https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El engaño detrás de la desocupación y el Gobierno que fabrica planes

 La pelea que lanzó Cristina es por la caja, no por la falta de empleo. Por eso se oculta que unas 5 millones de personas tienen un empleo indigno o son desempleados. 

La sociedad asiste azorada a una pelea que no es la suya. La disputa por la caja y por el manejo de los planes sociales, nada tiene que ver con el fondo de la cuestión: la generación de empleo digno y formal. La cantidad de planes sociales se triplicó en menos de tres años y llega a la vergonzosa cifra de 1.300.000 en la gestión de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Falta un año y medio, y salvo un milagro económico, probablemente termine con índices que lo conviertan en el peor gobierno peronista desde el retorno de la democracia. 

Una nota de Clarín, “El negocio de la pobreza o la incapacidad de generar trabajo”, disparó una polémica que yace en la superficie y que implosionó cuando desde la izquierda, primero el legislador porteño del Partido Obrero Gabriel Solano, y luego el dirigente social del Polo Obrero Eduardo Belliboni, admitieron que el 2% de los $19 mil que los beneficiarios cobran por el plan Potenciar Trabaja van a parar a manos de dirigentes de ese espacio que, supuestamente, usan en los comedores. Multiplicados por los 60 mil planes sociales que maneja el Polo Obrero, la caja podría ascender a una cifra entre 22 y 30 millones de pesos.

¿Este retorno también lo practica el Movimiento Evita que tiene más de 160 mil planes, Barrios de Pie, Somos Barrios de Pie y otras tantas agrupaciones sociales? Según Belliboni, “todas las organizaciones sociales tienen aporte”.

Emilio Pérsico, funcionario de Desarrollo Social y al mismo tiempo referente del Movimiento Evita –da los planes y los recibe- de muy bajo perfil, tuvo que salir a defender su tesoro político. Aseguró que “las organizaciones sociales son garantía de gobernabilidad”. Es decir, son necesarias para que el país no sea ingobernable y, por ende, no está mal que haya, como dijo Cristina, “planeros”. ¿Qué rol tendrían Pérsico, Belliboni, Juan Grabois, Daniel Menéndez, Juan Carlos Alderete, si mañana no hubiera un solo plan social y todo se hubiera transformado en empleo genuino? Ninguno.

Lo que abruma a Cristina Kirchner no es la falta de empleo ni que haya gente que viva en la informalidad, sin asistencia de salud digna, ni aportes jubilatorios, ni paritarias que defiendan su salario. Es, que esa caja no es manejada como las otras –Tarjeta Alimentar, Pami, ANSeS, etc.- por La Cámpora sino por el Movimiento Evita, que tiene su propio proyecto político dentro del peronismo.

De hecho, Fernando “Chino” Navarro, otra de las cabezas del Evita y funcionario nacional, admitió a Clarín que si Cristina no los deja competir en las PASO podrían ir por afuera del Frente de Todos. Y, como algunos vaticinan, provocar el efecto Randazzo, que terminó quitándole al cristinismo 5 puntos del voto peronista que necesitaban para ganarle al macrismo en las elecciones legislativas del 2017.

El reciente anuncio de la redistribución de 180 mil planes no enfrenta la cuestión de fondo, sino que es un pase de manos de los subsidios, desde las agrupaciones a los intendentes. Mantiene el statu quo, tal como los pretenden Alberto y Cristina, de administrar la pobreza, pero no atacarla. No es casual que los distintos programas de capacitación para que los beneficiarios de los planes se inserten en alguna actividad que luego los provea de un empleo, sean un fracaso y sólo unos pocos se anoten. No hay decisión política.

Tal vez otra sería la situación si se convocara de urgencia a funcionarios de los ministerios de Economía, Producción, Trabajo y Desarrollo Social con empresarios, la iglesia y especialistas, para elaborar un programa de reinserción laboral de los marginados.

Por el contrario, Cristina y Alberto se abrazan desesperadamente al índice de desocupación del 7% como si fuera un trofeo de un país con una alta ocupación y salarios dignos que le ganan a la inflación.

“Hoy tenemos 7% de desocupación y estamos solo a 1,1 de alcanzar el 5,9% que teníamos allá por el 2015, pero tenemos 1.300.000 planes. Hay algo que va a haber que revisar porque con una desocupación del 7% deberíamos tener menos planes sociales”, aseguró la vicepresidenta en el acto de Avellaneda. Una gran bomba de humo por dónde se la mire. Como el Indec tenía sus cifras manipuladas en los últimos años del gobierno de Cristina Kirchner para no mostrar la grave situación social, no había cifras oficiales ciertas. Pero según el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, el desempleo con el que terminó su mandato Cristina era del 9,4%.

