https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El proyecto de CFK 2023 más avanzado que nunca

 En el último mes, el presidente Alberto Fernández sufrió una verdadera sangría en su elenco: dos ministros que estaban de licencia como intendentes ya volvieron a sus distritos; la ministra de Mujeres renunció criticando un operativo (contra supuestos mapuches) de la cartera de Seguridad.

Y el actual jefe de Gabinete, Juan Luis Manzur, ya tiene las valijas hechas para retornar a Tucumán, para trabajar en mantener la hegemonía peronista en esa provincia norteña, donde intentará competir desde el cargo de vicegobernador.

Fernández intenta retener a Manzur con un extraño pedido de licencia por unos meses (que se ausente sin renunciar del Gabinete y vaya a hacer campaña por 120 días a Tucumán) en el intento de no mostrar otra salida en su elenco: hace poco juraron Victoria Tolosa PazAyelén Mazzina y Kelly Olmos, las ministras que significaron un gesto de empoderamiento en un Gabinete donde las fidelidades políticas reportan mayoritariamente al jefe de Estado.

Este no logra, con eso, mostrarse con poder real en su disputa política con Cristina Fernández de Kirchner. Hoy el escenario de disputa es la suspensión o no de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que Alberto quiere mantener y que su propio ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, dijo públicamente: "Estamos tratando de convencer al Presidente".

Los roles de los pesados en el Gabinete

Por un lado se encuentra el titular de Seguridad, Aníbal Fernández, que fue un múltiple funcionario del kirchnerismo. Pasó por la Jefatura de Gabinete de CFK, así como por Justicia y Derechos Humanos. Tamaña versatilidad comenzó siendo ministro de la Producción de Eduardo Duhalde. Hoy es uno de los alfiles de Alberto, sosteniendo públicamente la idea de la reelección del actual mandatario.

"Wado" de Pedro es el ministro de La Cámpora. Supo contar con la confianza de Alberto hasta las PASO de 2021, cuando encabezó la puesta a disposición de las renuncias de funcionarios K, idea de "La Jefa" y Máximo Kirchner.

Ya no se habla con Alberto y apoyó la idea de suspender las PASO y dijo que "estamos tratando de convencer al Presidente" de dejar sin efecto las Primarias, en lo que incluyó a los gobernadores del peronismo. Dialoga cotidianamente con la vicepresidente.

Más allá de todo, se encuentra Santiago Cafiero, quién es la mano derecha del jefe de Estado. Supo estar a cargo del Gabinete hasta la derrota de las PASO 2021 y recaló en la Cancillería, desde donde sigue aconsejando al Presidente. El cristinismo lo combate desde el primer día pero resistió esas embestidas.

También está Victoria Tolosa Paz, la flamante ministra de Desarrollo Social y esposa de Enrique "Pepe" Albistur, el empresario amigo íntimo de Alberto. Fernández la impuso en la elección de 2021 como primera candidata a diputada nacional del FdT.

La Cámpora mantiene una rivalidad con la actual ministra por la vida política de La Plata, la ciudad de origen de Tolosa Paz. Reemplazó a Juan Zabaleta, quién volvió a la intendencia de Hurlingham, en plena disputa distrital con La Cámpora.

A su vez, se encuentra Carla Vizzotti que llegó al Ministerio de Salud como segunda de Ginés González García. Cuando el sanitarista debió renunciar por el escándalo del "Vacunatorio VIP", Alberto la ascendió a ministra, lo que fue considerado como una traición por parte de su mentor. Fue sostén del Presidente durante la época de la pandemia.

Finalmente, Agustín Rossi, actual jefe de la AFI, fue un fiel kirchnerista en la jefatura del bloque de Diputados durante las gestiones presidenciales de los Kirchner. Se sumó al Gabinete para ser uno de los voceros y sostenes de Alberto Fernández.

Las cajas en manos de La Cámpora

No hace falta mencionar el hecho de que la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS), es la mayor caja de Nación, en manos de una camporista. La cual reporta a Máximo Kirchner y mantiene relación con Sergio Massa, el ministro de Economía.

En PAMI se encuentra Luana Volnovich, integrante de la conducción de La Cámpora. Era habitual vocera de las medidas del sector, como los medicamentos gratis para jubilados, pero unas vacaciones en una playa paradisíaca de México la hizo retraerse en el perfil público. Maneja la mayor obra social del país, la de los jubilados.

También está Aerolíneas e YPF, tanto una como otra está en manos de fieles cristinistas como Pablo Ceriani y Pablo González. La Cámpora copa las líneas gerenciales.

Por último, la AFIP. Carlos Castagneto, su actual titular, es el presidente de Kolina, agrupación K donde milita Alicia Kirchner. El contador y ex futbolista reporta a Cristina Kirchner y hoy mantiene una relación aceitada con Massa, en virtud de la interrelación de la agencia fiscal con el Ministerio de Economía.

Ante todo lo referido, es propicio dejar en claro que el kirchnerismo se adueñó del Gobierno y arremete con furia para destrozar y acorralar al presidente Alberto Fernández. ¿Habrá PASO de todas formas en el Frente de Todos (FdT)?




agencianova