https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Ciudadano John, ciudadano Juan ¿Cómo te afectaría el brexit?

Queda menos de una semana para que se celebre el referéndum del brexit. Si sale el “sí” qué pasará con todos esos pepes, marías, lauras que estudian y trabajan en Londres, o con aquellos johnes, willys, tomys… que se encuentran en España. Pertenecer a este club (UE) tiene sus ventajas. Salirse de él, sus consecuencias. Un grupo de españoles, residente en Londres, habla para INVERTIA y cuenta sus preocupaciones.

Ser ciudadano europeo, según recoge en sus primeras líneas la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, permite disfrutar de numerosas ventajas, como las de vivir en un continente en paz, en la mayor economía mundial, en una unión fundada sobre valores universales de la dignidad humana, libertad, igualdad y solidaridad.
Pertenecer a este gran club, en el que España lleva 31 años y Gran Bretaña 43, significa vivir en un paraguas de democracia, libertad, seguridad y justicia. Por el hecho de ser ciudadano europeo no podremos ser condenados a pena de muerte ni ejecutados, nadie podrá ser sometido a esclavitud o servidumbre, ni se podrá traficar con seres humanos. El tratado de la Unión, explican en la oficina de la Comisión Europea, prioriza estas cuatro libertades: la de mercancías, trabajadores, servicios y capitales.
En definitiva, unos principios y unos derechos con los que hoy convivimos de forma natural pero que podrían perderse por el hecho de dejar de ser ciudadanos europeos. Un escenario en el que, según sea el resultado del referéndum del día 23, podrían verse abocados los británicos. Todos los europeos perderían allí, de confirmarse la salida, esos derechos adquiridos por pertenecer a la UE.
En el momento actual la población española residente en Reino Unido es del 0,2% del total (8 millones). La mayoría trabaja para empresas con sello español, que suman 260 enseñas, según asegura Lorenzo Bernaldo de Quiros, presidente y socio de la consultora Freemarket Corporative Intelligence. A juicio de este economista, el problema no va a ser lo que ocurra a Reino Unido si sale el brexit, sino cómo quedarían países, como España, con relaciones comerciales tan fuertes con ellos. Las empresas españolas, añade, obtuvieron 2.700 millones de euros de ingresos de Reino Unido en 2014.
TESTIMONIOS
Desde INVERTIA nos hemos puesto en contacto con alguno de estos españoles que actualmente trabaja en Londres: “No nos dicen mucho de lo que puede pasar, sólo que no nos deportarán” y que “se buscarán fórmulas para “retener” a los europeos, que sumamos ya los dos millones, para evitar que se desmantelen determinadas industrias”.
En Brompton Road, una calle del barrio de Knightsbridge, en pleno centro de la ciudad de Londres están los famosos almacenes Harrods. Uno de sus empleados nos comentaba: “aquí nos dicen que no nos van a pagar el visado”.
Una madrileña recién llegada a la capital británica asegura que “quizá haya diferencias entre quienes lleven aquí cinco años y hayan podido lograr el permiso de residencia, y los que , como yo, acabemos de llegar…”. En el aire, por tanto, el acceso a la sanidad gratis, a ciertos beneficios sociales, a abrirse una cuenta en un banco... "A mí me pagan en libras, no sé cuánto me bajaría el sueldo si Reino Unido se va de Europa", manifiesta otro.
Es evidente que la ruptura, en caso de producirse, no generará consecuencias inmediatas. Bernaldo de Quirós indica que la transición del actual al nuevo estatuto duraría aproximadamente dos años. Y mientras los gobiernos se afanarían en buscar la solución a esta nueva relación entre Gran Bretaña y la UE, los ciudadanos estarían preocupados por todos aquellos detalles cotidianos que marcan la diferencia día a día, la de ser un ciudadano europeo.

DERECHOS POR SER CIUDADANO EUROPEO:

