EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO 27/02/2021 OBJETIVO: SOSTENER STATUS QUO - LION CAPITAL

Finalizamos el segundo mes del año con una estabilidad financiera que se puede considerar como un triunfo para el gobierno. El plan de sostener el status quo y no avanzar con grandes cambios durante este año electoral, parece ser la base sobre la cual se toman las decisiones políticas y económicas. Será importante escuchar al presidente el 1 de marzo cuando reabra las sesiones ordinarias del congreso, donde debería dar lineamientos de lo que será su gestión a lo largo del 2021. 

Durante esta semana que terminamos, se conoció que hubo superávit primario para enero y que durante las primeras 3 semanas de febrero no hubo asistencia del BCRA al Tesoro. A su vez, el impuesto a las grandes fortunas ayudará durante marzo a financiar el déficit y comenzará de a poco la etapa de liquidación de cosecha gruesa que se acentuará durante abril. 

Muchos bancos locales e internacionales han comenzado a ser más optimistas con los resultados fiscales esperados para la Argentina durante 2021. El mayor riesgo parece ser una nueva ola de COVID para el próximo otoño-invierno, que obligue al gobierno a endurecer restricciones y reinstaurar subsidios para empresas y familias, aunque si algo nos enseñó este virus es que es impredecible. 

El ministro Guzman había anunciado que preveía una devaluación del tipo de cambio oficial del 25%, aunque por ahora se mantiene un ritmo superior al 40% anualizado, ritmo que deberá desacelerarse durante marzo si no se quiere seguir generando presión sobre la inflación. En lo que respecta a la brecha (CCL contra oficial) se observó el efecto de venta de dólares (en parte para poder pagar el impuesto a la riqueza), lo que provocó que durante febrero el CCL cayera 3,5%. 

El dólar MEP también tuvo un mes con caída del 4%, ámbito donde las entidades públicas mantienen su intervención vía venta de bonos para evitar desbordes de la brecha. Por otro lado el BCRA anunció que se extenderá la COM A 7106, que exige a los corporativos a reestructurar sus deudas con vencimientos en moneda extranjera, dándoles acceso al MULC solo por el 40% de sus amortizaciones. 

El nuevo plazo será hasta diciembre de 2021 y también se redefinió el monto mínimo a partir del cual aplica esta restricción que es para deudas mayores a USD 2 millones. “Por ahora esta sumatoria de noticias no viene siendo priceada en la deuda hard dollar soberana, sino que la debilidad en sus cotizaciones continúa mostrando el desinterés que tiene el mercado para posicionarse en deuda argentina.

” PANORAMA E INVERSION 

Comienza a hablarse de la posibilidad de que el FMI distribuya entre sus socios nuevos DEGs (Derechos Especiales de Giro), los cuales se asignarían entre el 2do y 3er trimestre de este año. Para la argentina, esto significa recibir dólares “frescos” para fortalecer sus reservas netas, por un monto aproximado al 0,8% de su PBI. Por ahora esta sumatoria de noticias no viene siendo priceada en la deuda hard dollar soberana, sino que la debilidad en sus cotizaciones continúa mostrando el desinterés que tiene el mercado para posicionarse en deuda argentina. 

El GD41 sigue siendo la mejor opción de riesgo si se quiere optar por un posicionamiento en este tipo de instrumentos, combinando baja paridad, alto cupón hasta 2023 y un Indenture más protectivo que otros bonos (solamente GD38 y GD41 mantuvieron cláusulas legales más protectivas por ser los herederos del DICY y del PARY respectivamente). 

En paralelo mantenemos monitoreando las oportunidades de spread de legislación, que generan oportunidades de arbitraje, sobre todo entre GD30-AL30 (cuyo spread llegó a ser de 9% a principios de febrero y cerró febrero con 4%) y GD35-AL35. 

En el apartado de deuda en pesos, esta semana vencían $210 mil millones entre la Lecer X26F1 y la Lede S26F1 y el Mecon colocó $222 mil millones, rechazando incluso $12 mil millones en órdenes por una de las Lepases. 

El 49% de lo colocado ayer fue con los instrumentos CER a 2023 ($23 mil millones de valor efectivo) y 2024 ($85 mil millones), aunque damos por sentado que casi todo lo que entró al T2X4 fue del FGS, que según datos públicos cobraba más de $80 mil millones de la Lecer que vencía. El sector privado pareciera haber centrado su interés en las Letras más cortas, como es habitual. 

La desinversión que propusimos hace unas semanas en deuda dólar linked, favoreciendo instrumentos con ajuste por Badlar y CER fue una decisión acertada, donde la ventana de carry-trade que se abrió de corto plazo parece continuar siendo la opción correcta. Mantenemos una visión prudente sobre el posicionamiento en bonos en pesos, dado que siguen habiendo causales que pueden generar volatilidad en la brecha (tales como devaluación de países emergentes o la poca lluvia durante febrero que reduzca los rindes estimados de la cosecha). 

Los bonos BDC de CABA (buen crédito y buen devengamiento en pesos) y los PBY22 de PBA continúan siendo nuestras preferencias en bonos badlar, mientras que los CER de tramo medio, zona de la curva donde se mantiene un spread positivo de tasa real, puede tener espacio para comprimir así como lo hizo fuertemente el tramo corto. 

Por último, la deuda dólar linked todavía la vemos con cierto desinterés, sobre todo si el gobierno finalmente reduce el ritmo de devaluación del dólar oficial. Estratégicamente, pensando inversiones a mediano o largo plazo, si son una buena alternativa los bonos corporativos dólar linked, con plazos mayores a 2 años, donde las restricciones de liquidez hacen que coticen con spread positivos y esperamos que en ese plazo se produzca una devaluación en términos reales del dólar oficial (es decir que el dolar le gane a la inflación).