¿Cuál es la lógica? Si Cristina entregó el gobierno con una desocupación del 9,4%, y Mauricio Macri con el 8,9% y ahora se ubica en el 7%, ¿quiere decir que el gobierno de Alberto y el de Macri fueron mejores que el de Cristina, con más trabajo y crecimiento? El pez por la boca muere. Los especialistas aseguran que arrojar un porcentaje de desempleo en soledad, como lo hizo la vicepresidente, no sirve de nada o sirve para ocultar la realidad. Lo correcto es que sea analizado junto con el contexto, y con otras variables vecinas.

De acuerdo a la reciente Encuesta Permanente de Hogares del Indec, del total de argentinos disponibles para trabajar, unos 13.5 millones, se podría afirmar que alrededor de 5 millones tienen un trabajo indigno en su mayoría, o están desocupados. 

Se afirma que menos de la mitad de la población tiene trabajo, un 43,3%. La trampa es que en esas 12,6 millones personas con trabajo están incluidas las que trabajan en negro. Es decir, que perciben un ingreso menor al que estipulan las negociaciones salariales y las paritarias; que no tienen ART que resguarde su salud si les ocurre algo; que no tienen obra social en medio de la situación indigna de la salud pública donde muchos deben hacer cola a las 4 de la mañana para conseguir un turno de atención en un hospital; que no tienen aportes sociales y están condenados a no tener una jubilación salvo que la demagogia los “beneficie” con una jubilación mínima como las que regaló el kirchnerismo, con un sistema previsional estuviera quebrado.

También son contabilizados como ocupados a aquellas personas que, tal vez, una semana antes de la medición hicieron una changa por la que recibieron dinero por primera vez; o que quizás trabajan con sus padres unas horas en un negocio familiar, aunque no reciban ninguna paga.

De modo que, según la información oficial, de quienes tienen un trabajo, unos 3,3 millones están en negro; y casi 3 millones trabajan por cuenta propia, pero no a todos les va bien como para costearse una prepaga o llegar a fin de mes. A cerca de 1 millón de cuentapropistas, según cálculos privados, apenas les alcanza para llegar a fin de mes y no tienen cobertura de salud; allí se encuentran los monotributistas sociales que rondan los 500 mil y un sector de las categorías más bajas, A y B, que reciben un plan social como paliativo.

En síntesis, del total de gente con trabajo, 12,6 millones: sólo cerca de 6 millones tienen un salario digno con aportes y cobertura de salud; y unos 2 millones se las arreglan trabajando por cuenta propia. El resto, algo más de 5 millones, son informales o monotributistas de escasos o nulos ingresos que sobreviven con los planes sociales, o directamente son desocupados. Es decir que casi el 40% de la población ocupada vive con empleo, pero en condiciones indignas.

¿Contestará la duda de Cristina de por qué hay tantos planes sociales con un 7% de desocupación? Por las dudas, hay un dato más. Una familia con dos chicos necesita cien mil pesos por mes para no ser pobre. Es tan grave la crisis que la gestión de Alberto y Cristina agravó el nivel inflacionario que heredó de Macri. Al punto que muchos trabajadores que hoy están en blanco son pobres, porque cobran menos que la canasta básica total. ¡Si Evita los viera!

Walter Schmidt

El Gobierno recibió dos alertas sobre el avión venezolano-iraní antes de que aterrizara en Argentina

 Hubo un alerta del delegado de la AFI en Paraguay a la central de Inteligencia en la que informaba sobre un avión sospechoso en la región. Y luego el propio Presidente recibió datos de la aeronave. 

El Gobierno Nacional recibió al menos dos alertas diferentes donde se informaba que un avión iraní-venezolano volaba por la región, se anticipaba que aterrizaría en la Argentina, y se destacaba que, entre su tripulación mixta, entre persas y caribeños, se podían encontrar vínculos con el terrorismo islámico. 

Uno de esos avisos fue escuchado en persona por el propio presidente Alberto Fernández cuando encabezaba la comitiva argentina que participó de la Cumbre de las Américas, en Los Ángeles.

El 9 de junio el Poder Ejecutivo conocía los primeros adelantos de una historia que causaría estrépito en la opinión pública varios días después.

El Jefe de Estado tuvo en los Estados Unidos decenas de diálogos con funcionarios norteamericanos. También estaba allí su par paraguayo, Mario Abdo Benítez, tal vez el mandatario más confiable para el Departamento de Estado en la región. Lo mismo para Israel.

Cuando en la Argentina se llenaba de preguntas sobre el avión, las respuestas llegaron desde Asunción.

Un Presidente suele escuchar mucha información que parece ser calificada. Secretos de Estado.

La Casa Rosada no pudo, no quiso o no supo manejar con profesionalismo y seriedad el affaire en Ezeiza con el avión iraní-venezolano. El país sufrió dos atentados terroristas. Permanecen impunes.

La segunda alarma informativa que llegó al Estado sobre este caso provino de Paraguay.

