https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Masivo hackeo a la Agencia Nuclear de Irán: Se expuso un esquema de corrupción para conseguir tecnología nuclear

 Por Santiago Vera García – La Derecha Diario

La Organización de Energía Atómica de Irán dijo que un servidor de correo electrónico perteneciente a una de sus subsidiarias había sido hackeado desde un país extranjero y que la información fue publicada en línea, confirmando el reciente hackeo que se viralizó en redes en los últimos días.

Un grupo de hackers iraní, Black Reward, dijo en un comunicado publicado en Twitter que había publicado información pirateada relacionada con las actividades nucleares iraníes, declarando que la acción era un acto de apoyo a los manifestantes en Irán. Su declaración, publicada el sábado, terminó con las palabras “En nombre de Mahsa Amini y para las mujeres, la vida, la libertad”.

El grupo publicó conversaciones privadas de Irán con la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), y con funcionarios públicos y empresarios de múltiples otros países, como Argentina.

Algunas de estas interacciones están en regla pero muchas otras revelan un esquema de corrupción con funcionarios latinoamericanos para conseguir tecnología nuclear de manera ilegal para evitar las restricciones impuestas a la proliferación nuclear.

Los hackers hablaron de una gran cantidad de documentos relacionados con contratos de desarrollo nuclear, planes de construcción, calendarios de funcionamiento de partes del complejo energético de Bushehr, documentos de identidad de ingenieros y otros empleados del sector de la energía atómica de Irán, e incluso pasaportes y visados de especialistas iraníes y rusos que trabajan en la central de Bushehr.

Además, Black Reward dijo que la información publicada incluía “horarios de gestión y operativos de diferentes partes de la planta de energía de Bushehr” y “contratos y acuerdos de desarrollo atómico con socios nacionales y extranjeros”.

Según Iran International, una organización opositora con sede en el Reino Unido, “el grupo dijo el viernes que había hackeado el sistema de correo electrónico de la Compañía de Producción y Desarrollo de Energía Nuclear de Irán, amenazando con publicar los documentos si el gobierno no detiene su represión contra los manifestantes”. Como no hubo un cese de la represión contra las protestas, finalmente se publicaron los más de 50 GB de datos.

Algunos de los documentos publicados por Black Reward.

Aunque Irán ha aumentado sus propios ciberataques en el extranjero en los últimos años, también tiene sus propias vulnerabilidades. Black Reward advirtió que tiene más información y que lo seguirán publicando si los días pasan y siguen los ataques contra manifestantes.

La agencia nuclear iranía reconoció en un comunicado que la Compañía de Producción y Desarrollo de Energía Atómica había sido hackeada, pero restó importancia a los documentos.

El acceso no autorizado por parte de una fuente procedente de un país extranjero concreto al sistema de correo electrónico de esta empresa condujo a la publicación del contenido de algunos correos electrónicos en las redes sociales”, se leía en el comunicado. Estos correos electrónicos contienen “mensajes técnicos e intercambios normales y cotidianos”, añadieron.

El propósito de tales esfuerzos ilegales, que se hacen por desesperación, es atraer la atención del público, creando atmósferas mediáticas y operaciones psicológicas”, continuó el comunicado.

Sin embargo, la Compañía de Producción y Desarrollo es la responsable directa de los estudios, construcción y operación segura de centrales nucleares y suministro de combustible nuclear, así como del apoyo y cooperación en la fabricación de herramientas, instrumentos, equipos, componentes e instalaciones requeridas para centrales nucleares y todos sus accesorios relacionados dentro del país.

Irán alcanzó en 2015 un acuerdo con todas las potencias nucleares, tras años de negociaciones sobre su programa nuclear. El acuerdo, conocido formalmente como Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés), dio a Irán un alivio de las sanciones y un paquete de ayuda económica a cambio de restringir su programa nuclear. Este acuerdo que firmó Obama, fue desbaratado en 2018 cuando el entonces presidente Donald Trump retiró unilateralmente a Estados Unidos, cuando descubrió que todavía estaban desarrollando armas nucleares con el dinero enviado desde Estados Unidos.

Sin embargo, lo que llevó al histórico hackeo son las potestas antigubernamentales que continúan luego de un mes tras el asesinato de Mahsa Amini a mediados de septiembre tras estar varios días en coma luego de haber sido golpeada brutalmente por la policía moral por negarse a usar el hiyab en la vía pública.

Originalmente, Mahsa fue detenida por usar un “atuendo inadecuado” y violar el código de vestimenta para las mujeres. La verdadera razón de su arresto fue que no estaba utilizando “correctamente” el hiyab, el cual tenía sobre sus hombros pero no sobre su cabeza, según confirmaron múltiples fuentes que vieron los hechos.

Las mujeres iraníes, muchas de ellas con la cabeza descubierta, lideran las manifestaciones cantando consignas contra el poder y enfrentándose a las fuerzas de seguridad. La represión del régimen ha provocado decenas de muertos, sobre todo entre los manifestantes, y cientos de personas han sido detenidos.



tierrapura