https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El plan detrás de la renta básica universal que impulsa el Foro Económico Mundial [Opinión]

 Traducido de The Expose por TierraPura.org

En este artículo, no voy a profundizar en las razones económicas para ello, ya que no estoy lo suficientemente cualificado para discutirlo desde ese punto de vista. Sin embargo, voy a analizar los países que lo están aplicando y quiénes son las personas que están detrás de la escena que lo impulsan.

¿Qué tiene que ver la Renta Básica Universal (RBU) con Covid, la guerra y Tony Blair?

En marzo de 2022, el diario The Irish Times lo calificó como “Un paso de bienvenida: El primer plan de renta básica de Irlanda en camino“, en el que los artistas recibirán 250 euros a la semana en un plan piloto, pero muchos quieren que se extienda a todos.

Cinco meses más tarde, el programa aumentó a 325 euros y The Irish Times lo calificó como un “salto sísmico” en el que unos 2.000 artistas tendrán garantizada esa cantidad salarial semanal.

En Irlanda se promociona como “dinero por nada” y “sin preguntas”.

Uno de los economistas más conocidos de Irlanda que escribe para The Irish Times, David McWilliams, piensa que es una buena idea. En un artículo de 2017, el periodista dejó traslucir la idea en su propio blog.

McWilliams también fue un Joven Líder Global, pero ahora se ha graduado para ser miembro del Foro Económico Mundial (FEM).

Foro Económico Mundial: David McWilliams

Casualmente, su propio podcast del 2 de marzo de 2021 se titulaba “Volver a construir mejor”. ¿Dónde hemos visto eso antes?

Justo al otro lado del mar de Irlanda, en el Reino Unido, se publicó en junio de 2022 un documento en la página web del Parlamento británico titulado “Potential merits of a universal basic income” (Posibles ventajas de una renta básica universal).

Evidentemente, se están tomando la idea de la RBU muy en serio y están avanzando rápidamente. Sin embargo, los vínculos con el Parlamento británico y los ex parlamentarios británicos no terminan ahí. El belicista en jefe y ex primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, también está involucrado, como muestra este tuit de Tascha Labs.

Blair es miembro del FEM, ha sido financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates por decenas de millones y ha impulsado una identificación digital durante años.

Fundación Bill y Melinda Gates: Subvenciones comprometidas,
Instituto Tony Blair para el Cambio Global

Es este instituto el que participará en las “recomendaciones de políticas públicas para la renta básica universal”.

Ahora podemos ver cómo el Ingreso Básico Universal (UBI) encaja con las Monedas Digitales de los Bancos Centrales (“CBDC”). Los puntos se están uniendo.

Al parecer, “los británicos apoyan la renta básica universal por un margen de 20 puntos”, según una encuesta del New Statesman realizada en julio de 2022.

Por supuesto que sí.

Sin embargo, Gales está un paso por delante en la apuesta por la RBU. En febrero, The Guardian informó:

“Los jóvenes que abandonen la asistencia social recibirán 1.600 libras al mes durante dos años a partir del mes siguiente a su 18º cumpleaños. Eso supone 19.200 libras al año”.

Una cantidad nada despreciable.

El país que está más avanzado con el UBI es Canadá. El proyecto de ley S-233 es: “Una ley para desarrollar un marco nacional para un ingreso básico garantizado para vivir”. Dice: “Toda persona debe tener acceso a una renta básica vital”.

No te sorprenderá saber que el FEM es un gran fanático del UBI. Llevan impulsándolo desde 2016.

En un vídeo de 2021, en plena pandemia, lo alabaron.

Subtítulos del vídeo:

Esta ciudad de California probó la renta básica universal y encontró un resultado sorprendente. Stockton dio a 125 personas 500 dólares al mes sin obligación de trabajar y los estudió durante un año para ver qué pasaba.

Después de 12 meses, la tasa de empleo a tiempo completo se disparó un 12% y los participantes trabajaron más, no menos. También declararon sentirse menos ansiosos y deprimidos y pasar más tiempo de calidad con sus hijos.

Algunos ayudaron a sus familiares a pagar la atención médica. Otros tuvieron tiempo para estudiar. El dinero mejoró sus relaciones sociales, permitiéndoles pagar lujos como comidas fuera.

El proyecto pretendía demostrar que la pobreza es consecuencia de la falta de dinero, no del carácter. Los investigadores afirman que los pagos permiten a las personas establecer objetivos, tomar decisiones y asumir riesgos que conducen a oportunidades profesionales.

El informe abarca desde noviembre de 2018 hasta febrero de 2020. Uno posterior mostrará cómo les fue durante la pandemia. Este no es el primer experimento con la renta básica universal.