Esas dos alertas fueron previas a que el avión aterrizara en Argentina. ​

El delegado de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en ese país, un agente cuyo nombre se resguardará por el secreto de inteligencia, elevó a sus superiores especificaciones sobre un avión iraní que era hasta ese momento una sombra.

Todo ocurrió al poco tiempo que el gobierno de Abdo Benítez recibiera documentación desde los Estados Unidos e Israel donde se ratificaban del peor modo las sospechas más lógicas sobre esa nave y su gente.

El gobierno de Paraguay acudió a las agencias de Inteligencia de esas potencias internacionales cuando detectaron que la aeronave había aterrizado en un aeropuerto cercano a Ciudad del Este el 13 de mayo pasado. El Boeing informó que cargaría paquetes de cigarrillos por un valor de 755 mil dólares: debían trasladar esa carga hacia Aruba. Partió tres días después, el 16 de mayo. Las certezas llegaron justo cuando ya nadie quedaba en aquel país. Rumores no confirmados indican que ciudadanos iraníes partieron incluso en otros vuelos comerciales.

La tripulación de la nave estaba compuesta por siete iraníes y once venezolanos. Demasiadas personas para cargar tabaco en un Jumbo. Ciudad del Este es epicentro de financiamiento ilegal de la organización terrorista Hezbollah. Allí, en la Triple Frontera paraguaya-argentino-brasileña se tramó y ejecutó a distancia el atentado con bomba al edificio de la AMIA en Buenos Aires, el mayor ataque contra una entidad judía desde el Holocausto.


La factura de la Tacacalera del Este S.A. (Tabesa) que vendió las 70 toneladas de cigarrillos que transportaba el avión de Emtrasur de Paraguay a Aruba.

El Boeing ya estaba en otro lado. Los registros indican que fue a Aruba. Desde ese país voló hacia República Dominicana.

El lunes 6 de junio el Jumbo sospechado entró al espacio aéreo nacional. Se detuvo en Córdoba y el mismo día voló al aeropuerto Ministro Pistarini, Ezeiza.

Pasaron tres días de controles, encabezados por diferentes fuerzas de seguridad, cuyas autoridades parecían actuar con ahínco y dudas. Una metáfora de la gestión nacional.

Lo cierto es que, a pesar de las alertas, las autoridades nacionales le permitieron a iraníes y venezolanos salir del país con su avión sospechado y sospechoso.

El Boeing llegó a Ezeiza, salió de Ezeiza, volvió a Ezeiza. En un último intento por escapar del escándalo, la tripulación de un vuelo en el que Venezuela tenía interés en ayudar logró el permiso para despegar a Uruguay. Alertados por Asunción, desde Montevideo no le permitieron avanzar sobre el espacio aéreo uruguayo. Existió una comunicación desde la nave a Paraguay pidiendo aterrizar de nuevo en suelo de esa Nación. Fue denegado.

El plan original del vuelo era otro. El Boeing llegó desde México, con escala en Caracas, a Buenos Aires. Traía repuestos automotores.

La vuelta sería al día siguiente vía Bolivia para reponer combustible. Algo pasó y su tripulación se convenció que no llegaba hacia ese destino.

¿Por qué el Gobierno argentino le permitió a la tripulación salir a pesar de que la Casa Rosada conocía la trastienda macabra del avión?

Esa trastienda llega al terrorismo. A Irán. A un capitán, y a otros probables miembros de las fuerzas acusadas de volar la AMIA.

Hubo desacoples entre diversos organismos públicos sobre esa nave y sus tripulantes.

El "relato" oficial sobre el supuesto desconocimiento de lo pasaba con esa nave singular, y más aún, el énfasis de los voceros K que buscaron instalar la increíble ingenuidad del argumento que afirma que nada podía hacerse con el Boeing, y tampoco respecto a quiénes llegaron en él, porque los papeles de todos y todo estaban en regla. Eso se dijo, como si los grupos terroristas alguna vez buscaran entrar a los países con personas con antecedentes penales en los sistemas oficiales de las naciones.

La AFI alertó lo que se supo en Paraguay antes de que casi el mismo mecanismo del vuelo se repitiera en Buenos Aires.

Justo en esos días el organismo que reúne y analiza la información de Inteligencia cambiaba de jefe. Se iba Cristina Caamaño y llegaba Agustín Rossi. Es una situación traumática que ocurra cada vez que la política modifica la cúpula del servicio secreto.

Clarín está en condiciones de afirmar que el informe que anticipaba detalles sobre el avión pasó por diferentes áreas internas de la AFI.

La secretaria de producción de Inteligencia. La subsecretaría de producción de Inteligencia. El área encargada de la Triple Frontera. La dirección de terrorismo. Y la de Exterior. ¿Qué pasó entonces?

Los agentes y ex de carrera de la AFI están desahuciados porque la ahora ex interventora, Caamaño, destrozó lo poco que quedaba entre el espionaje profesional.

"Doce agentes, no más", enumeró uno de los viejos jefes de la AFI sobre cuántos espías de hoy pueden hacer bien su trabajo.

