EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tal como lo hizo ya en el 2018 y en el 2020, Pampa Energía termina el 2021 sosteniendo una estrategia orientada a minimizar en el 2022 el impacto de la inestable situación económica y financiera del país en su holding. El conglomerado empresario que administra sociedades vinculadas al sector energético y de hidrocarburos con cotización en el mercado bursátil local y en Wall Street insistirá el año próximo en limitar la distorsión que creó la crisis cambiaria entre el valor económico de sus empresas y el precio de las cotizaciones de las acciones en el mercado bursátil. Su objetivo es resguardar el posible daño que el inestable escenario actual le puede causar al precio de los títulos de Pampa Energía y de varias de las empresas que conforman el grupo o donde participa como principal accionista como Transener o Transportadora de Gas del Sur (TGS). Para lograrlo, en el 2018 y como consecuencia del inicio de la crisis cambiaria en la que cayó el gobierno que por entonces presidía Mauricio Macri, el ex dueño de Edenor buscó blindarse de las consecuencias negativas de ese proceso aprovechando cierta capacidad de liquidez para mostrar una señal de fortaleza recomprando parte de sus acciones en el mercado bursátil, más que nada para defender el valor de sus papeles. Ese año, destinó u$s245 millones para llevar a cabo el blindaje, preocupado por la distorsión que creó el entorno macro negativo entre el valor económico de sus empresas y el precio de las cotizaciones actuales en el mercado. Así fue que dio la orden de salir a recomprar acciones tanto de Pampa Energía como de Edenor y TGS argumentando que la valuación de sus compañías, medida por sus actuales negocios y los proyectos de inversión a futuro no se reflejaban en las cotizaciones de las sociedades. El esquema lo reflotó en abril del año pasado, a comienzos de la pandemia del Covid-19, cuando volvió a aprobar un plan para la adquisición de acciones propias, teniendo en cuenta que todavía continúa la existencia de una diferencia entre el valor del holding y el precio de cotización de sus acciones. Destinó otros u$s50 millones para recomprar hasta el 10% de las acciones de Pampa Energía con el objetivo de "contribuir al fortalecimiento del holding en el mercado, aplicando la fuerte liquidez que tiene de forma eficiente" y por entender que los efectos nocivos de las medidas sanitarias continuarán provocando inestabilidad en los mercados y mantendrán los daños sobre las acciones de las compañías. "Las diferencias existentes entre el valor de los activos de la sociedad y el precio de cotización de las acciones en el mercado, no refleja el valor ni la realidad económica que tienen los mismos en la actualidad ni su potencial futuro, resultando ello en desmedro de los intereses de los accionistas de la sociedad", señalaba en ese momento un comunicado de Pampa Energía enviado a la Comisión Nacional de Valores (CNV). Ahora volvió a refrescar el proceso, informando que destinará otros u$s30 millones para seguir con la recompra mediante la cual desde el 2018 ya lleva rescatado el 33% de Pampa Energía. El nuevo programa estará habilitado hasta principios de marzo del 2022 con la finalidad de "contribuir a la disminución de la diferencia existente entre el valor de la sociedad en base al valor de los activos, y el valor de la misma en base al precio de cotización de sus acciones", tal como señala el grupo en el comunicado enviado hace unos días a la CNV. Pampa Energía reflota plan para blindarse de la crisis que atraviesa la economía Pampa Energía reflota plan para blindarse de la crisis que atraviesa la economía La intención del proceso es la misma que en los años anteriores. Es decir, la de contribuir a su fortalecimiento en el mercado, aplicando la liquidez del grupo "de forma eficiente y/o al otorgamiento de las acciones a los Beneficiarios del Plan de Compensación en Acciones aprobado el 8 de febrero de 2017 y ratificado por Asamblea de fecha 7 de abril de 2017". Los u$s30 millones serán aplicados a comprar hasta otro 10% del capital social de Pampa Energía, con un límite diario para operaciones en el mercado argentino que no podrá ser superior al 25% del volumen promedio de transacción que hayan experimentado las acciones durante los 90 días hábiles anteriores. En cuanto al precio a pagar por las acciones se estableció en hasta un máximo de u$s19 por ADR en el New York Stock Exchange y hasta $167 en Bolsas y Mercados Argentinos S.A. Según explica el informe de Pampa Energía, la operación se realizará con ganancias realizadas y líquidas y/o con reservas facultativas, según surge de los estados financieros Individuales de los últimos nueve meses de este año cuando reportó ganancias mayores a los $56.800 millones. "Se deja constancia que la Sociedad cuenta con la liquidez necesaria para realizar las mencionadas adquisiciones sin que se afecte la solvencia de la misma", aclara la nota del holding, en la cual se agrega que el plazo en el que las adquisiciones se llevarán a cabo será de 120 días corridos. Como salvedad, la comunicación advierte que directores, síndicos y gerentes de primera línea no podrán vender sus acciones durante el plazo correspondiente. Proceso continuo En el 2018, a partir de la continuidad del plan, Mindlin terminó destinando algo más de u$s1 millón para recomprar 27.000 American Depositary Receipt (ADR) de Pampa Energía que cotizaban en la Bolsa de Nueva York. Cada uno de esos títulos representaba 25 acciones ordinarias del holding. Con respecto a Edenor, que por entonces todavía formaba parte del holding, utilizó otros u$s28,7 millones para adquirir títulos y ADRs equivalentes a algo más de 12,9 millones de acciones ordinarias Clase B. En cuanto a TGS, considerada al mayor transportadora de gas de la Argentina, Mindlin destinó otros u$s194,4 millones para recomprar 13.448 ADRs propios (cada uno representativo de 5 acciones ordinarias de la sociedad). El grupo administra empresas vinculadas al sector energético y de hidrocarburos con cotización en el mercado bursátil local y en Wall Street, Marcelo Mindlin administra el conglomerado vinculado al sector energético y de hidrocarburos con cotización en los mercados En esta empresa, el empresario es su principal accionista al controlar el 50% del capital de Compañí­a de Inversiones de Energía (CIESA), a su vez dueña del 51% de TGS, empresa licenciataria del transporte de gas natural, con 9.231 km de gasoductos en el centro, oeste y sur de Argentina, y dedicada adicionalmente al procesamiento y comercialización de líquidos de gas natural a través del Complejo Cerri, ubicado en Bahía Blanca. El grupo administra empresas vinculadas al sector energético y de hidrocarburos con cotización en el mercado bursátil local y en Wall Street. En el segmento de generación, Pampa Energía, de manera directa y a través de sus subsidiarias y negocios conjuntos, opera una capacidad instalada de 4.970 MW, que equivale a aproximadamente el 12% de la capacidad instalada en Argentina, siendo considerada como una de las cuatro generadoras independientes más grandes del país. Adicionalmente, se encuentra en proceso de expansión por 280 MW. En el segmento de petróleo y gas, desarrolla su actividad en exploración y producción de gas y petróleo en 13 áreas productivas y en cinco zonas exploratorias, alcanzando un nivel de producción de 7,7 millones de m3/d de gas natural y 4,5 mil boe/d de petróleo. Los principales bloques productores de gas natural están ubicados en las provincias de Neuquén y Río Negro. En el segmento petroquímico, opera tres plantas de alta complejidad que producen estireno, caucho sintético y poliestireno, con una participación de mercado local entre el 92% y 99%. Adicionalmente, a través del segmento Holding y otros negocios, participa en transmisión de energía y transporte de gas. En el primer caso es accionista de Citelec, sociedad controladora de Transener, empresa dedicada a la operación y mantenimiento de la red de transmisión en alta tensión de 21.104 kilómetros, con una participación de mercado del 85% de la electricidad transportada. Por otro lado, posee una participación directa del 28,5% en Refinor, que cuenta con una refinería con capacidad instalada de 25,8 kb de petróleo por día y 93 estaciones de servicio. Adicionalmente el segmento incluye servicios de asesoramiento brindados a sociedades relacionadas.

