https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Gestores de fondos del BofA: Temor a una recesión mundial

 Ahora, el principal temor de los consultados es la llegada de una recesión mundial, una posibilidad que se ha impuesto, por encima de la guerra de Ucrania, como el gran riesgo que perciben los participantes en este momento.

La encuesta a gestores que realiza Bank of America todos los meses es especialmente pesimista en esta ocasión. Los 329 participantes están más preocupados que nunca por el crecimiento económico, ya que los resultados reflejan el mayor pesimismo hasta la fecha de cara a que en los próximos 12 meses la economía mundial siga expandiéndose.

Por primera vez los gestores son más pesimistas con las perspectivas económicas de lo que llegaron a ser en el peor momento de la crisis financiera de 2008.

Ahora, el principal temor de los gestores ya es la llegada de una recesión mundial, una posibilidad que se ha impuesto, por encima de la guerra de Ucrania, como el gran riesgo que perciben los participantes en este momento.

El proceso de normalización de la política monetaria de los grandes bancos centrales del planeta tiene un papel fundamental en el pesimismo de los gestores. El riesgo de que los señores del dinero cometan un error alcanzó cotas nunca vistas, recuperando el temor de que los bancos centrales patinen en los próximos meses, y que su estrategia de retirada de estímulos termine contribuyendo a hacer descarrilar la recuperación de la economía mundial que comenzó en 2021.

Ahora, de media los gestores esperan que la Fed lleve a cabo siete subas de tasas este año, tres más de las que esperaban el mes pasado, y consideran que el proceso de normalización terminará en algún momento de la primera mitad del año que viene. Si se tiene en cuenta el miedo a la recesión que existe ahora, parece que sería entonces cuando el crecimiento económico podría sufrir especialmente el impacto de la guerra, el de la inflación y el de la normalización monetaria.

El riesgo de estanflación

Ya en marzo los gestores dejaron claro que el peligro de entrar en una situación de estanflación es real, y en abril han confirmado estas perspectivas. Un 66% neto (el porcentaje de los gestores que lo espera, menos el porcentaje de aquellos que lo descartan) de los encuestados espera que el crecimiento económico sea inferior a la tendencia en los próximos meses, al mismo tiempo que la inflación sea superior a la media. Es un nuevo máximo desde la crisis de 2008, cuando el porcentaje neto llegó a superar el 80%.

Aunque las perspectivas de entrar en estanflación son cada vez mayores, los gestores también esperan que las tasas de inflación que se están viendo actualmente vayan suavizándose con el paso de los meses. Una mayoría de los encuestados así lo cree, el 40% neto de los participantes en la encuesta; además, si en marzo era un 51% de los encuestados los que esperaban que la elevada inflación vaya a ser un fenómeno «permanente», este porcentaje se ha reducido en abril hasta el 49%.

En cuanto al posicionamiento de las inversiones de los gestores, este mes continúan inclinándose por aquellos activos que, en principio, funcionarían mejor en este escenario de estanflación, momentos en los que el crecimiento económico se deteriora al mismo tiempo que la inflación se mantiene en cotas elevadas.

Materias primas y salud

En este contexto, no es de extrañar que el sector de las materias primas sea el más sobreponderado en abril en las carteras de los gestores; con un 40% neto de gestores reconociendo que están muy expuestos al sector de los recursos básicos. 

En segundo lugar, aparece el sector salud; con casi el mismo porcentaje neto de sobreponderación que el de materias primas. En tercera posición, se mantiene el sector de la energía; en cuarto, el de los materiales y en quinto el de los bancos.

Por el contrario, los bonos son el activo más infraponderado en este momento en las carteras de los gestores, con casi un 70% neto de infraponderación. El sector del consumo cíclico es el segundo más denostado en este momento.

Sin embargo, donde se ha notado un mayor rechazo por parte de los gestores es en la bolsa europea. Si se tiene en cuenta el posicionamiento actual, frente a la media que han mantenido en los últimos 10 años, la bolsa europea es la que sale peor parada, seguida del sector industrial, y de los bonos en tercer lugar.

La otra cara de la moneda está siendo la bolsa estadounidense, la única región en la que los gestores reconocen estar sobreponderados en este momento. Ni los emergentes, ni Reino Unido, ni Japón, ni Europa, tienen buenas perspectivas en este momento para los encuestados.

Fuente: ElEconomista.es