Los caminos judiciales de la tripulación del Boeing se enfocaban justamente en la Inteligencia. Los cinco iraníes que llegaron en el avión de Emtrasur a la Argentina tienen miedo. No salen del hotel en el que pasan sus días sin pasaportes, imputados por la Justicia por sus nexos con la Fuerza Al Quds, de la República Islámica de Irán, el brazo armado de los llamados Guardianes de la Revolución.

Los Quds impulsan acciones de terrorismo para expandir la revolución extrema del Islam fuera de su país. Tienen miedo, los iraníes, dejaron trascender a las autoridades nacionales, que les ofrecieron seguridad para visitar una mezquita si es que quisieran realizar allí sus actos de Fe. Lo rechazaron. Los once venezolanos que también eran parte de la tripulación del Boenig 747-300, matrícula YV353, se dejan llevar por otros sentimientos. Su ánimo es diferente al de sus compañeros de vuelo. Una rareza, o no: al menos siete de ellos tienen formación militar. Uno, incluso, llegó al grado de teniente coronel de la aviación bolivariana.

El principal investigado en esta trama, el capitán Gholamreza Ghasemi, piloto del avión de la polémica desde que éste era formalmente usado por Irán, es señalado en informes de Inteligencia del FBI como integrante de Al Quds. La evidencia que recogieron los investigadores judiciales indican además que existen pruebas documentales que demuestran la pertenencia del capitán al terrorismo.

Ghasemi trabaja o trabajó en la red aeronáutica de las empresas de ese país: Mahan Air, Irán Air, y sobre todo Qeshm Fars Air. La flota de esta última compañía trasladó miles de terroristas libaneses, siempre bajo control de Irán, para ayudar al sirio Bashar Al Assad en su combate contra Israel y contra insurgentes internos. Esos mismos aviones cargaron armas también a Damasco, afirma el Estado de Israel. Para los Estados Unidos, Ghasemi es un terrorista. Para la Argentina, podría serlo.

Los investigadores de la causa se inclinan a seguir otra pista preocupante: la nave voló sobre la región, se detuvo en la Argentina y antes en Paraguay, entre otros países, cumpliendo misiones de espionaje. La causa que tramitan el juez Federico Villena y la fiscal Cecilia Incardona se inició bajo hipótesis de que los involucrados son protagonistas de una historia terrorista. El espionaje, o el contra espionaje iraní, es quizás la principal pista que siguen los funcionarios judiciales. El juez Villena es un especialista en terrorismo. Desde su juzgado de Lomas de Zamora impulsó decenas de causas contra diversas personas y agrupaciones que ingresaron a la Argentina como parte de las redes que esparcen muerte por fanatismos religiosos.

¿Podría Ghasemi transformarse en un testigo impensado del caso AMIA?

Él y el avión pasarán mucho más tiempo en Buenos Aires.

Se dijo, los iraníes detenidos aquí muestran su miedo. ¿A enemigos internacionales? ¿O a su propio régimen que no admite errores entre sus jefes que instalaron en buena parte del mundo bases de Inteligencia y de formación de cuadros capaces de inmolarse por su causa?

El fiscal Alberto Nisman, igual que el espía a cargo de AMIA, Antonio Stiuso, ya describieron en sus informes este modus operandi.

Aviones iraníes pasan a manos de Venezuela. El régimen de Nicolás Maduro les abrió así rutas hacia nuevos destinos, antes hostiles. Argentina es considerada un país "amigo" por el chavismo. Al menos hasta ahora.

Mientras tanto, la Justicia avanza en secreto.

El Boeing 747-300, matrícula YV3531, habla. Es una metáfora y no tanto. Sus cajas negras registraron los diálogos de sus tripulantes.

Nicolás Wiñazki

La colosal fortuna que tienen los argentinos fuera del radar de la AFIP

 

Son más de US$360 mil millones en billetes o invertidos en fondos y monedas extranjeras. Cómo se fue acumulando semejante cifra.


Los argentinos tienen sin declarar más de US$ 360.000 millones, de acuerdo con estimaciones oficiales difundidas hoy.

Una parte de esos fondos está en bancos del exterior, alejada del radar del Fisco argentino, o fuera del sistema bancario local.

Otra buena parte está en billetes, la mayoría en cajas de seguridad, en propiedades o inversiones financieras en el exterior, y en acciones o títulos de deuda de gobiernos o empresas extranjeras.

En total suman 362.258 millones de dólares (sin contar las reservas del Banco Central), una cifra que se asemeja a la deuda pública nacional, según un informe del INDEC del primer trimestre de este año.

Están en billetes o invertidos en fondos y monedas extranjeras, buena parte directamente no declarados, que por la vía de la salida de capitales se fueron acumulando a lo largo de los años fuera del sistema financiero local.

Son US$ 14.383 millones más que un año atrás, cuando se estimaba en US$ 347.875 millones.

