https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"La zona euro podría no enfrentarse a una recesión invernal tan severa como muchos anticiparon"

 “El índice PMI indica cierta bienvenida moderación en la intensidad de la desaceleración manufacturera de la zona euro en noviembre, lo que respaldará las esperanzas de que la región quizás no se enfrente a una recesión invernal tan severa como muchos anticiparon anteriormente.

No obstante, el índice de producción de la encuesta sigue en uno de los niveles más bajos registrados en la última década. En estos niveles, la encuesta señala una marcada tasa anualizada de contracción, de aproximadamente el 4%. Si bien los datos oficiales del sector productivo han sido más optimistas, y más volátiles, en los últimos meses, estas lecturas débiles del índice PMI siempre han sido seguidas por fuertes caídas proporcionales en las estadísticas oficiales.

Tampoco parece haber un respiro inmediato a corto plazo para la difícil situación de los fabricantes, dado que las carteras de pedidos continúan deteriorándose a un ritmo preocupantemente pronunciado, contrayéndose a un ritmo mucho más rápido de lo que las empresas están reduciendo la producción. Por lo tanto, los inventarios de existencias sin vender están aumentando aún más y se producen tras la mayor acumulación de inventarios de productos terminados en el cuarto de siglo de la historia del estudio ocurrida en los últimos meses. A menos que se produzca una reactivación de la demanda, a esta acumulación de existencias le seguirán inevitablemente nuevos recortes en la capacidad de producción.

Como consecuencia de la reciente acumulación de inventarios y de la disminución de la demanda, se ha producido un importante recorte en las compras de insumos por parte de los fabricantes, lo que a su vez ha restado presión a las cadenas de suministro. Los plazos de entrega de los proveedores se alargaron en noviembre en su menor medida desde agosto de 2020, y ahora incluso están mejorando en Alemania. Esta mejora de abastecimiento es una señal importante que indica el cambio de un mercado de vendedores a uno de compradores y, por lo tanto, va acompañada de un enfriamiento significativo de las presiones de los precios en el sector industrial.

De cara a los próximos meses, las expectativas de producción futura han aumentado ligeramente gracias a la mejora de las señales de las cadenas de suministro y del mercado energético, este último impulsado por un clima otoñal más cálido de lo habitual, pero el grado de confianza sigue estando entre los más bajos observados en la última década. Por supuesto, el desempeño de los fabricantes durante los meses de invierno estará condicionado en gran medida por el clima, y es probable que de haber una ola de frío, éste aumente la preocupación sobre los recursos energéticos y afecte aún más la producción y las cadenas de suministro"




capitalbolsa