https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Reunión de la Fed, IPC y acciones de EE.UU.: 5 claves a vigilar esta semana

 Los principales bancos centrales del mundo se disponen a cerrar el año 2022 con fuertes subidas de tipos en su lucha contra la inflación. Las expectativas de una subida de tipos de interés de medio punto por parte de la Reserva Federal en la reunión del miércoles están totalmente asentadas, así que los inversores se centrarán en los indicios de hasta qué punto podrían subir los tipos en última instancia.

Los datos de inflación de Estados Unidos del martes proporcionarán nuevas pistas sobre los planes de la Reserva Federal. Los datos de inflación y la reunión de la Reserva Federal marcarán probablemente el tono de las acciones estadounidenses de cara al resto del año y más allá. Mientras tanto, se espera que el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo suban los tipos medio punto en su reunión del jueves.

Esto es lo que hay que saber para empezar la semana.

1. Reunión de la Fed

Los futuros de los fondos de la Fed apuntan a una probabilidad del 78% de que la Fed suba los tipos de interés 50 puntos básicos el miércoles, con una probabilidad del 21% de una subida de 75 puntos básicos, y dichas probabilidades se han visto poco alteradas tras conocerse el viernes que los precios al productor de Estados Unidos subieron ligeramente más de lo esperado el mes pasado.

El banco central estadounidense ha subido los tipos de interés 375 puntos básicos este año, incluidas cuatro subidas consecutivas de 75 puntos básicos, en el ciclo de subida de tipos más rápido desde la década de 1980, para combatir la creciente inflación.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ofrecerá su última rueda de prensa del año tras indicar recientemente que podría haber llegado el momento de ralentizar el ritmo de subidas de tipos.

2. IPC de Estados Unidos

Los economistas creen que la tasa anual de inflación se ralentizará hasta el 7,3% frente al 7,7% del mes pasado.

Los recientes y sólidos datos de empleo de Estados Unidos han reavivado los temores inflacionarios, después de que el crecimiento salarial se acelerara en noviembre.

Los datos del viernes indican que los precios al productor de Estados Unidos subieron ligeramente más de lo esperado el mes pasado, ante el repunte de los costes de los servicios, aunque la tendencia subyacente se está moderando a medida que se relajan las cadenas de suministro y disminuye la demanda de bienes.

3. Acciones de Estados Unidos

Los mercados bursátiles se preparan para la doble dosis de datos del IPC y la decisión de la Reserva Federal que marcará el rumbo de los mercados de cara a lo que queda de año y hasta 2023.

El último repunte del S&P 500 se estancó la semana pasada, ya que unos datos del IPP más elevados de lo esperado han avivado la preocupación en torno a que la Fed tenga que mantener los tipos de interés más elevados durante más tiempo, lo que podría provocar una recesión.

Un IPC más elevado de lo esperado podría reforzar los temores a un mayor ajuste por parte de la Fed, lo que sometería a las acciones a más presión.

Dado que la subida de tipos del miércoles se considera en gran medida una conclusión inevitable, Wall Street se centrará en las previsiones de la Reserva Federal sobre la subida final de los tipos.

También serán cruciales las opiniones de Powell sobre la inflación y la posibilidad de que la economía pueda entrar en recesión el año que viene, una idea que ha determinado la confianza del mercado este año.

4. Banco de Inglaterra

Es poco probable que el deterioro de las previsiones económicas impida al Banco de Inglaterra subir los tipos en 50 puntos básicos, hasta el 3,5%, que sería su cota más alta desde 2008, cuando se reúna el jueves.

Reino Unido publicará el miércoles los datos del IPC de noviembre, que podrían mostrar que la inflación ha tocado techo tras alcanzar máximos de 41 años en el 11,1% en octubre, más de cinco veces el objetivo fijado por el Banco de Inglaterra en el 2%.

Gran parte del aumento ha sido impulsado por la crisis de los precios de la energía derivado de la guerra de Rusia en Ucrania, pero otros factores como la escasez de mano de obra provocada por el Brexit y la pandemia de Covid-19 podrían hacer que la inflación disminuyera lentamente.

La economía británica se dirige hacia una recesión y los hogares se enfrentan a un recorte histórico del nivel de vida después de que el Gobierno introdujera un duro presupuesto para tratar de restaurar la reputación fiscal de Reino Unido.

5. BCE

Los observadores del mercado esperan que el BCE suba los tipos 50 puntos básicos en su reunión del jueves, después de que los datos del mes pasado indicaran que la inflación anual se ralentizó por primera vez en año y medio, bajando al 10% desde el 10,6% de octubre.

El BCE ha subido los tipos 200 puntos básicos desde julio, el ritmo más rápido de su historia, aunque la inflación sigue muy por encima de su objetivo del 2%.

Aunque es posible que el ritmo de subidas de los tipos se ralentice, el BCE está lejos de haber terminado y los mercados buscarán indicios sobre dónde acabarán los tipos de depósito clave del 1,5%.

Frederik Ducrozet, responsable de estudios macroeconómicos de Pictet Wealth Management, dice en unas declaraciones para Reuters: «Los responsables de la política monetaria seguirán mostrándose agresivos, ya que quieren que las expectativas de inflación permanezcan inalteradas».Reunión de la Fed, IPC y acciones de EE.UU.