https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

A NEGOCIAR, OTRA VEZ

Finalmente, la Argentina presentó la propuesta oficial para los acreedores de títulos en moneda extranjera emitidos bajo legislación extranjera en el marco del proyecto de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa, por el cual el país planeaba reestructurar US$ 68.842 millones.
Tras la decisión de postergar por decreto los vencimientos de deuda en moneda extranjera que rigen bajo legislación local hasta el 31 de diciembre de 2020 o hasta que se consiguiera un avance considerable en la reestructuración de la deuda pública, el gobierno presentó los lineamientos para la reestructuración de la deuda externa. Los principales puntos de son:
  • Período de gracia para el pago de intereses y capital por tres (3) años de todos los títulos.
  • Cupón inicial de 0,5%, que crecería progresivamente por año hasta obtener una “tasa sostenible” y el cupón promedio será de 2,31%.
  • Reducción de capital de 5,4% sobre el stock total o US$ 3.600 millones.
  • Reducción del pago de intereses por 62% o US$ 37.000 millones.
La propuesta final consta de 10 nuevos bonos cuyos para reemplazar a los 21 bonos existentes actualmente. Los vencimientos van desde el año 2030 hasta el año 2047, y la vida promedio será de 14,3 años. Por su parte, las quitas de capital irán desde 12% hasta 5% y 0% en el caso de los bonos previamente reestructurados. Por último, los cupones promedio irán desde 0,64% hasta 2,45%, dejando el promedio previamente mencionado.
Al cierre del año 2019, el stock de deuda de Títulos Públicos bajo legislación extranjera, que es lo que el gobierno apunta a renegociar, alcanzaba un total de US$ 66.502 millones, es decir, un 47% del total de deuda en legislación extranjera o 21% del total de la deuda bruta. Del total de la deuda extranjera, 37,5% corresponde a los bonos que fueron canjeados en 2005 y 2010 (Discount y Pares) cuyo tratamiento será distinto porque no tendrán quita.
Las tasas promedio de los cupones de los títulos de deuda en moneda extranjera alcanza 4,9%, mientras que la nueva propuesta incluye un pago inicial del 0,5% hasta alcanzar una tasa tal que el cupón promedio promedia 2,33%, dejando así una merma de 2,57 puntos. Sin embargo, si la quita fuera igual para todos los bonos, los que más sufrirían este esquema sería los de largo plazo, dado que corresponden a los que más intereses restan por cobrar, por eso podría entenderse que el promedio de quita del 62% será una ponderación de la quita de intereses según distintos plazos.
Dentro de las frases claves que se destacaron en la conferencia del ministro de economía, resaltamos la inicial en la cual confirmó que no se llegó a un entendimiento con los acreedores y el gobierno sobre lo que resulta sostenible para la economía local, de lo que se interpreta que no hay un acuerdo en cual es la “exit yield” a la que deberá responder un posible acuerdo de reestructuración, donde se ubique nuevamente al país en una posición creíble de cara a sus compromisos futuros.
Haciendo un paralelismo con países que se encuentran en la condición de “Selective default” como hoy se encuentra Argentina, esa tasa rondaría más cera del 11%/12% que del 6% que dejó trascender el gobierno en los últimos días.


Las fechas clave
A partir de la presentación de hoy en la SEC, restarán 20 días para que los bonistas acepten o rechacen la actual propuesta de la Argentina en donde la posición del ministro de economía es que no habría una oferta superadora por parte del país. A su vez, el próximo miércoles 22 de abril el gobierno debería pagar US$ 503 millones en concepto de intereses de tres diferentes bonos en dólares que rigen bajo Ley Extranjera (BIRAD 21, 26, 46), para los cuales el aviso de pago debería estar días antes. A partir de entonces restarán 30 días (hasta el 22/5) correspondientes al período de gracia para que el gobierno pueda ejecutar el pago y no caer en un eventual default.
Tras el reperfilamiento compulsivo de las Letras y los Bonos en moneda extranjera bajo legislación local por US$ 9.989 millones, estimamos que la cantidad de vencimientos que debería enfrentar este año el gobierno entre intereses y capital con acreedores privados rondaría los US$ 8.897 millones, de los cuales US$ 3.294 millones corresponden a títulos de deuda, mientras que US$ 5.603 millones corresponden a Organismos Internacionales. El gobierno dejó trascender que no pagaría más deuda en moneda extranjera de aquí en adelante, lo cual deja dos escenarios: o se acuerda con los acreedores o se ingresa en un default total. Para todo tendremos respuesta en poco más de un mes.
La fórmula de la sostenibilidad de la deuda indica que el nivel de deuda sobre producto dependerá del crecimiento económico, la tasa de interés real de la deuda y el resultado fiscal. En la última presentación realizada por el ministro a los acreedores, estimó que con un crecimiento promedio de 2% (límite superior) y una tasa efectiva real de 5,5%, sería necesario un resultado fiscal positivo en torno a 3,1%, muy por encima de lo que Argentina es capaz de alcanzar.
Los bonos reaccionaron positivamente frente a la propuesta del gobierno, principalmente por la noticia de que se postergarán los pagos hacia los OOII y ello daría lugar a que el Tesoro pueda afrontar los pagos a acreedores externos y evitar un default innecesario por menos de US$ 4.000 millones. De todas maneras, restará por los próximos 20 días consensuar de qué forma argentina alcanzará los supuestos previstos y con qué nivel de deuda estos son compatibles.




invecq