https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

No todo lo que sube, baja: el dólar llegaría a 300 pesos a fin de año ante la inoperancia del Gobierno

 Con la economía destrozada por las medidas infortunadas y las desinteligencias cometidas por el Gobierno del Frente de Todos, que no da pie con bola y en vez de aprender de sus errores se empecina en repetirlos una y otra vez con diferentes carátulas, las proyecciones para el resto son alarmantes, y se estima que uno de los principales factores que afectan al país, como lo es el precio del dólar, seguirá empeorando.

El dólar libre cerró este jueves su cuarta suba consecutiva, y si bien lo viene haciendo de a un peso por día, lo cierto es que poco a poco comenzó a incrementar su valor tras lateralizar por varias semanas. Los analistas advierte que su precio podría sobrecalentarse para fin de año y superar los 300 pesos ante un combo de factores: incremento de la demanda por turismo y aguinaldos, y la dolarización de carteras.

Al respecto, Christian Buteler, analista financiero, opinó que "la tendencia es alcista. Esta estabilidad que estamos viendo es muy difícil de sostener con la inflación. Con los precios subiendo entre el 6 y 7 por ciento mensual, más la emisión y el cepo, la tendencia es claramente alcista. Podrá tener una velocidad más o menos fuerte pero alcista". "Deberíamos llegar a los 300 pesos antes de fin de año sin ningún lugar a duda", advirtió.

En cuanto a qué factores influyen en su cotización, confió: "Es demanda y oferta. Su oferta es bastante amplia. Por un lado está el turismo, los que vienen venden dólares en el mercado informal porque tienen un mejor precio que el formal. Todo aquel que compró en el mercado informal, también lo vende en el mismo mercado. El que compró los 200 dólares por mes también van a venderlo al blue. Muchos no conocen la operatoria del dólar MEP e ir al oficial es aceptar 150 pesos por dólar".

Pero, "con un dólar que se percibe barato y acercándonos a meses de mayor demanda por vacaciones y mundial eso influirá en su cotización" ya que "el dólar tarjeta lo tenés que pagar 334 pesos, cuando el blue lo comprás por 290", ejemplificó Buteler. "Más de un consumidor va a comprar en el mercado informal y pagar la tarjeta con los dólares, en vez de aceptar que lo liquiden con el dólar del gobierno que viene con recargos".

La última vez que el dólar blue estuvo por encima de los 300 pesos fue el 28 de julio cuando alcanzó los 314. Cabe recordar que en el séptimo mes del año, el dólar paralelo había trepado un 24,4 por ciento, lo que representa hasta el momento su mayor avance mensual en el año.

"Lo que veo con el dólar es que hubo un overshooting, se sobrecalentó, a fines de julio y desde entonces baja consistentemente como pasó en otros momentos con el cepo actual, por ejemplo en la salida de las elecciones del año pasado, en octubre del 2021, y a comienzos de este año antes del acuerdo con el FMI. Un comportamiento tanto del blue como los financieros", dijo Juan Pablo Albordoz, economista en INVECQ.

Por su parte, el economista Federico Glustein, amplió que "por lo visto desde aquel alza hacia finales de septiembre, el dólar blue se mantuvo por debajo de los 295 pesos, sin tensiones de la políticas macro, las cotizaciones nuevas impulsadas para no devaluar, los cepos o restricciones cambiarias ni la inflación cercana al 100 por ciento".

Al respecto indicó que "es de esperar que la demanda del blue crezca en el corto plazo por varios factores: bonos de fin de año y/o aguinaldos, turismo emisor y dolarización de carteras, aunque este efecto podría darse más cerca de finales de mes, ya con estas variables en acción, colocándolo inicialmente por encima de los 295 pesos para superar los 300 pesos, cerca de diciembre".

En ese sentido, explicó los motivos que moderarían su suba: "La calma en los mercados financieros de agentes que se inclinaron por tasa en pesos, CER y dollar linked ayuda a esta calma transitoria, seguido por una demanda de pesos por caída de consumo y producción y del poder adquisitivo que recorta los ahorros sobre todo de las personas. Además de eso, empresas pequeñas se atan a invertir en pesos para las obligaciones de fin de año, incluso vendiendo dólares para poder cubrirlas".

En cuanto a los motivos que mantuvieron al tipo de cambio paralelo estable, Albornoz opinó que también influyó "la fuertísima suba de tasas del Banco Central. Tenés un overshooting también alimentado por esta suba. Las alternativas que vos tenés para colocar esos pesos y devengarlos son muchos mejores que las que había meses atrás. Con lo cual le quita algo de combustible al blue" y sobre esto advirtió: "Es riesgo para mañana porque la gente empieza a mirar con cariño al dólar porque se empieza a abaratar".

"El BCRA y el Tesoro vienen haciendo un ajuste importante. El Banco Central contiene todos los pesos a través de la cuenta corriente en Leliqs y pases", amplió el economista y agregó: "Esos pesos están haciendo tasa en los bancos que respaldan plazos fijos, están haciendo tasa adentro del Banco Central y por otro lado el verdadero combustible del blue que es la cantidad de billetes que están en la calle viene cayendo en términos reales".





agencia nova