https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las cajas de seguridad de los bancos son cada vez más escasas y crecen las cajas privadas.

  Ingot, sigue creciendo en el mercado con dos nuevas aperturas en Flores y Quilmes y un crecimiento anual del 35%. 

En un contexto de tendencia global donde los bancos están cerrando sus cajas de seguridad, básicamente porque están volviéndose virtuales y el guardado de valores es necesariamente presencial, hay una gran potencial de crecimiento para este tipo de empresas de resguardo. INGOT nació en el 2019 y hoy ya cuenta con más de 3.500 clientes y cierra el año con 6 sucursales (Casa Central – Av. Corrientes 629, CABA, Puntal del Este, Nordelta, Córdoba, Flores y Quilmes) y planea abrir 4 en el próximo año (Thays Parque Leloir, Mendoza, Salta y Neuquén). 

Las cajas de seguridad “no bancarias” son una tendencia internacional. Se encuentran tanto en países desarrollados en Europa, Asia y EEUU como en países en desarrollo y aún en los limítrofes (Uruguay y Brasil). En EEUU por ejemplo, el 50% de las cajas de seguridad están fuera del circuito bancario. Hay más de 2.300 bóvedas robotizadas en el Mundo. En la Argentina, se estima que hay unas 800.000 cajas de seguridad y dada la demanda actual, están aumentando la oferta por parte de empresas no bancarias. Mientras en el país, el 70% de los clientes aún guardan dinero, en el mundo el porcentaje mayor está destinado al guardado de materiales como joyas, escrituras, obras de arte, etc. 

Un diferencial de las cajas privadas es también la disponibilidad todos los días del año vs el horario bancario, que limita las operaciones por parte del cliente. La empresa nació siguiendo la tendencia internacional, y en respuesta a las necesidades del público “no bancarizado” o a las necesidades insatisfechas de los clientes de bancos que no encuentran en los mismos un servicio acorde o que directamente no encuentran disponibilidad de cajas en sus sucursales y entienden que el hogar o la oficina, no son los lugares adecuados para el resguardo de valores. 

 “Siguiendo la tendencia internacional, ofrecemos un servicio innovador, donde la seguridad, tecnología, calidad de atención y flexibilidad nos diferencia del resto, brindando una experiencia única al cliente”, dice Juan Piantoni, CEO de INGOT, “cuando nos referimos a “valores” entendemos que son aquellos objetos materiales que para el cliente tienen un valor monetario, económico o sentimental, que de ninguna manera pueden correr riesgo de ser perdidos, robados o destruidos”. 

INGOT es una empresa argentina dedicada exclusivamente al servicio de alquiler de cajas de seguridad privadas en forma integral que ofrece un sistema tradicional tanto cómo uno robotizado, desarrollada con el objetivo de ofrecer un servicio de cajas de seguridad de excelencia teniendo como principales valores la confidencialidad, la seguridad y la conveniencia. También cuenta con el diferencial de ofrecer salas de reuniones para los clientes. “Este entendimiento y el acabado conocimiento que tienen del mercado nos lleva a ofrecer una serie de servicios únicos en la región que van más allá del tradicional servicio de alquiler de cajas seguridad, tal como hasta ahora se conocía”, detalla Juan Piantoni, CEO de INGOT. 

INGOT es un nuevo y superior concepto sobre el servicio tradicionalmente prestado por las entidades bancarias. Cuentan con la máxima seguridad física y tecnológica pensada para brindar una experiencia realmente única. Nueve niveles de acceso, control biométrico de huella, rostro e iris, estrictos protocolos de seguridad, más de 100 cámaras, sensores sísmicos y de movimiento y las salas de reunión y escritura más grandes y completas, a disposición del cliente. Hay 5 tamaños distintos de cajas para adecuarse a la necesidad de cada cliente. Además, disponen del servicio i24 by, desarrollado mediante la instalación del SSA (SafeStore Auto), sistema robotizado de caja de seguridad, desarrollado y fabricado en Alemania bajo los más estrictos niveles de control y certificación grado VII Europea que ofrece la mayor innovación en protección de los valores, brindando a los clientes la posibilidad de operar cerca de su hogar o trabajo, las 24 hs los 365 días del año. También cuentan con atención personal en horario comercial. 

La empresa brinda protección frente a hurtos, robos, incendios e inundaciones y las bóvedas tienen una resistencia superior a una bóveda bancaria. El cliente puede tener una experiencia única, rápida y sin necesidad de interactuar con un tercero y el alta de servicio de forma inmediata y con mínimos requisitos con la posibilidad de contratar el servicio por diferentes periodos: 48 hs, 15 días, 1, 3 y 6 meses o de forma anual. Cuentan con una App Móvil que resguarda las claves y datos confidenciales de los clientes a través de una Bóveda Digital integrada a su App, brindando un servicio ágil y seguro. Mediante la App también se pueden reservar cajas de seguridad y salas de reunión y contactarse fácilmente con su ejecutivo de cuentas Para más información: www.ingot.com.ar