https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La Unión Europea impulsa propiedad intelectual para ayudar a combatir el cambio climático

 

La iniciativa, llamada AL-Invest Verde DPI, parte de las actividades de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, está orientada a apoyar proyectos en América latina. El proyecto tiene un presupuesto de 2,8 millones de euros para dedicar a actividades de cooperación en el ámbito de propiedad intelectual e industrial en la región. En Argentina, lanza seminario en La Plata.

AL-Invest Verde es un programa de la Unión Europea (UE) cuyo principal objetivo es la creación de empleo en América Latina, apoyando la transición hacia una economía baja en carbono, eficiente en recursos y más circular. A través del Componente 3: AL-INVEST Verde DPI, liderado por la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (EUIPO), el programa pretende lograr una gestión eficiente de los derechos de propiedad intelectual para incentivar un crecimiento sostenible en América Latina, con énfasis en las economías de los países del Mercosur (Chile, Brasil, Paraguay y Uruguay) y Argentina.

Este lunes, en Montevideo, se lanzó el proyecto “AL-Invest Verde Derechos de Propiedad Intelectual (DPI)”.El proyecto tiene un presupuesto de 2,8 millones de euros en total, y está destinado a aumentar el conocimiento de los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) como formas de mejorar la colaboración entre empresas locales, y empresas locales y europeas, con el fin de combatir el cambio climático.

El proyecto propone utilizar la propiedad intelectual para contribuir al perfeccionamiento de un marco propicio en América Latina, que estimule la innovación, facilite el crecimiento sostenible, la creación de empleo, y asegure una participación internacional eficaz de sus actores económicos.

“La propiedad intelectual tiene una importancia esencial para la Unión Europea ya que da incentivos fundamentales a la innovación, y facilitan la transmisión de tecnología y conocimientos, la cual en esta época es resultado de procesos colaborativos, en donde las partes confían entre sí”, explicó en el seminario de inauguración, Paolo Berizzi, embajador de la Unión Europea en Uruguay.

Berizzi explicó que la confianza que genera la protección a la propiedad intelectual es una piedra angular para enfrentar desafíos globales mediante la innovación que se genera a través del intercambio de conocimientos. Uno de esos desafíos, subrayó, “es el compromiso que tenemos como Unión Europea de reducir drásticamente nuestras emisiones de gases invernadero de aquí al 2050. Para ello debemos hacer una transición que necesita de un apoyo, el cual también es externo, y por ello apoyamos esta misma transición en otras partes como América Latina. La protección de la propiedad intelectual es una parte importante de nuestra estrategia industrial, ya que queremos que las empresas compartan sus conocimientos”.

Por su parte, el Líder de AL-INVEST Verde DPI, Mariano Riccheri, recalcó que en América Latina “hace cerca de diez años que seguimos hablando de la necesidad de concientizar sobre la propiedad intelectual, patentes, etc. Hoy aparece en los periódicos, pero la tarea sigue ahí. En América Latina la vida no pasa por las grandes ciudades y en el interior el mensaje se puede estar perdiendo un poco. Queremos fortalecer a las pymes que ya están interiorizadas, que son usuarios intensivos de la propiedad intelectual, pero queremos que sepan cómo ocuparlos de mejor manera”.

“Debe ser parte de una estrategia integral de negocios de la empresa. La sola protección no da la garantía de que mañana no haya que tomar medidas adicionales para proteger el activo intangible. Y la propiedad intelectual es fundamental para la colaboración, dentro de un marco normativo que genere confianza entre las partes”, agregó.

Por su parte, la presidente del Instituto Nacional de Propiedad Industrial, Mónica Gay, detalló sobre la importancia en la articulación entre sectores públicos para la difusión y protección de los derechos de la propiedad industrial. “Desde el INPI Argentina hemos asumido un rol activo junto a otros organismos públicos para llegar a que los emprendedores y emprendedoras, pymes e industrias en general cuenten con las herramientas necesarias que le permitan la protección de sus derechos de Propiedad Industrial, con la convicción que la misma genera un importante impacto en el desarrollo productivo de los países”, detalla Gay.

Y agrega: “Latinoamérica tiene un alto potencial para desarrollar y los espacios de colaboración entre las oficinas de Propiedad industrial son muy valiosas, como así también los programas de cooperación internacionales”.

AL-Invest Verde DPI organizará junto con INPI Argentina y la Universidad Nacional de la Plata un seminario híbrido el 1 de diciembre en La Plata, Argentina. El evento “La Propiedad Intelectual, un puente entre la I+D y la industria” apunta a aumentar el conocimiento sobre la gestión de transferencia de conocimiento en el contexto de los desafíos globales, potenciar las sinergias entre la Red CATI Argentina, otras redes del ecosistema de innovación nacional, oficinas de propiedad intelectual y actores globales (como la OMPI) y lograr la participación y adhesión de grupos de interés a la red "AL-INVEST Verde DPI para la innovación”.

El registro es gratuito en el siguiente link: https://register.internationalipcooperation.eu/event/ar/1/al-invest-verde-ip-puente-entre-i-d-industria