Gran parte de esos activos está en billetes de monedas extranjeras y depósitos, primordialmente en dólares, en cuentas del exterior, en cajas de seguridad o "bajo el colchón": son US$ 243.511 millones, declarados o no.

Un año atrás sumaban US$ 235.243 millones, por lo que tuvieron un incremento de US$ 8.268 millones.

En el arranque de 2020 eran US$ 227.730 millones, mientras en 2015 sumaban US$ 153.309 millones y en 2006, US$ 74.282 millones.

Todos estos números ilustran la fuga de capitales, que se fue acrecentando año tras año.

En parte fue una actitud defensiva ante arrebatos normativos -la conocida inseguridad jurídica- de distintos gobiernos, desde pesificación de depósitos, canje compulsivo por bonos, corralito, cepo y otros.

En 2016 se impulsó un blanqueo que logró regularizar algo más de 100.000 millones de dólares.

Los datos surgen de movimientos de la compraventa de moneda extranjera del sistema bancario y financiero, de la entrada y salida de fondos y capitales que se cursan a través del Banco Central, y de datos suministrados de bancos y entidades del exterior acerca de activos que tienen los argentinos en sus países.

Escrito por 
NA - Buenos Aires, Argentina

Cómo funciona la app Blinkay, el nuevo sistema digital para pagar el estacionamiento en la Ciudad

 Desde hoy entra en vigencia la aplicación para estacionar en CABA. ¿Qué hacer en caso de que no se pueda abonar de manera virtual?


Rige en un área que se extiende por los barrios de Retiro, Monserrat, San Nicolás, San Telmo, Recoleta y Balvanera, donde se podrá pagar el estacionamiento con una una modalidad virtual.

Cómo funcionará el nuevo estacionamiento medido de manera digital en CABA

El nuevo sistema implica que, una vez estacionado el vehículo, se debe ingresar a la app Blinkay, marcar la ubicación, seleccionar la patente, la forma de pago y el tiempo que se utilizará.

Habrá dos opciones para abonar de manera digital:

  • El prepago, mediante el cual se elige la cantidad de horas que se quiere estacionar y se paga el total por adelantado.
  • El pospago, donde se selecciona una cantidad de horas deseadas, a partir de lo cual se inicia la sesión de estacionamiento.

"En ambas opciones Blinkay le enviará un aviso cuando le queden cinco minutos. Además, va a tener la posibilidad de ampliar el tiempo de estacionamiento cuando quiera", precisaron desde la administración porteña.

¿Qué alternativa tienen los conductores que no puedan acceder al pago virtual?

No obstante, aquellas personas que no cuenten con celular o medios de pago virtuales, o que prefieran seguir realizando el pago en efectivo, podrán recurrir a comercios que estarán identificados con un sticker y, en la web del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, habrá un mapa indicando dónde se encuentran ubicados.

En relación a los vecinos que aún tengan las fichas que se utilizaban hasta el pasado sábado en los parquímetros, el Gobierno local detalló que pueden acercarse a la Dirección General de Planeamiento, en Avenida Martín García 364, donde se reciben un máximo de cinco cospeles por persona.

Rige el nuevo estacionamiento en CABA: cómo evitar las multas

La verificación del estacionamiento medido, en tanto, estará a cargo de agentes de tránsito que circularán a bordo de motocicletas con cámaras que irán registrando las patentes de los autos y verificará el pago.

Cuando la persona abone la tarifa quedará asentado en el sistema digital, lo que hará que quede fuera de la posibilidad de recibir una multa ante la fiscalización.

Pero, cuando se detecte la falta de pago, el sistema dará 15 minutos de tolerancia y pasado ese tiempo, la patente será enviada al centro de procesamiento para realizar la infracción correspondiente.



a24

Revés judicial para el Padre Grassi: ampliaron la condena y deberá estar preso hasta el 2028

 La Cámara de Apelaciones de Morón hizo lugar a un recurso presentado por la querella. El sacerdote cumple una pena de 15 años que debía terminar en agosto del 2026.

La condena de 15 años de prisión al sacerdote Julio César Grassi por abuso sexual de un menor en la Fundación Felices los Niños, que el dirigía, fue ampliada hasta el 30 de mayo de 2028, informó el abogado querellante Juan Pablo Gallego.

La condena del Tribunal Oral de Morón regía hasta 2026, pero la Cámara de Apelaciones de la sala 1 de Morón hizo lugar a un recurso presentado por Gallego por el "mal calculo de la pena", ya que la misma "no rige desde el 23 de octubre del 2002 -día en que Grassi se profugó- por lo que no le cabe el beneficio del 2 por 1".

El abogado de la querella sostuvo en la apelación que el cómputo de la pena que dejaba libre a Grassi “violaba las garantías de la víctima” por la aplicación del 2X1 que “emergía de una norma no vigente”.

