https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Ambiente lanza la convocatoria a proyectos de restauración de bosques nativos


La recepción de propuestas está vigente hasta el 12 de abril y se busca cubrir casi mil hectáreas de tres ecorregiones.

El Gobierno nacional, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, puso en marcha el Programa Nacional de Restauración de Bosques Nativos Degradados, el plan de reforestación más importante de los últimos 50 años. En ese marco se lanzó hoy la convocatoria para la presentación de proyectos, que beneficiará a 10 provincias del país, a fin de iniciar la recuperación de unas primeras 900 hectáreas en las regiones de la Cuenca Salí-Dulce; el Monte y Espinal; y el Bosque Andino Patagónico.
La iniciativa invita a participar a referentes con trayectoria en la temática, como universidades, organizaciones no gubernamentales, organismos científico- tecnológicos, empresas y entidades privadas. Los interesados deben presentar una propuesta técnica y un presupuesto, hasta el 12 de abril inclusive, a proyectopnud12013@ambiente.gob.ar.
En la región de Monte y Espinal, que comprende a las provincias de Mendoza y San Luis, las causas más importante de la degradación de los bosques son la explotación forestal, el sobrepastoreo, los incendios, y el avance de la frontera agropecuaria. Para revertir la situación, se trabaja en la producción de plantines de algarrobo en vivero y su posterior trasplante en el terreno. La presente convocatoria tiene como alcance un área de restauración de 300 ha.
Asimismo, en la región de la Cuenca Salí-Dulce, que abarca las provincias de Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero, el avance de la frontera agrícola es también la principal causa de degradación. En este caso, las tareas de restauración comprenden la combinación de enriquecimiento en fajas, cortinas, corredores, trincheras o bosques lineales en los bordes de las unidades de manejo y en bosquetes, y además prácticas de restauración pasiva a través del manejo de la regeneración. Allí, con los proyectos presentados, se pretende alcanzar un área de 200 ha.
Por último, en el Bosque Andino Patagónico, comprendido por las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, los incendios forestales causan la mayor pérdida de la superficie forestal. En la zona se realiza un trabajo de restauración pasiva (cerramientos para la protección y el manejo de la regeneración natural) y reforestaciones con especies nativas (ciprés, coihue, ñire, pehuén y lenga). La convocatoria tiene como alcance un área de restauración en la región de 400 ha, a través del financiamiento de los proyectos.
Plan Nacional de Restauración
Se enmarca en la Ley N.º 26331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, y persigue la meta impulsada por el Gobierno nacional de lograr, para 2030, una deforestación neta cero. Para esto, el objetivo del Ministerio de Ambiente es continuar reduciendo la deforestación en nuestro país y también recuperar las tierras degradadas de forma tal que, el balance de cambios en la superficie de bosque, se acerque a cero en la próxima década.
En este sentido, la iniciativa que impulsa la cartera nacional de Ambiente, conducida por el ministro Sergio Bergman, tiene como objetivo alcanzar para el año 2023 unas 18.000 hectáreas anuales restauradas, lo que implica más de 10 millones de árboles. Cabe destacar que el plan ya lleva 81.800 árboles plantados en todo el país.
El programa, que se desarrolla con el apoyo de las carteras de Desarrollo Social y de Trabajo, entre otros organismos nacionales, regionales e internacionales, jurisdicciones provinciales y el sector académico y científico, prevé la creación de 5.000 puestos de trabajo en los próximos años, derivados de la inversión pública y privada, para recuperar el valor ambiental y productivo de los bosques nativos en todo el país.
Para implementarlo, se definieron 6 zonas prioritarias (Espinal, Monte, Parque Chaqueño, Selva Misionera, Yungas y Bosque Andino-Patagónico) que sufren diferentes problemáticas que se buscan solucionar a través de acciones como la protección de cuencas hídricas, la mejora ambiental y productiva, la recuperación de áreas incendiadas en zonas de interés turístico y la recuperación del potencial productivo del bosque nativo.
Cabe destacar que si bien Argentina se encuentra entre los países que tienen una alta tasa de deforestación, esta se redujo paulatinamente desde 2015, y en la actualidad la tasa de pérdida de bosques se ubica en menos de la mitad de lo registrado en el país en los últimos 20 años. Esto se debe al trabajo sostenido y articulado de la Nación y de las provincias, a través del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) y, a su vez, de un cambio de paradigma en la sociedad que entiende que el cuidado del ambiente es un derecho humano fundamental.
Para más información sobre el circuito administrativo y los requisitos de la adjudicación, ingresar a http://ambiente.gob.ar/bosques