 

El Gobierno oficializó una modificación al Régimen de Fomento de Inversión para las Exportaciones establecido en abril para agregar nuevos beneficios a inversiones superiores a los u$s 500 millones.

Este jueves el Gobierno modificó el Régimen de Fomento de Inversión para las Exportaciones establecido en abril del 2021 para sumar nuevos incentivos a las inversiones en dólares a partir de u$s 500 millones y u$s 1000 millones.

La medida fue oficializada a través del Decreto 836/2021 publicado en el Boletín Oficial este jueves y porta la firma tanto del presidente Alberto Fernández como de todo el Gabinete de Ministros.


Así, se suma al Decreto 234/2021 en el que se oficializó el Régimen de Fomento de Inversión para las Exportaciones un nuevo anexo a su artículo 8 el cual establece que, ante inversiones superiores a los u$s 500.000.000, quienes apliquen al Régimen "podrán optar por acceder a un beneficio ampliado por cada año calendario" en que no se hiciera uso de lo establecido originalmente en el decreto de abril de este año.

Como beneficio original, el modelo implementado por el Gobierno para apuntalar la inversión para las exportaciones establece que "los beneficiarios o las beneficiarias gozarán de un monto de libre aplicación de hasta el 20% de las divisas obtenidas en las exportaciones vinculadas al proyecto", el cual podrá ser destinado "al pago de capital e intereses de pasivos comerciales o financieros con el exterior y/o utilidades y dividendos que correspondan a balances cerrados y auditados y/o a la repatriación de inversiones directas de no residentes".

