https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

AGRO:Expertos argentinos difunden buenas prácticas ante posibilidad/sequías

Especialistas del Instituto Nacional de 

Tecnología Agropecuaria (INTA) difundieron consejos y buenas prácticas para 

lograr una siembra eficiente y reducir el impacto económico negativo ante la 

posibilidad de sequías en el próximo periodo invernal y en un contexto de 

subas de commodities y falta de insumos para el campo.

 

   Hernán Ferrari, especialista del INTA Concepción del Uruguay, Entre Ríos,

explicó que, para que todas las semillas que llegan al suelo aprovechen todos 

los recursos en la misma medida (agua, nutrientes y radiación solar), es muy 

importante que se encuentren correctamente distribuidas, que estén 

equidistantes unas de otras y que todas las plántulas emerjan lo más uniforme 

posible.

 

   "Si hacemos un diagnóstico de unas horas, podemos solucionar un problema 

de meses y evitar pérdidas futuras", señaló y agregó que, en el caso del 

maíz, una mala práctica de siembra puede generar pérdidas que superan los 

1.400 kilogramos por hectárea. 

 

   "Una mala distribución puede causar en maíz un impacto de US$ 7.000 cada 

100 hectáreas, este valor se puede duplicar si se realiza un mal trabajo sobre 

las profundidades y se perjudica la emergencia de las plántulas", especificó 

tras solicitar que verifiquen el estado de las maquinarias para lograr una 

distribución efectiva de las semillas.

 

   Frente a la posibilidad de tener un otoño y un invierno con escasez de 

lluvias, será fundamental tomar recaudos para aprovechar al máximo la justa o 

poca agua que el suelo logró contener en su perfil. En este punto, una de las 

estrategias más efectivas para la implantación de los cultivos radica en 

configurar y calibrar de manera óptima el equipo de siembra.

 

   Cultivares de alta fuerza de emergencia, como el trigo, permiten realizar 

siembras de hasta cinco centímetros de profundidad (dependiendo de la textura 

del suelo), con un excelente stand de plantas logradas.

 

   "Casi el 60% de la superficie agrícola de Argentina está compactada por 

el tránsito de la maquinaria agrícola", indicó Ferrari quien puntualizó que

cuando la compactación supera los 2,5 megapascales de presión, se genera un 

detrimento de hasta el 30% del rendimiento en la huella de la rueda. "Esto 

sucede porque los cultivos no pueden acceder al agua y a los nutrientes", 

explicó.

 

Agencia CMA Latam