https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Vidal presentó paquete de “alivio” bonaerense

Con los objetivos declarados de “aliviar el bolsillo de los bonaerenses” y “continuar ayudando a las pymes”, la gobernadora María Eugenia Vidal anunció hoy por la mañana un paquete de medidas en línea con las que hace una semana comunicó el Gobierno Nacional. Para intentar encontrar un remanso en medio de la crisis económica, el gobierno bonaerense presentó el regreso de los descuentos en supermercados para compras de alimentos con tarjetas del Banco Provincia, el congelamiento de la tarifa eléctrica en el territorio provincial y un tope para las cuotas de los créditos UVA, a lo que se suman una ley de promoción de la competencia, líneas de crédito y una moratoria para favorecer a las pymes.

La gobernadora hizo el anuncio formal del paquete de medidas a las 11, en la Casa de Gobierno de la provincia. En diálogo con El Economista, un alto funcionario del gobierno de Vidal definió la serie de iniciativas como “una señal en línea con lo nacional, pensando en la clase media y las pymes”.


En el paquete de propuestas del gobierno provincial, a las que accedió este diario, la medida más amplia es la del regreso del descuento de 50 % “en compras con las tarjetas Visa Débito, Visa Crédito y MasterCard Crédito del Banco Provincia”. Se aplicará con un tope de reintegro mayor al que se había utilizado hasta ahora (pasa de $ 1.500 a $ 2.000) “el tercer y cuarto miércoles de cada mes hasta noviembre de 2019”.


El beneficio para compras con tarjetas del Banco Provincia regirá para “alimentos en general (incluyendo los alimentos frescos); frutas y verduras; cortes seleccionados de carne vacuna (tapa de asado, paleta y roast beef); todos los cortes de cerdo (origen nacional); bebidas sin alcohol y productos de limpieza”. A esa lista se sumarán todos los productos de Precios Cuidados. Algunas de las cadenas de supermercados adheridas al beneficio son Coto, Día, Carrefour, Jumbo, Disco y Vea, y regirá para las sucursales bonaerenses y también de la ciudad de Buenos Aires. En cuanto a la tarifa eléctrica, Vidal anunció que no habrá incrementos en las boletas que recibirán los habitantes de la provincia de Buenos Aires en lo que resta del año. La provincia congelará el valor de la distribución de red, lo que se sumará a la suspensión de aumentos en la tarifa de la generación de energía eléctrica anunciado hace una semana por los ministros nacionales Nicolás Dujovne, Dante Sica y Carolina Stanley.

Los créditos hipotecarios UVA son otro ítem alcanzado por el paquete de “alivio” de Vidal. Este tramo del grupo de medidas tiene tres componentes, según el texto al que accedió este diario: “Un mecanismo de evaluación para que las cuota de los créditos hipotecarios desde hoy y hasta al 31 de diciembre no exceda el 30% del salario; la suspensión de ejecuciones hipotecarias por un año, y la condonación de intereses punitorios”.

Según pudo saber El Economista, el paquete de medidas se analizó hasta ayer, cuando se recibieron propuestas de ministros y se terminaron de definir los lineamientos de las iniciativas. El jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, estuvo a la cabeza de estos encuentros.

El gobierno bonaerense apoyaba un giro hacia cierta heterodoxia económica y puertas adentro quedó satisfecho con las medidas que lanzó el gobierno de Mauricio Macri hace una semana, con los ministros Dujovne, Sica y Stanley como caras visibles de esos anuncios.

Más allá de las medidas destinadas a la población en general, las decisiones que hizo públicas Vidal tienen también como objetivo a las pymes. El gobierno bonaerense asegura que debe “continuar ayudando a las pymes para que puedan sostener el empleo y continuar produciendo”. Para ello, buscará favorecerlas con una ley de competencia, líneas de crédito y una moratoria.

A tono con el debate alrededor de varios proyectos de “ley de góndolas”, que se inició ayer en la Cámara de Diputados, Vidal lanzó su proyecto de “ley para la promoción de la competencia”. Con el foco en las pymes, la iniciativa establece que en las góndolas se deberá reservar “un 10 % de espacio para productos de pymes”.


El proyecto de ley bonaerense para fomentar la competencia prevé que los mayoristas, grandes superficies comerciales y cadenas de distribución alimenten sus góndolas “con productos de no menos de cuatro proveedores distintos por artículo”. En el texto oficial se asegura que, “de esta manera, los productos de una misma marca, proveedor o grupo económico de empresas no deben superar el 30 % del espacio de cada góndola”. También se exige una rotación periódica de la ubicación de la mercadería y propone sanciones por incumplimientos de los términos de la ley.

Los créditos que anunció Vidal están enfocados a las industrias textil y del calzado, dos rubros muy golpeados por la recesión. Por un lado, se anunció el lanzamiento de “una línea de descuento de cheques al 25 % hasta 120 días, para que no se corte la cadena de pagos”. Por otro, “y para impulsar su producción, una nueva línea de capital de trabajo para pymes de la industria textil y del calzado al 29 %, con tasa fija en pesos hasta doce meses”.

La moratoria para las pequeñas y medianas empresas será para “deudas laborales no judicializadas con el Ministerio de Trabajo para 2019”. La letra chica de esta moratoria establece que “se condonará el 100 % de los intereses de las deudas y se abonará en un plan de pagos que va de los 6 meses a los 60” y que, al ingresar a este régimen, se suspenderán las medidas cautelares contra las empresas, por lo que “dejan de estar limitadas para ser proveedoras del Estado y acceder a líneas de crédito del Banco Provincia, que por deuda estaban impedidas para hacerlo”. Según el gobierno de Vidal, esta medida “aliviará a más de 30.000 pymes”.



eleconomista