“Es una persona que ha costado doblegar, que ha tenido y sigue teniendo un fuerte apoyo del bufete de abogados. Costó muchísimo llevarlo a juicio, no podía admitir que este computo errado lo beneficiara con el daño tremendo que provocó”, expresó.



diario26

La Unión Europea pone fin a la venta de autos de combustión

 Los 27 aceptaron dar luz verde en el futuro a permitir tecnologías alternativas como los carburantes sintéticos o los híbridos recargables.


Los 27 países miembros de la Unión Europea aprobaron en la madrugada del miércoles (noche de martes de Argentina) el proyecto del ejecutivo comunitario para prohibir la venta de coches nuevos de combustión para 2035 y reducir las emisiones a cero.

A petición de algunos países, como Alemania e Italia, los 27 aceptaron dar luz verde en el futuro a permitir tecnologías alternativas como los carburantes sintéticos o los híbridos recargables si permiten alcanzar el objetivo de suprimir totalmente las emisiones de gas de efecto invernadero.

La Comisión Europea señaló que si una empresa no incluye la lucha contra el cambio climático entre sus prioridades, tendrá cada vez más complicado acceder y operar en el mercado europeo, el más poderoso del mundo por población (casi 450 millones de habitantes) y poder adquisitivo.

 

Autos eléctricosAutos eléctricos, el futuro. Foto: internet.

 

Anuncio de la medida

Una de las señales más claras está dirigida a la industria del motor. Bruselas ha propuesto que a partir de 2035 no se puedan vender turismos ni furgonetas nuevos que emitan dióxido de carbono, lo que en la práctica significa vetar los motores de gasolina, diésel, gas e híbridos.

La Comisión se alinea así con lo que ya estaban proponiendo algunos países —España en su nueva ley de cambio climático había fijado ese veto para 2040—, con lo que varias firmas europeas, como Volvo o Volkswagen, habían puesto sobre la mesa y con las preferencias que están mostrando en gran medida los consumidores.

La medida es un mensaje a los fabricantes europeos para que aceleren su transformación hacia el coche eléctrico y una advertencia a las firmas de fuera del continente para que cambien si quieren seguir operando en Europa.



diario26

Elisa Carrió: "Cristina Kirchner está desesperada porque saben que van a un choque"

 

La líder de la Coalición Cívica repartió críticas a propios y extraños. Cuestionamientos a la interna del Frente de Todos, vaticinios sobre la situación judicial de Cristina Kirchner y pedido al interior de Juntos por el Cambio para dejar de lado las candidaturas ante la difícil situación del país.



Luego de recorrer "10 mil kilómetros por todo el país" en auto, Elisa Carrió reapareció en televisión confirmando que agosto será un mes complicado para el país. Además, analizó la interna a cielo abierto del Frente de Todos y cuestionó a la dupla presidencial compuesta por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner

La líder de la Coalición Cívica-ARI habló en la noche de este martes y avisoró un complejo panorama para la sociedad argentina. Dentro de su análisis incluyó la interna oficialista, un supuesto choque que se generará entre organizaciones sociales e intendentes y además, la pérdida de legitimidad del gobierno actual. 

Vamos a un tiempo terrible: no los puedo engañar. Vine a decir la verdad y me retiro”, comenzó Carrió. En una charla extendida de casi 40 minutos, la ex diputada lanzó sus verdades reveladas luego de "hablar con economistas" en los que confía y recorrer kilómetros de territorio nacional.

La fricción entre movimientos sociales e intendentes va a ser terrible, están abriendo un problema de una magnitud y, en conflicto, en el mismo momento que tenes que renovar dólares”, analizó, adelantando un "combo explosivo" de problemas para el oficialismo falto de legitimidad. 

Para Carrió, en la coalición panperonista "están abriendo todos los frentes al mismo tiempo, y lo que necesitan es estabilidad en el frente para generar confianza, para que le renueven”. También reconoció que sus asesores en economía le explicaron que “ya están usando encajes de los dólares que están en los bancos”.

Carrió le reclamó al Presidente no haber formado el "albertismo"

Al comienzo de su alocución, Elisa Carrió recordó la instrucción que dio a sus correligionarios en el Congreso para que apoyaran el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero sostuvo que en el tiempo venidero el Gobierno Nacional ya no tiene margen de mejora.

La referente de origen radical expresó que agosto es “clave por la fecha de los vencimientos” de la deuda y detalló que “en general el cuello de botella está en septiembre, pero la sociedad anticipa”.

“Lo que sabe todo el país es que ya no hay más dólares, y la confianza para renovar deuda en pesos se terminó”, agregó. También ahondó sobre esta falta de presencia oficialista en el discurso social. Por eso reconoció que Alberto Fernández tiene el 17% de aprobación y “está en caída libre y no tiene acuerdos con gobernadores”.

