https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Qué te pasa Alberto, estás nerviosho? El Presidente dice estar muy estresado y el médico le pidió "que pare un poco"

 Si algo queda en claro para los argentinos es que el rumbo del país, tanto en lo económico como en lo social, se dirige hacia un abismo del que difícilmente habrá un retorno. El presidente Alberto Fernández, por su parte, parece tener una interpretación bastante peculiar de la realidad, como lo evidencian sus intenciones de competir por una reelección en el 2023.

Sin embargo, el propio cuerpo del Presidente le empieza a decir “basta”, como le pasó en la reunión del G20 en Indonesia. Tras el episodio, Alberto admitió que está nervioso y estresado, y que las recomendaciones médicas fueron tomarse un descanso. ¿No es esto una señal del fracaso y la necesidad del Presidente de tomar un paso al costado, sino en esta gestión, al menos luego del 2023? a

La participación de Albertoen el G20 estuvo marcada por el problema de salud que sufrió en medio del evento que se llevó a cabo en Indonesia. Por eso, el jefe de Estado accedió a compartir sus impresiones sobre la descompensación que los médicos diagnosticaron como una “gastritis erosiva con sangrado que le provocó una baja de presión”.

“Fue un mal momento, tuve un problema que arrastro hace muchos años pero nunca se había manifestado de esa forma, que el estómago sangre”, señaló el Presidente en diálogo con medios radiales. “Esto me hizo bajar la presión muchísimo y me obligó a hacer un estudio para verificar si el sangrado había parado”, apuntó.

Alberto Fernández agradeció la preocupación de todos los que se inquietaron por el percance que sufrió y, entre risas, admitió: “Más me asusté yo”. En el mismo sentido, el mandatario señaló: “El estrés y los nervios tienen mucho que ver y los médicos me pidieron que pare un poco”.

Además destacó un mensaje especial: “Ayer me llamó Cristina (Kirchner) por la salud, cosa que agradezco y valoro mucho”.

“La recuperación rápida es un dato tranquilizador, lo pudimos resolver rápidamente”, sostuvo el jefe de Estado.

Tras descompensarse, Fernández debió ser trasladado al Sanglah General Hospital de Bali, donde le hicieron una serie de estudios y recibió suero, acompañado por el ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin. El mandatario permaneció alrededor de cinco horas internado, para continuar con su agenda de actividades.

“En el día de la fecha el señor Presidente de la Nación, doctor Alberto Ángel Fernández fue evaluado medicamente, se diagnosticó una gastritis erosiva con signos de sangrado, recibió el tratamiento médico adecuado encontrándose en buen estado de salud y reanudando sus actividades con control médico”, expresó este martes el parte de la Unidad Médica Presidencial.

Luego de recibir la autorización de sus médicos, Fernández participó del encuentro bilateral con Xi Jinping, líder del Partido Comunista de China, en el hotel Muliá. Durante la jornada, los mandatarios conversaron sobre la relación comercial que mantienen ambos países y dialogaron sobre la ampliación del Swap y la deuda que China mantiene por las represas Cepernic-Néstor Kirchner.

“Logramos cerrar con China que nos autoricen a disponer libremente de más recursos del swap que tenemos. Nos han permitido disponer de 5000 millones de dólares más que se convierten en reservas del Banco Central de libre disponibilidad. Nos permite contar con dólares para favorecer la producción que nos preocupa”, explicó el presidente tras al encuentro.

Por otra parte, Fernández se refirió al plan del Gobierno para controlar el índice de inflación, que según informó este martes el INDEC, en octubre fue del 6,3 porcentual: “Nosotros hemos hecho lo necesario para darle instrumento a los intendentes para que ellos nos ayuden en el control de los Precios Justos que se han acordado”.

“Combatir la inflación es una tarea de todos los argentinos porque lastima a todos. Esto va para los que quieren aprovechar el momento y ganar más de lo que corresponde, porque el que vive de un sueldo padece la inflación de un modo singular”, aseguró.

Además, el jefe de Estado detalló: “Cuando Sergio (Massa) llegó llegamos al 7,5 por ciento empezó a bajar desde ahí, este mes tenemos casi la misma que el mes pasado, como que se ha estancado, pero claramente tenemos que bajar los índices”.

En otro tramo de la entrevista, el mandatario habló sobre la posibilidad de entregar un bono de fin de año a los trabajadores del sector privado y sostuvo: “Estamos trabajando, al regreso seguramente nos juntaremos con la ministra de Trabajo y con Sergio Massa y tomaremos una decisión”.

Las declaraciones de Fernández fueron producidas luego del encuentro de este miércoles con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, quien destacó la política económica del Gobierno. “Es muy importante que Argentina mantenga ese rumbo exitoso”, expresó.



agencianova