ala occidental” que encabezan el presidente del BCRA Juan Carlos Fábrega más Jorge Brito con los banqueros de ADEBA. La realidad en el fondo es que CFK decidió que la sentencia es injusta y su monto excesivo, por lo cual no quiere pagarla ahora ni en enero próximo, cuando finalice la vigencia de la cláusula RUFO. De este modo les dijo indirectamente a los banqueros locales que si querían poner de su plata eran bienvenidos pero no si provenía de los depósitos del público. Distinto sería el caso de que bancos de inversión con sede en Nueva York les compren a los holdouts los títulos que originaron la sentencia a los fondos NML y Aurelius. Aunque Cristina diga que no quiere pagarles a los buitres más de lo que se les paga a los que entraron al canje, todavía existe la posibilidad de que cambie su posición, como ocurrió con la confiscación de Repsol-YPF, diciendo primero que la compañía española debía pagar 10.000 millones de dólares por daños ambientales. Pero todo terminó en que el gobierno finalmente les pagó a los ibéricos 5.000 millones de dólares en concepto de indemnización.

Todo puede cambiar

De ahí que no haya que tomar el discurso de ayer como un dogma religioso, sobre todo si los bancos internacionales les compraran la sentencia a losholdouts. Aunque el cristinismo no quiere reconocerlo, el país está en default selectivo y en menos de 90 días puede entrar en cross default si los bonistas logran impulsar la aceleración de los pagos y exigir la totalidad del valor de los bonos. De todos modos, riesgos son ahora lo que sobra: se puede caer el megacontrato con Chevron, peligra el financiamiento de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic en Santa Cruz y tampoco se podrá utilizar el swap de monedas con China. Además, la economía puede profundizar su actual recesión y aumentar exponencialmente el desempleo. Pero evidentemente éste no es el escenario que prevén la presidente y Axel Kicillof quienes piensan que pueden lograr incentivar el consumo aumentando los planes sociales y las jubilaciones, como ocurrió ayer, completando entonces un aumento del 30% frente a una inflación anual del 40%. Pero esta apreciación optimista del cristinismo puede cambiar si como dijimos se profundiza la caída del consumo, produciéndose un aumento exponencial del desempleo que pueda a su vez generar un estallido social. Esto tal vez terminaría con la dureza actual del gobierno, que esconde su extrema debilidad porque no tiene chances reales de vencer en las próximas elecciones y lo más probable es que le reste chances a cualquier candidato oficialista. En este contexto crecen las posibilidades de que Daniel Scioli rompa con el gobierno y el Frente para la Victoria en marzo próximo y se presente como candidato independiente.
Guille-3-14-2

Ayer se realizó el Meet & Greet con los protagonistas de“Aliados, el musical” del que participaron los clientes de Claro Club.



Así, mediante el canje de puntos, además de adquirir entradas sin cargo o con descuento, los chicos pudieron sacarse fotos y estar junto a sus ídolos: Peter Lanzani, Alejandro Botto, Oriana Sabatini, María EugeniaMartínez y Agustín Bernasconi, entre otros.

A su vez, ya son más de 1.000 clientes los que aprovecharon los beneficios de este programa de puntos para asistir al show, que gracias a su éxito y convocatoria se extendió hasta el 10/8.


El juicio del siglo Embajador de EEUU consideró que "no es tarde todavía para acordar consensos"

El embajador interino de Estados Unidos en la Argentina, Kevin Sullivan, abogó por alcanzar "soluciones prácticas" al conflicto judicial con los fondos buitre y valoró "los pasos tomados por Argentina en los últimos meses" en materia económica. Por ello, consideró que el tema de un fallo que impida el pago de deuda reestructurada "seguramente se debatirá y es bueno que eso pase".

Lo realizó en momentos en que bancos estadounidenses como JP Morgan y Citi y la petrolera Chevron intentan alcanzar un acuerdo con los buitres.

En diálogo con Télam, el encargado de Negocios dijo que para Washington "lo más importante ahora es que se busquen soluciones prácticas que resuelvan el tema y dejen a Argentina en condiciones de crecer en forma estable e inclusiva".

"La decisión sobre qué solución conviene está en manos de las partes, sabemos que han habido distintas opciones sobre la mesa, para nosotros es importante para Argentina medir bien los riesgos y evaluar las posibles soluciones y elegir una para implementarla", añadió.

