La Ciudad celebró el derecho a jugar


El Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño celebró este martes el “Día del derecho a jugar”. Por ese motivo hubo 22 puntos de juego en donde se realizaron acciones de visibilización y sensibilización sobre la importancia de que todos los niños disfruten todos los días de un tiempo de juego y recreación.

Se propusieron intervenciones lúdicas en 22 lugares de la vía pública, cercanos a la zona de influencia de las 20 juegotecas, del Centro Lúdico, la Plaza Vaticano y la salida por primera vez del Ludo Micro,  que es un dispositivo de intervención en espacios públicos o sitios pertenecientes a organizaciones que utilizan el recurso de la recreación y el clown para la concientización ambiental llevada adelante en formato de función de circo y teatro; y que en esta oportunidad se incorporó a las acciones de la juegoteca Jacarandá. 

En el centro de la ciudad, la actividad se desarrolló en la Plaza Vaticano, Viamonte y Cerrito; allí se instaló un tobogán inflable gigante, dos paneles para tomarse fotografías, banners y clowns que invitaron a los adultos a romper con la rutina y a ser “promotores” del derecho a jugar. Además, en cada uno de los sitios de juego se repartieron mazos de cartas, juegos en papel y lápices.

Las Juegotecas son espacios gratuitos donde los chicos se encuentran a jugar con otros de su misma edad. Allí todos los chicos pueden disfrutar del juego libre como así también coordinado. Se puede utilizar gran variedad de juguetes y juegos, hacer talleres de plástica, música, teatro, títeres, organizar actividades especiales con los docentes y compañeros o salir de paseo. Cada juegoteca es diferente y tiene que ver con los intereses de los niños, los de su familia y los de su barrio. También se trabaja con otras instituciones de la zona para abordar en conjunto los temas relacionados con la niñez.

El Programa Juegotecas pertenece a la Dirección General de Niñez y Adolescencia, dependiente de la cartera social, y desarrolla actividades lúdicas en Juegotecas Barriales, Estaciones Saludables y Escuelas. Una juegoteca es un área de juego, donde se trabaja con niños y niñas entre 2 y 13 años que participan en encuentros de 2 horas entre dos y cuatro veces por semana, en un contexto institucional y con un equipo interdisciplinario de adultos a cargo. En la actualidad hay 20 sitios en la Ciudad, que reciben mensualmente a cerca de 1.300 chicos.

En tanto, el Centro Lúdico es un espacio de juego, innovación, capacitación e investigación,  dedicado a brindar los siguientes servicios: visita de niños de Nivel Inicial y Primaria “Juegoteca por un Día”, capacitación a adultos que realizan su práctica cotidiana con niñas y niños, Innovación en juegos y juguetes, desarrollo de ideas y proyectos, investigación sobre prácticas lúdicas e infancia y también se brinda formación a personas e instituciones que trabajen con niños y niñas, haciendo hincapié en la perspectiva de derechos desde las practicas lúdicas.

La Convención sobre los Derechos del Niño fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989. Junto con los requerimientos básicos de nutrición, salud, vivienda y educación, el juego es reconocido como parte fundamental del desarrollo integral de los niños y niñas. La República Argentina adhiere a la Convención y en el año 1994 le otorga rango constitucional.
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires dictó posteriormente, desde su Legislatura, la Ley 114 de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, reconociendo en su Artículo 30 el derecho de la infancia a la recreación, juego, deporte y descanso.
Finalmente, a través del Decreto N° 1436/05, la Ciudad instituye el 27 de septiembre como el Día del Derecho a Jugar a fin de “recuperar la idea del juego por el juego, es decir, no desde un valor instrumental, sino asumiéndolo como esencial para la construcción de la subjetividad del niño. De tal modo, el juego es participar, vincularse, expresarse, crear y deshacer, transformar y transformarse.”