La CGT suspende el acto con Alberto Fernández aunque el Gobierno insiste en que se realizará

Hoy no existe el Presidente de la República”, lapidó. “No acierta con una medida, y no se enfrenta con las medidas que deberían hacerse”, agregó, además de reconocer que su debilidad política decayó porque no se apoyó en la Liga de Gobernadores. 

Qué dijo Carrió sobre Cristina Kirchner

Para la ex candidata presidencial, hay una estrategia clara de la Vicepresidenta de tender puentes y conformar un espacio competitivo contra la oposición, aunque descontando la presencia de Alberto Fernández. 

“Está usando esto para ver si ganan controlando el voto de los intendentes, y para desarticular a Juntos por el cambio”, sostuvo, en referencia a los últimos dichos públicos de CFK contra el Movimiento Evita. "Cristina Kirchner está desesperada porque saben que van a un choque", aseguró.

Luego habló de su situación judicial y de la "Causa Vialidad", donde se acusa a la titular del Senado por sobreprecio en la obra pública. Para Carrió, Cristina Kirchner “va a llegar a los 70 años con condena firme”, aunque ya “vive en prisión domiciliara” porque “De Juncal no puede salir”.

La vicepresidenta Cristina Kirchner

Carrió y la oposición de Juntos por el Cambio

Para "Lilita", la oposición debe estar a la altura de este momento frágil del gobierno y la complejidad de la situación del país. Por eso, develó que le pidió a sus políticos más cercanos que se tomarán al menos dos semanas de vacaciones para el tiempo que se viene. 

“Dejen de viajar, de dar conferencias, dejen de hacer política para el año que viene porque guarda que la crisis exige mucha responsabilidad de la oposición”, pidió.

Si bien consideró que la oposición está unida, dijo que la falta de confianza también golpea a JxC. “Les estoy diciendo que no adelanten candidaturas. Si el iceberg está ahí, ¿para qué vas a estar pensando en el año que viene? El problema es hoy”, dirigió un dardo hacia Patricia BullrichHoracio Rodríguez Larreta y Miguel Pichetto, los referentes cambiemitas que ya muestran sus precandidaturas. 

Agregó también que mantuvo reuniones con el Jefe de Gobierno porteño, el gobernador Gerardo Morales y el jefe de la bancada de Juntos por el Cambio en diputados, Mario Negri. “Con Mauricio Macri no pude hablar porque está de viaje en Costa Rica”, agregó. 

 20220612_bullrich_macri_prensabullrich_g

Por otro lado, pidió bajar la belicosidad por parte del armado opositor. “La sociedad pide a veces ser halcón, pero no es momento de halcones, es momento de templanza”, advirtió. “Si se siguen repartiendo los cargos, siguen haciendo fiestitas, y nos agarra entretenidos, sin entereza, sin templanza", analizó. 

Lo que puede hacer la oposición es tener más consistencia, suspender las candidaturas, no estar entretenidos, haciendo actitos y actitos”, inquirió a los presidenciables opositores. 

Avión venezolano en Argentina

“Hay venezolanos, cubanos e iraníes, ligados a inteligencia, que están entrando desde Ciudad del Este por un campo en Formosa, perteneciente a un alto funcionario de esa provincia”, disparó la líder del ARI, sin dar nombres propios. 

La causa por el avión venezolano que llevaba 14 ciudadanos de ese país junto a cinco iraníes continúa siendo investigada por la justicia argentina y la pista de lazos terroristas es una de las hipótesis que se manejan. 



perfil

El “efecto dólar” ya hace subir el precio de los autos hasta un 8%

 

En un mercado revuelto, la incertidumbre afecta tanto a los compradores como a los vendedores. En las concesionarias hay poco movimiento.


El salto del dólar blue sacude a toda la economía y el sector automotor es uno de los más sensibles a la cotización de la moneda estadounidense. Es por eso que desde hace algunos días, en las concesionarias de 0 km siguen de cerca su evolución.

La primera consecuencia de cimbronazo cambiario fue un enfriamiento de la demanda. En distintas agencias consultadas por Ámbito coincidieron en que esta semana los salones de ventas estuvieron vacíos. “A la mañana no vino nadie y creo que por la tarde va a ser peor” ironizó el gerente de una agencia ubicada en Capital Federal al ser consultado ayer al mediodía, cuando la cotización marginal se acercaba a los $340.

El titular de la asociación que agrupa a las concesionarias, (ACARA), Ricardo Salomé, señaló a Ámbito que “cuando se produce un cambio en la cotización tan marcado, el consumidor espera se estabilice el valor en una meseta. No sale apurado a comprar. Es por eso que la demanda está más tranquila.”

Es cierto que el mercado tiene un comportamiento dispar. Hay marcas y modelos que están muy demandados, pero otros están con menor presión compradora. Esto hace que se mantengan sobreprecios en algunos modelos, aunque en otros comienzan a reducirse o desaparecer. “Se está empezando a ver algunos descuentos en modelos puntuales”, afirmó Salomé.

