https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Índice de Condiciones Financieras (ICF)




Septiembre 2018



Las condiciones financieras locales se encuentran severamente estresadas

- En septiembre las condiciones locales tuvieron el mayor deterioro mensual desde enero de 2014 tras caer 16.5 puntos, de este modo se ubican en zona de estrés severo

- Las condiciones externas mejoraron 2.0 puntos y siguen en zona de confort

- De esta manera, el índice de condiciones financieras tuvo en septiembre una caída mensual de 14.5 puntos y se ubicó en
10.3 puntos, el peor registro desde marzo de 2016, respecto a un o atrás muestra un muy fuerte retroceso de 59.2 puntos



En septiembre las condiciones financieras locales siguieron deteriorándose, a pesar de que los precios de los bonos y las acciones tuvieron cierto repunte durante el mes. Otro factor muy positivo fue el incremento en la liquidez de corto plazo de los bancos, de la mano del aumento de encajes y la tasa de política (Leliq). No obstante, el resto de las variables locales se deterioraron, algunas muy significativamente, como la devaluación esperada a corto plazo y la inflación mensual. En este contexto, las condiciones locales tuvieron un deterioro pronunciado, el mayor desde enero de 2014, tras retroceder 16.5 puntos y ubicarse en -12.6 puntos, dentro de la zona de estrés severo.


Hay tres variables que se encuentran severamente estresadas y explican la mayor parte del deterioro de las condiciones locales: la depreciación esperada a corto plazo, la inflación mensual y la tasa de interés. El estrés tan severo que muestran estas tres variables se encuentra muy vinculado a la corrección externa que está transitando la economía argentina desde hace algunos meses, desatada tras una disminución abrupta en el crédito externo disponible. Es improbable que estas variables puedan mostrar una mejora destacable hasta tanto no se desactive la inestabilidad cambiaria asociada a esa corrección, lo que podría comenzar a ocurrir en los próximos meses. Cabe recordar que valores negativos ya sea del índice o de una variable corresponden a situaciones de estrés que son mayores al promedio histórico, valores positivos a situaciones de confort y valores cercanos a cero a condiciones financieras normales.




Por otra parte, las condiciones externas mejoraron levemente en septiembre, al avanzar 2.0 puntos y alcanzar los 22.9 puntos. Siguieron avanzando y siendo favorables para la economía de EEUU, aunque se mantuvo la tensión que hace varios meses se observa sobre las variables emergentes, en tanto se deterioraron tanto las acciones como el riesgo emergente. De hecho, el riesgo emergente es la única variable externa que se ubica en zona de estrés. Aún así, las condiciones externas se mantienen en zona de confort desde diciembre de 2016.




Índice
Variación del índice
sep-18     ago-18      sep-17
-1M   -12M
ICF (1+2)
10.3   24.8      69.5   
-14.5 -59.2
Condiciones locales
-12.6     3.8      35.3   
-16.5 -47.9
Liquidez de corto plazo (Badlar - Call)
Acciones (Merval)
Riesgo legislación (NDF 1Y - ROFEX 1Y) Brecha cambiaria (blue chip - oficial) Riesgo país (EMBI Arg - Global) Confianza en bancos (depósitos en US$)
Liquidez de largo plazo (depósitos - créditos)
Tasa de interés (Badlar privada)
Inflación (core mensual)
Devaluación esperada (NDF 1Y - NDF 1M)
27.1       12.8        7.4     
9.1        6.0        11.7   
7.9        8.3         6.0     
5.1        5.0         5.3     
2.7        2.6        10.8   
-0.7       2.7         5.8     
-8.8       -5.6        -7.3    
-12.7      -9.4        -2.5    
-19.1      -6.2        0.8     
-23.1     -12.3       -2.5    
14.3   19.7
3.1      -2.6
-0.4      1.9
0.1      -0.1
0.1      -8.1
-3.4     -6.4
-3.3     -1.5
-3.3   -10.2
-12.9  -19.9
-10.8  -20.6
Condiciones ext ernas (2)
22.9   20.9      34.2   
2.0   -11.3
Commodities (volatilidad en futuros)
Acciones EEUU (VIX)
Bonos EEUU (UST 10Y - UST 3M) Riesgo europeo (CDS 5Y IG) Acciones emergentes (volatilidad) Liquidez global (T - ED)
Confianza entre bancos (LIBOR - OIS) Monedas emergentes (volatilidad) Inflación esperada EEUU (UST 10Y - TIPS)
Riesgo emergente (EMBI global)
6.0        5.4         6.1     
5.0        5.3         7.1     
3.1        3.2         2.1     
2.5        2.2         3.8     
2.3        3.1         7.0     
2.0        2.3         1.8     
2.0        0.5         2.8     
1.6        0.8         5.5     
1.3        0.9         -3.2    
-2.9       -2.8        1.1     
0.6      -0.1
-0.3     -2.1
-0.1      1.0
0.3      -1.3
-0.9     -4.8
-0.3      0.2
1.5      -0.9
0.8      -3.9
0.4       4.5
-0.1     -4.0
Confort: mayor a cero ()  /  Estrés: entre 0 y -10 ()  /  Estrés severo: menor a -10 ()




Con todo, el Índice de Condiciones Financieras (ICF) cayó 14.5 puntos en el mes y se ubicó en los 10.3 puntos, quedando así más cerca de entrar en zona de estrés y lejos de los máximos en torno a 70 puntos de fines de 2017. Desde principios de año las condiciones financieras vienen recortando todas las mejoras que registraron en la segunda mitad de 2016 y 2017.

