https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Criptomonedas: 4 puntos para entender lo que pasó con TerraUSD y LUNA

 Días turbulentos para el ecosistema crypto. Cómo se originó esta crisis. Qué son las stablecoin que debían ofrecer mayor estabilidad y quién es el culpable del momento que muchos llaman el "Lehman Brothers" de las cripto.

Crisis, humo, fin de la burbuja o se acabó la mentira. Estas son algunas de las expresiones que se escucharon durante la semana a partir de la caída de TerraUSD, la stablecoin que arrastró a todo el universo de las criptomonedas.

Sin embargo, en los últimos años, especialmente durante la pandemia, el ecosistema crypto atravesó diferentes etapas. Unas fueron muy buenas, como la que llevó a Bitcoin a alcanzar su máximo valor histórico en 2021; y otras malas, que generaron diversas crisis.

Desde un tuit de Elon Musk hasta la prohibición del gobierno chino, los valores de las criptomonedas cayeron y subieron de la manera que caracteriza a un mercado altamente volátil.

Ahora, la causa es caída estrepitosa de la criptomoneda TerraUSD que, siendo una stablecoin, inició un derrumbe en su valor de hasta 99%, con la consiguiente pérdida para las inversiones de sus usuarios.

¿Qué es una stablecoin?

Las stablecoins son tokens emitidos en blockchain cuyo valor se encuentra vinculado a un activo externo, como las monedas nacionales o los minerales preciosos. Es decir, son activos que funcionan como representaciones digitales del dólar, el euro e incluso del oro; y pueden ser comprados o vendidos dentro del mercado de criptomonedas.

Estas monedas estables nacieron como una “solución” a la volatilidad característica de las criptomonedas nativas, como Bitcoin y Ether, que seducen con sus altos beneficios económicos, pero también asustan por las fluctuaciones constantes de su precio.

Estas stablecoin se utilizan, básicamente, para dos cuestiones: evitar las fluctuaciones del mercado crypto; y crear una pasarela de pagos sencilla de usar y con costos bajos de transacción.

¿Cómo funciona Terra - LUNA?

Terra es un ecosistema con una cadena de bloques, como lo son Bitcoin (con su token BTC) o Ethereum (con los ETH). En el caso de Terra, está diseñada para emitir stablecoins algorítmicas y, si bien existen varias asociadas a la plataforma, la más reconocida es TerraUSD o UST.

Estas stablecoins algorítmicas están respaldadas por el token nativo del ecosistema, que se llama LUNA.

Todas las stablecoins desarrolladas en Terra son de tipo algorítmicas, con garantía criptográfica. Estas stablecoins no están respaldadas por dinero fiat, sino que se basan en un algoritmo específico.

La blockchain Terra estaba pensada para el desarrollo de stablecoins y mecanismos de pago y, para eso, tenía su token nativo, LUNA. Es decir, se trata de una blockchain desarrollada para las finanzas descentralizadas (DeFi), para crear una red de pagos global, sencilla y poderosa. Y la estabilización del precio, se mantiene mediante un algoritmo y el token LUNA.

¿Una stablecoin en crisis?

Lo que llama la atención de la caída estrepitosa de esta semana es que comenzó con un criptoactivo que ofrecía –supuestamente- mayor seguridad: una stablecoin.

Se supone que las monedas estables algorítmicas, como la de Terra, al igual que otras más “tradicionales”, como USDT, ofrecen la previsibilidad y estabilidad que no tienen las altcoin, como Bitcoin y su permanente volatilidad.

Entonces, pasó lo imprevisto. La stablecoin TerraUSD o UST, en lugar de cotizar a 1 dólar como debía, bajó a 99 centavos. Unas horas más tarde, siguió cayendo hasta los 60 centavos y a partir de ahí siguieron las fluctuaciones violentas que la llevaron a perder prácticamente el 99% de su valor en unos pocos días.

En el medio del caos, los emisores de stablecoins convencionales, como USDT o USDC, salieron a explicar que sus tokens están respaldados por activos reales, como efectivo o bonos de alta calificación, en una proporción de 1 a 1.

Es decir, aseguran que sus monedas mantienen la paridad porque pueden cambiarse fácilmente por dinero en efectivo o equivalentes de efectivo de gran liquidez.

A diferencia de las stablecoins algorítmicas, como TerraUSD o UST, que buscan mantener su valor a través de una combinación de instrucciones codificadas en programas informáticos.

Esta semana, el algoritmo falló y se vieron las consecuencias. Ahora, todo el mundo está pendiente de cómo las demás criptomonedas, especialmente las estables, evitarán el mismo destino que TerraUSD.

¿Apocalipsis crypto?

En el ambiente de las criptomonedas observan la situación con algo de tranquilidad y lo respaldan recordando que, desde el comienzo de Bitcoin, es habitual que luego de un período alcista se produzcan correcciones a la baja en los precios.

Es más, aseguran que crisis de tokens cuyo valor quedó en cero ya se han visto en el mercado y ni siquiera es la primera vez que una moneda estable pierde su paridad y no consigue recuperarla.

Por supuesto, en este caso, las alarmas se encendieron porque se trataba de la tercera criptomoneda en capitalización de mercado y eso sacudió al resto.

Por lo demás, los especialistas sostienen que todo es parte de una lógica y habitual corrección, con una caída que pronto llegará a su fin.