Hay que tener en cuenta que los 0 km vienen aumentando a un ritmo de 5% mensual, en promedio, desde fines del año pasado, mientras el dólar paralelo se mantuvo estable durante varios meses. Esto implica que los autos se encarecieron en dólares durante este tiempo y este salto es una corrección.

La expectativa está centrada en lo que sucederá con los precios de los 0 km en julio ya que el tipo de cambio oficial subió a un ritmo mayor. Esto más allá de que muchos modelos se venden al valor de los dólares financieros. Se cree que las listas del mes que comienza en dos días pueden tener un ajuste por encima de los últimos meses. En las automotrices están siguiendo de cerca lo que sucede con el dólar para definir su estrategia comercial. Ya hay marcas que anticipan aumentos de alrededor de 8%

Un dato a tener en cuenta es que el mercado de este año rondará las 380.000 unidades, debido al faltante de modelos, pero la demanda está sostenida para un volumen de cerca de 450.000.

“Para mantener la relación de precios de los autos de noviembre del año pasado, el blue tendría que estar en $260” explicaron en una agencia.

Es por eso que el mercado está dividido entre la especulación y la incertidumbre. Como continúa el faltante de 0 km, tanto importados como nacionales, la demanda sigue por encima de la oferta y las unidades que hay se vende,

En el sector consideran que hay que esperar unos días para ver cuál es el nuevo punto de equilibrio del dólar para que se normalice la demanda real.

“Siempre aparecen interesados en tratar de comprar cuando salta el dólar, pero como no tenemos unidades para venden, no hay oportunidad de hacer diferencia. Son casos aislados que no entienden cómo funciona el mercado.



ambito

El ministro de Economía alemán advierte sobre el cierre de la industria en medio de la escasez de gas

 Habeck dice que la situación estará apretada este invierno. "Como si el dolor de cabeza de la inflación no fuera lo suficientemente malo, Alemania se enfrenta a un doble golpe con Rusia cortando el suministro de gas a Europa. Habeck advierte que ciertas industrias tendrían que cerrar si no hay suficiente gas y eso es prácticamente un preludio de un posible racionamiento de gas en el país, que ahora está a un paso", afirma Justin Low.



capitalbolsa

Trenes propulsados ​​por hidrógeno se utilizarán en la región de la capital de Alemania

 Siemens Mobility construirá varios trenes propulsados ​​por hidrógeno para una red en la región metropolitana de Berlín-Brandeburgo en Alemania, en el último ejemplo de cómo se utiliza la tecnología basada en hidrógeno en el transporte ferroviario.

En un comunicado el lunes, Siemens Mobility dijo que el operador ferroviario Niederbarnimer Eisenbahn le había encargado que proporcionara siete de sus trenes Mireo Plus H. Los vehículos de dos vagones utilizarán celdas de combustible y baterías de iones de litio, y su entrega está programada para el otoño de 2024.

Está previsto que las operaciones en la red Heidekrautbahn comiencen en diciembre de 2024. Además, el pedido incluye un contrato de servicio y repuestos de 10 años que se extiende hasta 2034.

Siemens Mobility, que es una empresa gestionada por separado del gigante industrial Siemens, dijo que los trenes proporcionarían una “movilidad completamente libre de emisiones de CO2” y tendrían una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora (alrededor de 99 mph).

La firma ha dicho anteriormente que el rango de Mireo Plus H está entre 600 y 1,000 kilómetros. “Al cambiar de diésel a hidrógeno, Heidekrautbahn reducirá sus emisiones anuales de CO2 en alrededor de tres millones de kilos y ahorrará 1,1 millones de litros de diésel”, dijo la compañía el lunes.

El despliegue de trenes impulsados ​​por hidrógeno en la red es parte de un proyecto piloto conjunto que está siendo financiado por los estados de Berlín y Brandeburgo, así como por el gobierno federal.

Descrito por la Agencia Internacional de Energía como un “portador de energía versátil”, el hidrógeno tiene una amplia gama de aplicaciones y se puede utilizar en una amplia gama de industrias, incluido el transporte.

Según la AIE, el ferrocarril representa “uno de los modos de transporte con mayor eficiencia energética”. Es responsable del 9% del movimiento mundial de pasajeros motorizados y del 7% del transporte de mercancías, dice la AIE, pero solo representa el 3% del uso de energía del transporte.

Sin embargo, depende en gran medida del petróleo, que representó el 55% del consumo total de energía del sector en 2020. Según el escenario de la AIE para un sistema de energía neta cero para el año 2050, el uso de petróleo en el ferrocarril tendría que caer a “casi cero” a mediados de siglo.

Siemens Mobility es una de varias empresas que han estado trabajando en trenes que utilizan hidrógeno. Otros incluyen East Japan Railway y el fabricante ferroviario europeo Alstom . Este último ya ha transportado pasajeros en Alemania y Austria en trenes de hidrógeno.

CNBC