Consultado sobre si el juez Thomas Griesa pudo haberse excedido en sus atribuciones afectando decisiones de un país soberano, respondió: "Lo que puedo decir es que la postura del Poder Ejecutivo (de EEUU) se expresó a través de un 'amicus brief' ante el juez, pero también tenemos que decir que el juez falló favoreciendo otros argumentos".

"Tras la decisión de la Corte Suprema de no tomar el caso, queda (el juzgado de Griesa) como única instancia para la ley. Lo más importante es que no es tarde todavía para encontrar soluciones prácticas, sigue habiendo posibilidades de acordar consensos", señaló. 

Con respecto a si el Gobierno estadounidense podrá llevar a cabo alguna gestión que ayude a resolver una situación que puede afectar a todo el sistema, Sullivan sostuvo que "ahora nos toca alentar a todas las partes a buscar la manera mas conveniente de salir de este desencuentro y dejar bien parada a la Argentina". "Estamos siempre en contacto con las partes, tenemos relaciones con nuestros propios ciudadanos, por supuesto, y también con el gobierno argentino", agregó.

Sobre las consecuencias que le plantea este fallo de la justicia estadounidense con otras reestructuraciones de deuda, Sullivan señaló que "seguramente este es un tema que se debatirá y es bueno que eso pase, (y se debata) sobre mecanismos para resolver este tipo de situación". "Nosotros en el Gobierno de EEUU valoramos mucho los pasos que ha tomado la Argentina en los últimos meses, para resolver los casos como el del CIADI, esfuerzos para mejorar las estadísticas oficiales, y últimamente la resolución de la deuda con el Club de París, que de hecho ya se realizó el primer pago", recalcó.

Al finalizar, el representante de Washington en la Argentina opinó que aquellas medidas "fueron todos pasos muy positivos que favorecen mucho a la economía argentina hacia adelante. Encontrar una solución a esta cuestión (de los bonistas) iría en el mismo sentido", concluyó.

Pagar con lo nuestro Por Lucas Llach | Para LA NACION

  estrategia del Gobierno parece ser: "No hicimos default. Que los bonistas que no recibieron la plata depositada la pidan judicialmente". Con la inercia que caracteriza a este Gobierno, la situación de incobrabilidad (no lo llamemos default para que no se enoje Axel) podría extenderse al menos hasta el año que viene, cuando eventualmente y con viento a favor podría negociarse con los holdouts sin la amenaza de la cláusula RUFO. En ese escenario, en algún momento un acuerdo con los buitres levantaría el embargo que pesa sobre los fondos argentinos en el Banco de Nueva York.
Me parece una mala estrategia. El país puede y debe ofrecer a los BoNYstas la posibilidad de cobrar ya los intereses bloqueados. No entiendo el mundo de los abogados, y sé que Griesa hizo todo lo posible para que el pago a los canjeados sea imposible sin pagar a los holdouts, pero ¿cómo podría oponerse a un canje de bonos que sea simplemente el cambio de un bono legislación Nueva York por uno legislación argentina y pagadero en la Argentina, con los mismos plazos y montos?

Legalmente, Griesa podría intentar bloquear ese canje, aunque parece difícil. Lo que parece imposible es que Griesa pudiera impedir a los bonistas vender sus bonos en el mercado, para que el comprador los trajera aquí (si la metáfora geográfica vale) a cambiarlos por bonos de legislación nacional con condiciones similares a los originales. ¿Habría una pérdida para los bonistas? No necesariamente: el Discount de New York, por ejemplo, vale 1240 mientras que el mismo bono con legislación nacional vale 1220, una diferencia de sólo 1,6% a favor de la ley americana.
El Gobierno podría ofrecer canjear los bonos que sufren el bloqueo por bonos idénticos con la diferencia de legislación y un "premio" de (por tomar este ejemplo) un 2%, o un 4% para compensar por la molestia. ¿No es suficiente? No lo sé, pero es obvio que hay algún premio al que la propuesta de un canje hacia una jurisdicción tercermundista pero pagadora es una oferta atractiva. Desafiaría la ley número 1 de la economía y la naturaleza humana que nadie cambie un bono que vale 98 por uno que vale 100.

