https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Crecen las alertas de un crash bursátil en 2023

 Las perspectivas de recesión en países desarrollados siguen dando alas a los expertos para sus predicciones pesimistas de cara al próximo año, también en los mercados financieros.

Tal como explicamos ayer, Deutsche Bank (ETR:DBKGn) prevé recesión en Estados Unidos el próximo ejercicio y estima que los mercados pueden caer hasta un 25%.

De hecho, según apunta Alba Puerro, trader y cofundadora de SalaParaTraders, “la Reserva Federal estadounidense (Fed) apunta a las probabilidades más altas de una recesión en los próximos 12 meses con un 45% (la más alta registrada)”.

“Si en la Fed ven con un 45% de probabilidad que haya una recesión, la probabilidad claramente es mucho más alta”, añade esta analista.

Por su parte, Mike Wilson, estratega jefe de renta variable estadounidense y director de inversiones de Morgan Stanley (NYSE:MS), también predice que las acciones sufrirán una caída de 2 dígitos a principios de 2023.

Wilson, cuyo objetivo para el próximo año en el S&P 500 es de 3.900 puntos, advierte que las empresas estadounidenses se están preparando para desatar revisiones a la baja de los beneficios que golpearán a las acciones.

«Este el camino. Nadie se preocupa de lo que va a pasar en 12 meses. Necesitan ocuparse de los próximos tres a seis meses», dijo ayer martes Wilson en declaraciones a CNBC. «Ahí es donde realmente pensamos que hay una baja significativa. Así que, aunque 3.900 suene a seis meses realmente aburridos… No es así, va a ser un viaje salvaje», alerta este experto.

Así, el S&P 500 podría caer hasta un 24% de aquí a primeros de 2023.

«El mercado bajista no ha terminado», apunta Wilson. «Y tendremos mínimos significativamente más bajos si nuestra previsión de beneficios es correcta», concluye.

A pesar de este escenario para el próximo año, Wilson cree que «no es el momento de vender todo», ya que espera todavía algunos movimientos alcistas que impulsen las acciones durante las próximas semanas.