https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Una inflación más débil significa beneficios empresariales más débiles

 Esto es particularmente cierto para las ganancias del S&P 500 dado que se inclinan más hacia bienes que servicios, y es la desinflación de bienes lo que los economistas de Morgan Stanley esperan que sea lo que prevalezca en 2023.

Eso se debe a la reseca de la demanda del consumo excesivo de bienes post COVID y el exceso de inventario que aún es generalizado, lo que continuará impulsando la actividad de descuentos durante todo el año.

Y aunque la caída en la inflación de bienes es un obstáculo para la fijación de precios, es probable que otras fuerzas inflacionarias sigan siendo más persistentes, particularmente en el lado laboral. Y eso es un costo = demanda final



capitalbolsa