¿Hay default o no? Qué dicen los contratos que firmó Argentina

El Contrato de Fideicomiso celebrado por Argentina y el Bank of New York y los términos y condiciones de los bonos reestructurados emitidos bajo dicho convenio contienen cinco eventos de incumplimiento. Los dos siguientes son las relevantes en este momento:
(i) No Pago: Argentina incumple con el pago de cualquier monto de capital o interés al vencimiento y dicho incumplimiento se mantiene por un período de 30 días.
(iii) Cross Default: cualquier evento o condición que resulte en la aceleración del vencimiento de cualquier deuda externa de Argentina superior a USD 30 millones; o cualquier default en el pago de principal o interés de cualquier deuda externa por encima de ese monte.
Asimismo, el mecanismo de pago establece que primero Argentina debe depositar los fondos en el Bank of New York como fiduciario y agente de pago en una cuenta en el Banco Central de la República Argentina.
El Contrato de Fideicomiso dispone expresamente en la Sección III del mismo que una vez que dichos pagos se depositan en dicha cuenta, los mismos dejan de pertener a la Argentina y son propiedad del fiduciario en beneficio de los tenedores de los bonos.
Luego en el anexo C, relativo a los términos y condiciones de los bonos, establece que Argentina se libera de la obligación de pago de los bonos cuando el dinero es recibido por los denominadosHolders en cuentas en Nueva York. Los Holders son dos instituciones, Cede & Co y Bank of New York como depositario. Una vez recibido el dinero por dichas instituciones, las mismas deben girarlo a las instituciones encargadas de realizar los pagos en las cuentas de los tenedores de los bonos como beneficiarios finales.
Por ello, si bien Argentina cumplió con su obligación bajo el Contrato de Fideicomiso, el hecho de no pagar la sentencia de pari passu ha llevado al juez Griesa a bloquear ese dinero e impedir que la transferencia siga el curso normal previsto en el Contrato de Fideicomiso.
Esta situación es que la implica que no se ha podido dar satisfacción al pago de los bonos y en la que se basan el Bank of New York, las calificadoras de riesgo e ISDA cuando consideran que ha ocurrido un default. Griesa también ha mencionado que Argentina se encuentra en default en su orden de convocatoria de la audiencia de hoy así como en comentarios durante la misma.
EUGENIO A. BRUNO
Abogado Estudio Garrido. Asesor legal de bonistas del canje

Rubinstein: “El camino elegido por Argentina luce realmente malo”

El consultor en Economía y Finanzas, Gabriel Rubinstein criticó hoy en su cuenta de Twitter el modo en que el Gobierno negoció con los fondos buitre en Nueva York.
“¿Si para evitar default ‘pleno‘ hay que pagar sí o sí a NML. para que esperar digamos 3 meses? Puro costo económico + intereses muy altos”, señaló, y agregó que la deuda con ese fondo “sube exponencialmente por intereses y punitorios”.
Más adelante consideró que la cláusula RUFO se terminó “sobrevendiendo por razones políticas” y vislumbró, de cara al futuro, que “el camino elegido por Argentina luce realmente malo”.
“¿Había peores, pero por qué no haber elegido uno bueno?”, se preguntó el ex director ejecutivo de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.
“Esperemos que la población no ‘compre‘ nuevos capítulo del relato Nac & Pop, e intuya las cosas podrían hacerse mucho mejor”, finalizó.

Desde la Rufo hacia la aceleración

Chistes de argentinos

Ofender la inteligencia emocional del argentino medio, o subestimarlo culturalmente, es -para el cristinismo- una aventura posible. Aunque imperdonable.
Confirma que a la impericia, a la permanente mala praxis, se le debe agregar, en adelante, la mala fe.
Semejante tergiversación colectiva admite que el país penetre, de pronto, en el laberinto del papelón. Del ridículo, sin salida.
Mientras tanto, desde los países vecinos, o un poco más alejados, se brindan muestras de solidaridad. Aunque se sonríen, en el fondo, por lo bajo. Se tapan la sonrisa con la mano. A los efectos de inspirar próximos chistes de argentinos. Para festejar. Y disfrutarnos.

Cláusula de aceleración

Los irresponsables sumergen a la sociedad en el descenso del default. Pero tratan de convencerla, paradójicamente, que no se trata, en definitiva, de ningún default.
Como “la Argentina paga”, el default no es default. Es una alucinación de conspiradores furtivos. O sostenerlo es una elemental “pavada atómica”.
Aquí se movilizan sentimientos básicos de nacionalismo torpe. Pero combinado con dosis siniestras de anti-imperialismo tardío. A través de la creación de los enemigos imaginarios. Y del “carnaval del mundo” capitalista que nos condena por nuestros atributos.
Derivaciones de la manifiesta incapacidad para gestionar. De las picardías estremecedoras que salieron mal.
La estrategia dilatoria, a través de la estética deplorable del pedal, concluyó en el extraordinario bochorno. En el acto consciente de negar la realidad.
Y cuando todavía los ineptos, los que gobiernan, los que abusan de la complacencia opositora, no terminan de convencer a nadie acerca de las terribles maldades de la clausula Rufo, tienen que sorprenderse con la previsible moda de las “cláusulas de aceleración”.
Las que ya comienzan, según nuestras fuentes, a presentarse. Sin que importe un reverendo pepino la semántica narrativa del default. Si existe o no.
Por lo tanto habrá que preparar una próxima agenda defensiva, para imponer los discursos articulados de La Doctora y de Axel, El Gótico.
Faltaría pronunciarlos, en adelante, en la Organización Mundial de la Salud, en el plenario de la Interpol, en la Sociedad Masónica de Cangallo. O en la FIFA.

