https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Cuál es el mejor navegador?

Investigadores en materia de tecnologías de la información analizan las fortalezas y debilidades de los browsers en cuanto a su huella de carbono, la exigencia que le hace al computador o la privacidad que le garantiza (o no) al usuario.
Carlos Arturo Guisarre
Dos décadas después de la guerra que enfrentó a Netscape y Microsoft por dominar el mercado, y tras sucesivos relevos en el trono de los navegadores, Google Chrome reina en los dispositivos con el 70 % de la cuota de mercado, según el portal NetMarketShare.
Pero existen muchas otras alternativas: de Mozilla Firefox a Microsoft Edge pasando por Opera, Safari o Brave. ¿Cuál es el mejor de todos? Para decidirlo entran en juego diferentes factores. Por ejemplo, su impacto en el medio ambiente, los recursos del computador que utiliza y hasta qué punto garantiza la privacidad del usuario.

Huella de carbono

Las investigaciones al respecto son limitadas. Pero en las pruebas realizadas por el grupo de investigación Alarcos de la Universidad de Castilla-La Mancha los navegadores más respetuosos con el medio ambiente al realizar búsquedas en internet han sido Edge y Firefox. Edge destaca también en cuanto a rendimiento y Brave porque se centra en proteger la privacidad. Conseguir el anonimato en la web es una tarea difícil pero la cantidad de datos recopilados por terceros depende de cómo se configuren los navegadores.
Google requiere energía y supone, por lo tanto, una emisión de dióxido de carbono. La contaminación que conllevan estas acciones de forma individual parece pequeña. Pero si se tiene en cuenta que millones de personas las realizan con frecuencia cada día, los datos pueden comenzar a ser preocupantes.
Pero no todos los navegadores contaminan lo mismo. Incluso cuando la acción que se realiza en ellos es idéntica, las emisiones varían de unos a otros. La huella de carbono de cuatro navegadores —Google Chrome, Firefox, Edge y Opera— combinados con cuatro buscadores —Google, Ecosia, Bing y DuckDuckGo—. En este caso, los navegadores más respetuosos con el medio ambiente son Edge y Firefox, seguidos de Opera y, por último, Chrome. La combinación que garantiza más privacidad y sin consumir mucho es Edge con DuckDuckGo.
Las emisiones pueden variar con cada actividad. Por ejemplo, los investigadores han puesto a prueba los traductores Google Translator, DeepL, Bing, Tradukka, Yandex y Systran Translate tanto en Chrome como en Firefox. En general, según sus resultados, la huella de carbono es menor en Chrome. La mejor combinación sería usar Chrome con el traductor de Google y la peor Firefox con Tradukka.

Recursos de la computadora

Un aspecto que puede influir a la hora de decidir qué navegador usar es si consume muchos o pocos recursos. Por ahora el navegador Chrome de Google tiene un rendimiento inferior al de navegadores como Microsoft Edge y Safari de Apple. En las pruebas realizadas en Windows, Edge utilizó aproximadamente un 5 % menos de RAM y procesamiento que Chrome y Firefox.
Que un navegador consuma poco no siempre significa que sea mejor. Del mismo modo, hay que tener en cuenta otros datos como cuánto tardan en cargar las páginas o la compatibilidad de dispositivos o a la hora de acceder a diferentes servicios. En este caso, con Edge las páginas cargan muy rápido y las aplicaciones de Google, incluidas Gmail y Docs, funcionaron sin problema. Además, es posible instalar las extensiones de Chrome en Edge de forma sencilla.

Privacidad y seguridad

Navegar en internet sin dejar ningún rastro es prácticamente imposible. Por ejemplo, pese a que tanto Google como Mozilla posibilitan al usuario la opción de realizar búsquedas en una sesión privada, esta función no garantiza en absoluto el anonimato. Sí es útil para que otros usuarios con acceso al equipo no puedan ver qué páginas ha visitado. Pero ambas compañías reconocen que al navegar en modo incógnito la actividad del usuario sigue siendo visible.
Un trabajo publicado por el departamento de Ciencias de la Computación y Estadística del Trinity College analiza el comportamiento de seis navegadores web: Brave, Google Chrome, Microsoft Edge, Mozilla Firefox, Safari y Yandex. La conclusión es que Brave es el navegador que más respeta la privacidad, ya que no incluye identificadores que permiten realizar un seguimiento de la dirección IP ni comparte detalles de las páginas visitadas con los servidores de la compañía. Este navegador presume precisamente de devolver el poder a los usuarios.


revista mercado