EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

5 MINUTOS - INFORME SEMANAL FINANCIERO

BALANCE FISCAL Y COMERCIAL


Tras la aplicación por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires del incremento de Ingresos Brutos de 8% a colocaciones en Leliq y pases para los bancos, como método de compensación tras los recortes de coparticipación, las entidades privadas empezaron a rotar sus carteras hacia títulos públicos. La tasa de Leliq neta quedó en 35% para los bancos, de manera que quedó por debajo de otros títulos de corta duración, con lo cual, en la licitación llevada a cabo por parte del Tesoro a mediados de esta semana, se vió mucha demanda sobre las letras ofertadas. Se recaudaron ARS 200 mil millones principalmente colocando en letras a 90 y 150 días de plazo, a tasas nominales promedio del 38%. Si los bancos dejan de colocar pesos en Leliq para financiar al tesoro esos pesos son expansivos en términos monetarios, lo que incrementa la cantidad de pesos en la calle. El aspecto positivo es que, en los últimos meses, el Tesoro logró rollear su deuda en niveles superiores al 100% de los vencimientos, es una buena noticia que se obtenga financiamiento de los pesos ya existentes en vez de tener la necesidad de emitir todo el déficit. Sin embargo, se estima que para 2021 el déficit primario se ubicará en ARS 2 billones de pesos (unos ARS 167.000 millones mensuales) y en enero el Tesoro logró conseguir ARS 19.000 millones extra por arriba de sus vencimientos, es decir que el saldo restante habrá que analizar cómo logran financiarlo. Hasta la tercera semana de enero todavía no había habido adelantos transitorios ni giro de utilidades del BCRA al Tesoro (el mecanismo usual para transferir la emisión de pesos).

Otra noticia que llamó la atención del mercado fue el dato publicado por el INDEC sobre la balanza comercial. El saldo entre importaciones y exportaciones arrojó un déficit de USD 364 millones, el cual fue el primer mes con déficit desde agosto 2018. Si bien se lo puede relacionar con el paro de 3 semanas de los trabajadores de la cadena agroindustrial, es un pésimo dato en un contexto donde el gobierno necesita acumular dólares para evitar futuros desbordes cambiarios y hacer frente a sus vencimientos. También se anunció que para el año 2020 el resultado fiscal primario se ubicó en -6.5% del PBI y el financiero en -8.5% del PBI. Además, durante el año pasado, el Gobierno financió el 87,9% del resultado financiero con asistencia monetaria del BCRA. El Gobierno confirmó que no habrá más ni ATP ni IFE durante este año, aunque esa decisión podría revisarse de acuerdo al desarrollo de la pandemia.



¨Para el mes de febrero, donde históricamente se reduce la demanda de dinero, podríamos ver algún incremento de tasas, por lo cual los bonos Badlar fueron los más demandados estas últimas semanas¨




PANORAMA E INVERSION


Las curvas de bonos en pesos mostraron compresión de rendimientos en su parte corta, demandados por búsqueda de cobertura ante una inflación que sigue manteniéndose en niveles elevados y tasas nominales en pesos que se mantienen por debajo de la suba de precios. Es por esto que para el mes de febrero, donde históricamente se reduce la demanda de dinero, podríamos ver algún incremento de tasas, por lo cual los bonos Badlar fueron los más demandados estas últimas semanas

Considerando los precios actuales de la curva hard dollar, todavía no parece estar cerca el momento de aumentar posiciones en argentina. Mantenemos nuestra preferencia por los bonos emitidos bajo el prospecto 2005 (GD38 y GD41) ya que el riesgo todavía está sesgado a la baja por los niveles de paridad tan reducidos y a su vez estos bonos ofrecen tanto una mejor protección legal como una mejor estructura de flujos de pago. Sin embargo, encontramos conveniente realizar arbitrajes de legislación entre los NY y ARGY, como en el caso del GD30 por el AL30, donde el spread entre ambos se ubica aproximadamente en 5% para bonos con misma estructura de flujos, lo que nos parece excesivo ya que el promedio suele ser de 2%. De esta manera, se pueden ganar nominales y aguardar a una nueva reducción del spread entre ambos para volver a realizar el arbitraje.





lucas agrello