El ICF se encuentra 59.2 puntos por debajo de un año atrás. Este deterioro anual se explica por una caída de 47.9 puntos en las condiciones locales, sobre todo por la mayor depreciación esperada a corto plazo, tasas de interés más altas y una mayor inflación mensual, y una caída de 11.3 puntos en las condiciones externas, sobre todo por condiciones menos favorables para las economías emergentes, tanto en bonos, como acciones y monedas. Hay que remontarse al año 2012, es decir, a los meses posteriores a la puesta en vigencia de los controles cambiarios, para encontrar deterioros anuales en las condiciones financieras de mayor magnitud.




Las condiciones financieras se ubican en zona de confort desde marzo de 2016. Pocos meses después comen a crecer la actividad económica. Es un resultado para destacar, en tanto la economía argentina siempre creció en forma sostenida cuando las condiciones financieras permanecieron en zona de confort durante un lapso prolongado.

La actividad económica cayó en el segundo trimestre de este o, puntualmente como resultado de qua sequía que afectó la cosecha agrícola. No obstante, la contracción de la actividad económica se extenderá al menos hasta fin de año, en tanto la crisis cambiaria y el deterioro de las condiciones financieras locales ya han impactado adversamente sobre la inflación y algunas variables reales, como el consumo, el empleo y la inversión



Preguntas Frecuentes



¿Qué mide el índice? El Índice de Condiciones Financieras (ICF) tiene como objetivo resumir el estado de las condiciones financieras que prevalecen en la economía argentina, a efectos de contar con un indicador de fácil lectura que identifique el modo en que las condiciones financieras influyen sobre los niveles de actividad financiera y económica. En forma muy simplificada, el ICF busca reflejar la disponibilidad y el costo del financiamiento para el Gobierno, las provincias, las empresas  y  las  familias  argentinas.  Si  bien  no  pretende  ser  un  indicador  líder  de  actividad  ni  reproducir  el comportamiento de  ninguna  variable  económica ni  financiera, el  ICF  captura adecuadamente el  modo  en  que  las condiciones financieras impactan sobre los niveles de actividad financiera y económica. El ICF se diferencia de otros índices muy conocidos y utilizados, ya que, por ejemplo, no pretende evaluar el estado de la política monetaria, si bien la considera como una variable relevante, no constituye una medida del denominado riesgo ps, ni tampoco un indicador del estado de las condiciones crediticias que mida la disposición de los bancos a otorgar crédito.


¿Qué metodoloa emplea? El ICF se construye a partir del análisis de componentes principales de un conjunto de variables seleccionadas, en línea con la metodología del Financial Stress Index (FSI) de la FED de St. Louis (STL-FSI) o de la FED de Kansas City (KC-FSI). El análisis de componentes principales es un todo estadístico de extracción de los factores responsables de explicar los movimientos conjuntos de un grupo de variables. Este todo permite reducir la dimensionalidad del conjunto de datos, reteniendo aquellas caractesticas del conjunto que más co ntribuyen a  su varianza, en forma tal que los primeros componentes contienen los aspectos "más importantes" de esa información. Intuitivamente, esta técnica  permite hallar las causas de la variabilidad de un conjunto de datos y  ordenarlas por importancia. Mediante la extracción del primer componente principal, aquel que más explica al movimiento conjunto o captura la mayor varianza, se elabora un índice que tiene una interpretación económica y es representativa del estado de las condiciones financieras. En síntesis, el ICF hace entonces que un enorme conjunto de series económicas y financieras “hable por sí mismo. No se elabora a partir de una encuesta ni depende del juicio experto”. Tampoco se construye a partir de un modelo” ni de una estimacn.


¿Cómo se lee el índice y sus subíndices? Valores más bajos o negativos del ICF reflejan un mayor comovimiento del conjunto de variables seleccionadas y, por ende, indican un deterioro en las condiciones financieras prevalecientes. Por lo tanto, a menores valores del índice, mayor es el nivel de estrés financiero. El ICF es la suma de dos subíndices, elaborados cada uno mediante la metodología descripta. Por un lado, el subíndice de condiciones locales captura las condiciones financieras que enfrenta la economía argentina en el plano local, mediante diez variables muy utilizadas. Por el otro, el subíndice de condiciones externas captura las condiciones financieras que prevalecen en el plano internacional, mediante también diez variables muy utilizadas.


¿Cuál es la fuente de las variables? El ICF utiliza variables y datos financieros y económicos de dominio público y que se encuentran disponibles con frecuencia habitualmente diaria o mensual.


¿Cuándo se publica el ICF? El índice se publica mensualmente la primera semana de cada mes y reporta las condiciones financieras prevalecientes a lo largo del mes anterior a la fecha de publicación.