Martínez y Pigasse

Matthieu Pigasse, exquisito multimillonario francés, de la Banca Lezard, es editor de Le Monde y dueño de la revista rockera Los Inrockuptibles. También, según Heitz Dieterich, es el principal asesor externo de Nicolás Maduro. Y así le va, al presidente que agrava los escombros de la Venezuela Bolivariana.
Es a través de Venezuela que Pigasse desembarca, según nuestras fuentes, en los negocios abiertos de la encepada Buenos Aires. Y de algún modo, Pigasse se las ingenia para sugerir la conveniencia práctica del default para la Argentina. Idea perversa que, aunque lo desmienta con entusiasmo, también supo acercar el financista mejicano David Martínez, del fondo Fintech.
Para colmo socio de Héctor Magnetto, El Beto, el baluarte Martínez mantiene excelentes vinculaciones con el cristinismo. Hoy por los teléfonos, en un tiempo no muy remoto fue Ciccone, antes del ingreso de The Old Fund, artificio que marcó la gloria y la sepultura de Boudou y La Banda de los Descuidistas. Ampliaremos.
Hoy Martínez mantiene una sobria influencia moral, según nuestras fuentes, hasta con Carlos Zannini, El Cenador. Es acaso el máximo responsable de la estrategia que condujo al flamante naufragio de la Argentina. Presentado, como se acostumbra, como una epopeya.
Entonces Pigasse y Martínez coincidieron en instalar la idea que el default no es grave. Al contrario. Y ni siquiera tampoco es default. Y sin que nadie sospeche que ambos baluartes rápidos “están jugados en CDS”. O sea en el llamado Crédito Default Swap. Otro artificio teórico invalorable, inventado en 1994 por Blythe Masters, del JP Morgan.
Es uno de los instrumentos más modernos de Wall Street. Merecería ser estudiado por De Pablo, y tratado por el colega Monteverde.
“Los CDS se utilizan en el aseguramiento de grandes corporaciones. En el aseguramiento de paquetes de referencia crediticia, o en el aseguramiento de los bonos de deuda soberana. Se dieron a conocer tras el estallido de la crisis subprime. Su monto mínimo de operación es de 10 millones de dólares” (referencias tomadas del Blog Salmon).

Don Julio no murió

Dijimos que todavía no terminó de clarificarse la cuestión irritante de la clausula Rufo cuando cae, sobre el cuello de la Argentina, el cadalso de la cláusula de la aceleración.
Para ser más específico, se trata de la aceleración que gatilla el “cross default”. O sea el default cruzado. Melkonián tendría que explicárselo pronto a Maxi Montenegro.
Trátase de las presentaciones que ya mismo pueden realizar los tenedores de bonos que se atrevan a juntar el 25 % de cualquiera de las 16 serie de bonos, y que de pronto se presentan por ventanilla a cobrar.
Por ejemplo los tenedores de series de Bonos Par, los que vencen en 2038.
Si se juntan más del 25 por ciento de los bonos emitidos se mantiene “el derecho de acelerar”. De pedir cobrar al contado la totalidad. Obliga al estado emisor a negociar. A abreviar los plazos. Y para semejantes desventuras Kicillof no está aún preparado. Aunque recurra a su ayuda Álvarez Agis, al que Morenito pronto lo apodó El Culata.
Pero según La Doctora y El Gótico el default no es, en definitiva, ningún default. Como sostener que don Julio Grondona, en definitiva, no murió.
Se lo vela, se lo sepulta, pero su obra nada tiene que ver con la muerte. Por lo tanto don Julio vive. “Todo pasa”.