1. Elecciones europeas y municipales
• Votar y ser candidato en las elecciones al Parlamento Europeo en el país de la UE en que reside, en las mismas condiciones que los nacionales de dicho país;
• Votar y ser candidato en las elecciones municipales en el país de la UE en que reside, en las mismas condiciones que los nacionales de dicho país.
2. Hacer que se escuche su voz:
• Decir lo que piensa sobre los planes para elaborar nuevas leyes en la UE;
• Promover o apoyar una iniciativa ciudadana europea para pedir a la Comisión Europea que proponga legislación acerca de un asunto concreto sobre el que tenga competencias, como el medio ambiente, la agricultura, el transporte o la salud pública;
• Presentar una petición al Parlamento Europeo o al Defensor del Pueblo Europeo si tiene una queja relacionada con cuestiones de la UE.
3. Libertad de circulación:
• Formarse y estudiar en cualquier lugar de la UE en las mismas condiciones que sus nacionales;
• Trabajar en cualquier lugar de la UE y disfrutar de las oportunidades que le ofrece un mercado de trabajo que se extiende por toda la UE.
4. Salud:
• Recibir la atención sanitaria necesaria en cualquier país de la UE, si se pone usted enfermo repentinamente o si tiene un accidente durante una visita a otro país de la UE; recibirá atención sanitaria pública en las mismas condiciones que las personas aseguradas en el país que esté visitando; puede usted pedir el reembolso bien en ese país cuando todavía se encuentre allí o cuando vuelva al país en que está usted asegurado; pida a su régimen del seguro médico su tarjeta sanitaria europea antes de viajar al extranjero;
• Optar por una atención sanitaria planificada en otro país de la UE y ser reembolsado por ello, total o parcialmente, dependiendo de las circunstancias, al regresar a casa; en algunos casos puede que sea necesario que pida autorización previa de su régimen de seguro;
• Disfrutar de algunas de las normas en materia de seguridad alimentaria más estrictas en el mundo; a lo largo de la cadena agroalimentaria tienen lugar controles obligatorios para garantizar que las plantas y los animales son saludables, y que los alimentos y los piensos son seguros, de alta calidad, están etiquetados apropiadamente y cumplen las estrictas normas de la UE.
5. Derechos de los consumidores:
• Recibir un trato justo; los consumidores están protegidos frente a condiciones injustas en los contratos que entrañen obligaciones excesivamente duras para ellos ante el comerciante;
• Recibir una información completa antes de la compra; no se permiten las prácticas de mercadotecnia engañosas ni agresivas por parte de los comerciantes; debe facilitarse información suficiente para permitir que se elija con conocimiento de causa;
• Disfrutar de una sólida protección al comprar en línea; por ejemplo, los consumidores tienen catorce días para devolver los productos si estos no cumplen sus expectativas;
• Obtener una solución si algo sale mal; si los productos son defectuosos, los consumidores pueden solicitar que se reparen, se sustituyan o, si ello no es posible, se les rebaje el precio o se les devuelva el dinero;
• disfrutar de una mayor seguridad de los productos gracias al sistema de alerta rápida de la UE para productos distintos de los alimentos, el cual permite que los productos que no sean seguros puedan ser identificados y retirados del mercado rápidamente para proteger a los consumidores.
6. Viajes:
• Estar protegido gracias a una serie de derechos de los pasajeros, ya viaje usted en avión, tren, barco, autobús o autocar; los pasajeros tienen derecho a información, asistencia y, en determinadas circunstancias, a compensación en caso de cancelación o de retrasos prolongados;
• Disfrutar de protección adicional si adquiere usted paquetes de vacaciones; entre sus derechos se cuentan la información en folletos, el derecho a cancelar sin penalización, la responsabilidad del vendedor por los servicios (por ejemplo, si acaba usted en un hotel de categoría inferior a la normal) y protección en caso de que un operador turístico o una línea aérea quiebren;
• Dirigirse al consulado o embajada de otro Estado miembro de la UE para solicitar ayuda cuando viaje a un país fuera de la UE en el que su país carece de representación (por ejemplo, si pierde usted documentos importantes, sufre un accidente grave o está detenido); los Estados miembros de la UE han de ayudar a los ciudadanos de otros Estados miembros a abandonar el país en situaciones de crisis;
• Viajar sin discriminación si tiene usted una discapacidad o su movilidad es reducida; las normas de la UE le garantizan que tiene usted derecho a asistencia cuando viaje en avión, tren, barco, autobús o autocar, si bien cabe recordar que siempre es mejor avisar al transportista sobre sus necesidades antes de viajar; si cuenta usted con autorización para utilizar aparcamientos para personas con discapacidad en su país de origen, las tarjetas normalizadas de la UE para este tipo de aparcamientos le darán idéntico acceso a estos en otros países de la UE, teniendo presente que rigen las condiciones del país de destino.
7. Telecomunicaciones:
• Disfrutar de una calidad garantizada razonable de servicios de telecomunicaciones fijos a precios razonables, independientemente de donde viva en la UE;
• Comparar fácilmente ofertas y precios; los operadores han de ofrecer información transparente y actualizada sobre los precios y las tarifas de los servicios de telecomunicaciones;
• Recibir un contrato por escrito de su compañía telefónica con información clara acerca de los servicios a los que se haya abonado, con detalles específicos, en particular sobre tarifas y costes, y la opción de rescindir el contrato si el proveedor modifica sus condiciones;
• Cambiar de operador telefónico sin cambiar su nú- mero de teléfono, y en el plazo de un día;
• Utilizar su teléfono en cualquier lugar de la UE a sabiendas de que pagará una tarifa justa de itinerancia.
8. Divorcios y separaciones:
• Confiar en la seguridad jurídica, la predictibilidad y la flexibilidad cuando su situación familiar implique a más de un Estado de la UE; las normas de la UE, que son aplicables en la mayoría de sus países miembros, le ayudarán a determinar:
— de qué país serán los tribunales competentes para fallar sobre su divorcio o separación legal, establecer los derechos de custodia y de visita de los hijos y la pensión de alimentos (manutención) de estos;
— qué legislación nacional aplicarán los tribunales a su divorcio o separación legal; ello ayudará a evitar que uno de los cónyuges se apresure a acudir a los tribunales deseoso de que se apliquen las leyes nacionales que sean más favorables a sus propios intereses; esto solo ocurre si los cónyuges, en un caso de divorcio con una dimensión internacional, no se ponen de acuerdo sobre qué legislación aplicar;
— qué legislación nacional aplicarán los tribunales para fijar la pensión de alimentos de sus hijos;
• Conseguir que la sentencia sobre su divorcio o separación legal, los derechos de custodia y de visita de sus hijos y la pensión de alimentos de estos decididos en un país de la UE sea reconocida más fácilmente y aplicada en otro país de la UE.
9. Derechos de las víctimas de delitos y un juicio justo:
• Confiar en que se le apliquen medidas específicas de salvaguardia si es víctima de un delito en cualquier lugar en la UE;
• Confiar en tener un juicio justo en cualquier lugar en la UE, si es usted sospechoso o está acusado de haber cometido un delito; ello incluye el derecho a interpretación y traducción, información sobre derechos procesales y sobre la acusación contra usted, el derecho a un abogado y el derecho a comunicarse, durante su detención, con su familia y su consulado.
10. Información y orientación:
• Ponerse en contacto con la UE en su propia lengua y a obtener información y asistencia en lo relativo a sus derechos en la UE.


invertia    E. Ruiz-Hidalgo