https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Volvió todo a la normalidad - Lo que el "Efecto Massa" se llevó: El Riesgo País superó los 2700 puntos y la inflación pasó ya el 7 por ciento

 La llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía supuso un paño frío para la escalada del dólar en el mercado paralelo de cambios, así como la corrida contra los bonos argentinos. Sin embargo, la relativa estabilidad cambiaria no se materializó ni en los precios ni en la prima de riesgo.

El índice de Riesgo País de JP Morgan alcanzó los 2759 puntos básicos al cierre del día miércoles, lo cual representa el valor más extremo registrado desde el pasado 27 de julio en los albores de la dramática y fallida gestión de Silvina Batakis.

La confianza de los mercados en la nueva apuesta del Gobierno tan solo duró hasta la segunda semana de septiembre, y desde entonces el Riesgo País acumuló una escalada de hasta 400 puntos básicos. Quedó en evidencia que el Gobierno no apuesta a un programa de estabilización, sino que continuará aplicando paliativos temporales y circunstanciales a discreción.

La estrategia económica de Massa se limitó a robustecer las reservas internacionales apostadas en el Banco Central, pero no se añadió ningún tipo de solución a los problemas estructurales de la economía argentina.

La inflación mensual, que había alcanzado hasta el 7,4 por ciento en el mes de julio, bajó levemente al 7 en agosto y, según estima el oficialismo, habría superado nuevamente el piso del 7 durante el mes de septiembre.

Las consultoras privadas estiman un diagnóstico similar para el mes de septiembre, y alertan que octubre tendría un piso de por lo menos 6 por ciento. Si se concretan efectivamente estos resultados, la inflación interanual para fin de año se encaminará a los 3 dígitos.

Pese a los tenues recortes anunciados sobre las tarifas energéticas y el sector privado, el Gobierno no solo no logró recortar el déficit sino que lo profundizó en agosto. El resultado primario del Sector Público Nacional marcó un rojo del 3,4 por ciento del PBI en el acumulado de 12 meses para agosto, y lleva 11 meses de constante crecimiento.

La factura de intereses también aumenta cada vez más, y el déficit financiero del Gobierno nacional aumentó al 5,2 por ciento del PBI en agosto. Junto con el pago de intereses por los pasivos remunerados del Banco Central, el déficit consolidado del Estado representa más de 11 puntos del PBI y es uno de los más elevados de la historia argentina.

Ante los pobres resultados cosechados hasta la fecha, y en vista a los desafíos siderales previstos para el año 2023, el ministro Massa admitió “estar dando sus últimas pisadas en su vida política”.



agencianova