Alineamientos y envoltorios

La esquizofrenia cotidiana se encuentra garantizada desde lo más alto del poder. Y lo que se escriba aquí puede ser más tarde corregido. Impugnado de inmediato. Declarado falso. Inexistente.
Persiste una crisis de superproducción de la conjetura. Instiga a diseñar los acuerdos que tampoco existen. Arreglos virtuales, soluciones mágicas que sólo encuentran refugio en el voluntarismo. O en la imaginación.
Lo que resultó admirable -y debe aceptarse- es la manera en que el cristinismo envolvente supo contagiar su propio desconcierto. Sobre todo a lo que puede denominarse “oposición envuelta”. A los “opositores envueltos” por el cristinismo que siempre sabe utilizar, y esmerarse, en la preparación del envoltorio.
“Están todos alineados”.
Se lo aseguraron al importante gobernador que se anota, naturalmente, para la sucesión. Por más que se le esmeren en la presentación de trabas.
Por supuesto que Daniel, invariablemente “alineado”, no iba a representar ningún problema. Porque Daniel “es del palo”. Pese a los cotidianos esmerilamientos de La Doctora. Al énfasis ninguneador de Zannini, el máximo responsable del desastre.
El problema es que divulgan que mantuvieron también “alineados” a Mauricio y a Sergio. Los opositores mejor posicionados. Invariablemente envueltos.
El primero, a través de la línea magistral que bajara Durán Barba, El Equeco. Y que instrumentara Marquitos, El Pibe de Oro, que provocó la resignación piadosa de los economistas de cabecera.
El segundo, por el respeto visceral que, entre los economistas de la Franja de Massa, se le mantiene a Roberto Lavagna, La Esfinge.
“Lavagna fue de los primeros en alinearse”, confirma la Garganta.
Sospechan las fuentes que Lavagna, que es en el fondo un melancólico, mantiene la insólita esperanza de volver a caminar por los jardines.
De ser convocado, acaso, como en 2002. A los efectos de aportar su innegable cuota de patriotismo y rescatar a la Argentina. Por segunda vez. Porque fue arrojada, por impericia, hacia el segundo foso del siglo.
Lo recomendable entonces, en tramos decisivos, era callar. Permitir. Otorgar. Mientras La Doctora, Zannini y Kicillof conducían la profundización del disparate.
No debían referirse demasiado al riesgo del default (“que no existe, ¿de qué default hablan?, si Argentina paga”).
Lo conveniente era plantear las inofensivas generalidades dilatorias. Ante la resignación, la sigilosa impotencia de los economistas de medialuna enarbolada. Los que no podían desconocer que se dirigían, frontalmente, hacia la debacle.
Para chocar, otra vez, la calesita de la improvisación.
Bernardo Maldonado-Kohen, para JorgeAsisDigital.com

Fitch baja nota a provincia y municipios argentinos tras default

La agencia Fitch bajó el viernes las calificaciones de instrumentos de deuda emitidos por la ciudad de Buenos Aires, la provincia de Salta y el municipio de La Plata, en línea con un recorte del jueves de la nota soberana de Argentina luego de que el país cayó en cesación de pagos.
Fitch considera que a consecuencia del default, la economía argentina se verá sometida a una mayor incertidumbre y volatilidad financiera.

"La economía argentina está ya en recesión y esto probablemente sólo lo empeorará, porque el evento de un default afecta la confianza y potencialmente restringe más los flujos de moneda extranjera al país", dijo el reporte en la página de internet de la agencia de calificación de crédito. 


reuters

La Provincia celebra los alcances de la nueva justicia para la defensa al consumidor

El gobierno de Daniel Scioli, a través del Jefe de Gabinete Alberto Pérez, celebró la presentación de la nueva ley de defensa al consumidor anunciada ayer por el Gobierno Nacional.

El Jefe de Gabinete consideró que “la creación del Servicio de Conciliación Previa y la creación de un Fuero de Consumo, potenciarán el trabajo que el gobierno provincial viene desarrollando en defensa del consumidor”.

Pérez destacó además que “con los alcances de esta nueva ley se completa el círculo virtuoso que tan bien le hizo a la Argentina los últimos años: la Nación, la Provincia y los Municipios velando por el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos”.

En ese sentido, detalló que “la provincia de Buenos Aires es pionera a nivel nacional en descentralización municipal en materia de defensa del consumidor y que funcionan 110 Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) sobre un total de 135 distritos, asegurando el debido acceso a la instancia administrativa de denuncia y alcance de acuerdos”.

“Es un reaseguro para la defensa del consumidor que, para el buen cumplimiento de los acuerdos alcanzados con las empresas de bienes y servicios, aquello que seaconciliado sea homologado por una Autoridad Nacional”, señaló el ministro.