Frente a esto, ahora el Decreto 836 publicado este jueves amplía la asistencia para quienes inviertan más de 500 millones de dólares y establece dos parámetros distintos: uno para los desembolsos superiores a los u$s 500 millones y otro para los que comienzan en los u$s 1000 millones.

BENEFICIOS PARA INVERSIONES ENTRE 500 MILLONES Y 1000 MILLONES DE DÓLARES

Para los proyectos en los que se inviertan entre u$s 500 millones y u$s 1000 millones por cada año calendario en el que no se utilice el beneficio original, los inversores recibirán durante dos años consecutivos "un monto de libre aplicación equivalente al doble del porcentaje previsto" es decir, que se pasa de un 20% a un 40%.

Tal como indica el decreto, "el cálculo del beneficio se hará sobre las divisas obtenidas de las exportaciones vinculadas al proyecto durante el año en el que se haga uso del beneficio ampliado".

No obstante, el monto del beneficio de aplicación no podrá superar un máximo anual del 40% del "monto bruto de divisas efectivamente ingresadas por el beneficiario o la beneficiaria en el Mercado Libre de Cambios (MLC) para financiar el desarrollo del proyecto, al momento de hacer uso de los mismos".

Exportaciones 2022: los factores que amenazan y generarán una caída del 7%

La Argentina y Rusia avanzaron en una alianza estratégica para aumentar el comercio y las inversiones

BENEFICIOS PARA INVERSIONES SUPERIORES A 1000 MILLONES DE DÓLARES

En cuanto a los proyectos de inversión superiores a los u$s 1000 millones, por cada año en el que el beneficio original del 20% no sea utilizado se gozará de dos años consecutivos "de un monto de libre aplicación equivalente al triple del porcentaje" previsto en primer lugar, es decir, que se pasará de un 20% a un 60%.

Nuevamente, el cálculo del beneficio se hará sobre las divisas obtenidas de las exportaciones vinculadas al proyecto durante el año al que aplique este esquema y, similar al primer parámetro, "el monto del beneficio de libre aplicación no podrá superar un máximo anual equivalente al 60 % del monto bruto de divisas efectivamente ingresadas por el beneficiario o la beneficiaria en el Mercado Libre de Cambios (MLC) para financiar el desarrollo del proyecto, al momento de hacer uso de los mismos".

Los beneficiarios podrán acceder a este esquema una vez transcurrido el segundo año calendario desde el primer ingreso de divisas con el que inicia el proyecto. Además, "dicho lapso podrá computarse como parte del período de no utilización que da lugar al uso del beneficio ampliado".

Finalmente, el decreto agrega que, en caso de no aplicarse simultáneamente los cobros de exportaciones respecto a lo previsto en un principio en el artículo 8 del Decreto 234/2021, "los fondos de libre aplicación deberán ser depositados hasta su utilización en las cuentas corresponsales en el exterior de entidades financieras locales y/o en cuentas locales en moneda extranjera de entidades financieras locales y/o en cuentas bancarias en entidades financieras en el exterior que no estén constituidas en países o territorios donde no se aplican o no se aplican suficientemente las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional".

En los considerandos de la medida el Gobierno la vincula directamente a la "falta de divisas", elemento que considera "una limitación estructural para el crecimiento" de la economía nacional.

Así, la ampliación del Régimen de Fomento a la Inversión se decidió "en razón de la crisis económica y social generada por el endeudamiento en moneda extranjera de la economía nacional" con el fin de priorizar "la inversión genuina y el desarrollo de capacidades productivas para viabilizar la recuperación sostenible", según el decreto.

La medida porta las firmas del presidente Alberto Fernández y todos sus ministros en acuerdo de Gabinete: Juan Luis Manzur, jefe de Gabinete; Eduardo "Wado" de Pedro; ministro del Interior; Santiago Cafiero, ministro de Relaciones Exteriores; Jorge Taiana, titular de Defensa; Martín Guzmán, ministro de Economía; Matías Kulfas, de Desarrollo Productivo y Andrés Domínguez, del Ministerio de Agricultura.

También se suman: Alexis Guerrera (Transporte), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Martín Soria (Justicia), Aníbal Fernández (Seguridad), Carla Vizzotti (Salud), Juan Zabaleta (Desarrollo Social), Elizabeth Gómez Alcorta (Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad), Jaime Perczyk (Educación), Tristán Bauer (Cultura), Daniel Filmus (Ciencia y Tecnología), Claudio Moroni (Trabajo), Juan Cabandie (Ambiente), Matías Lammens (Turismo y Deportes) y Jorge Horacio Ferraresi (Desarrollo Territorial y Hábitat).

cronista