https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Dólares paralelos: tras el salto de la semana pasada, el mercado anticipa más presiones

 

En las últimas cinco jornadas, las cotizaciones financieras subieron 6% en promedio. Expectativa hoy de cara a la apertura semanal después del feriado.


Durante la semana pasada se consolidó un cambio de tendencia entre los inversores que puso fin al “veranito” cambiario que tuvo lugar en los últimos meses y trajo nuevamente presionar sobre las cotizaciones paralelas. De esta forma, el foco de los inversores dejó de lado la tasa interés en pesos y comenzó un proceso de dolarización de carteras que se vio reflejado durante la semana pasada en los dólares alternativos. Así, la menor demanda de la deuda en pesos, sumada a las ventas de reservas del Banco Central desde el cierre del dólar soja, se posicionan como los principales factores que observa el mercado. Para analistas consultados por Ámbito, la tendencia alcista podría profundizarse en adelante. Por lo pronto, hay expectativas por lo que ocurra en la semana que comienza hoy.

La fuerte suba de tasas interés que llevó a cabo el Banco Central desde la llegada de Sergio Massa al Palacio de Hacienda, llevando la tasa de referencia al 107% efectivo anual, junto a señales concretas de cierto ordenamiento fiscal hicieron que los dólares paralelos cotizaran relativamente estables en los últimos tres meses, escenario que dio lugar al carry trade por parte de los inversores. Sin embargo, este panorama se complejizó luego de que comenzaran a aparecer signos de agotamiento en el mercado de deuda en pesos, lo que hizo que el Gobierno consiguiera un menor porcentaje de financiamiento del que necesita en las últimas licitaciones. A este factor se le sumó el mal desempeño que tuvo el Banco Central en el MULC, a pesar de las últimas modificaciones al sistema de importaciones, que lo llevó a vender u$s1.500 millones desde el fin del dólar soja.

En ese marco, los dólares financieros subieron 6% en promedio la semana pasada. El CCL saltó $22 (7%) hasta tocar los $332 y el MEP trepó $14 (5%) hasta los $313. Un poco menos agresiva fue el alza del dólar blue: avanzó $12 (4,4%) y cerró el viernes a $306.

Un informe de GMA Capital señaló que el movimiento se dio en medio de un mercado de deuda en pesos debilitado: “Con tasas implícitas entre instrumentos CER a 2023 y 2024 excesivamente elevadas, al Tesoro se le imposibilita colocar instrumentos más allá del próximo año. Por lo tanto, la concentración de vencimientos en 2023 es mayúscula: $10,5 billones o u$s65.000 millones al tipo de cambio oficial. De acuerdo a los últimos volúmenes operados, creció el apetito por bonos soberanos en dólares por sobre los títulos en moneda local”.

Por otro lado, el informe destaca que, para sostener los precios de la curva indexada a la inflación (que fue la estrella del mercado de deuda en pesos), el Banco Central se encuentra comprando títulos CER desde hace más de un mes. “En este lapso, la emisión por la compra de activos en moneda local superó los $268.000 millones. Si bien se encuentra lejos de la intervención de junio/julio, que había alcanzado $1,3 billones, según los últimos datos publicados por el Central, la intervención en cuestión no se está esterilizando, lo que podría agregar presión a los tipos de cambio financieros”, apunta.

Coincidió el economista Federico Glustein, quien sostuvo que “el mercado frenó la estrategia de pesificar las carteras aprovechando el contexto inflacionario y de tasas altas, y decidió migrar hacia un proceso de dolarización”. “Las últimas licitaciones son una cabal muestra de esto. Es una reacción evidente producto de la masa de pesos excedente que se observa tanto en el sistema de plazos fijos, de bonos pesificados, pero también de un modelo que indica que el déficit cuasifiscal es una bomba de tiempo que explotará en breve”, se explayó.

Asimismo, el analista financiero Salvador Vitelli, destacó: “Ante el atraso que tenían los dólares paralelos en términos reales, el movimiento los últimos días era de esperarse, y pienso que pueden seguir al alza en las próximas semanas”. En esta línea, Vitelli advirtió sobre el resultado de las últimas licitaciones del Tesoro: “El Gobierno acumuló un financiamiento neto de $33.500 en lo que va del mes, y para noviembre y diciembre va a necesitar $524.000 millones”.

Glustein consideró que “la tendencia al alza se va a mantener hasta fin de año” y argumentó: “La inflación no cede, el oficial se deprecia al 6% mensual, la tasa es el sostén del cuasifiscal y de un derrumbe económico que migra a dólares, pero está sostenido con alambre. Es probable que el CCL toque en breve los $350 y podría subir hasta un 10% más”.



ambito