Desde 2017, Finlandia pagó a 20.000 desempleados 560 dólares al mes. Después de dos años, los receptores estaban más felices, más sanos y más confiados durante la pandemia muchas naciones han dado pagos en efectivo a las personas más pobres, incluyendo Estados Unidos, India y España.

Los críticos de la renta básica universal dicen que es demasiado costosa para implantarla de forma permanente. ¿Crees que la renta básica universal es una buena idea?

Así que, ahí lo tienes. La renta básica universal es la panacea para todo: la felicidad, el tiempo con la familia, la atención médica, las comidas fuera de casa. Qué más se puede pedir. Y aparentemente el ensayo en Finlandia fue un gran éxito según el Foro Económico Mundial. Pero en realidad no lo fue.

Según Business Insider“Una de las mayores pruebas de renta básica del mundo, un programa de dos años en Finlandia, fue un gran fracaso. Los críticos afirmaron que la prueba era defectuosa desde el principio”.

Sin embargo, eso es lo que suele ocurrir cuando los resultados de los ensayos no salen como uno quiere.

El UBI suena muy bien. Qué no puede gustar de una renta vital incondicional. Siempre se vende como una forma de erradicar la pobreza y como una red de seguridad social.

Supuestamente, la gente podrá gastar más, ahorrar más e invertir más.

Excepto que nunca es incondicional. Lo que deberíamos preguntarnos es “Cui Bono” o ¿quién se beneficia? La respuesta sencilla es “La élite”.

En 2017, Mark Zuckerberg ensalzó públicamente las virtudes de los programas de la red de seguridad social que dan dinero gratis a los ciudadanos, independientemente de su situación laboral; véa el reportaje de CNBC “Alaska da a los residentes limosnas gratuitas en efectivo: esto es lo que Mark Zuckerberg cree que todos pueden aprender de ello”, 5 de julio de 2017.

También pronunció un discurso de graduación en Harvard en el que dijo: “Deberíamos explorar ideas como la renta básica universal para dar a todo el mundo un colchón para probar cosas nuevas”.

Salvo que no se utilizará para “cosas nuevas”.

Por supuesto, el FEM respaldó a Zuckerberg después de su discurso estudiantil.

Sin embargo, Zuckerberg no es el único. En 2021 Elon Musk dijo que necesitamos UBI porque “en el futuro, el trabajo físico será una opción”.

Sam Altman, que cofundó OpenAI (Inteligencia Artificial) con Musk, está de acuerdo.

Lea sino el reporte Business Insider del 20 de agosto de 2021 sobre Musk, que dice que necesitamos una renta básica universal porque “en el futuro, el trabajo físico será una elección”.

Una persona de la industria dijo a CNBC que Altman:

“Concibe un mundo en el que él y sus pares de IA-CEO se vuelven tan inmensamente poderosos que sacan a todas las empresas que no son de IA (que emplean personas) del negocio y a todos los trabajadores estadounidenses al desempleo. Tan poderosos que un porcentaje de los ingresos de OpenAI (y de sus compañeros) podría financiar el UBI para todos los ciudadanos de Estados Unidos”.

Otros empresarios de muy alto nivel que han respaldado el UBI son Pierre Omidyar (fundador de eBay), Andrew Ng, Bill Gross y Ray Kurzweil.

Lo que Bill Gross tenía que decir sobre el socialismo era particularmente interesante y preocupante, que tendríamos que “acostumbrarnos” con el UBI.

Debería haber mencionado que Zuckerberg, Altman, Omidyar, Ng y Gross son todos miembros del FEM así como algunas de sus respectivas empresas, al igual que el socio de Kurzweil en la Singularity University, Peter Diamandis.

Imagínese…

Un hilo común parece aparecer de todos los proponentes del UBI. La IA eliminará los puestos de trabajo y la gente necesitará el UBI para sobrevivir. Si esto suena como la agenda impulsada por el FEM y la Cuarta Revolución Industrial, es porque lo es. Esto es lo que dijeron en 2017; lea “Por qué todos deberíamos tener una renta básica”.

En abril de 2020, el FEM publicó un artículo titulado “La renta básica es la respuesta a las desigualdades expuestas por COVID-19”. Esto fue solo un mes después de que empezaran a producirse los cierres. Una vez más, parecían saber lo que iba a ocurrir.

Pasaron 6 meses y el FEM publicó un artículo titulado “No temas a la IA. Llevará a un crecimiento del empleo a largo plazo”.

Al mismo tiempo, publicaron un informe titulado “El futuro del empleo”. Afirmaban que en 2025 se eliminarán 85 millones de puestos de trabajo, pero que se crearán 97 millones.

Desde el punto de vista del FEM, el UBI parece ser la solución perfecta. Preferirían tener a la gente sentada en casa, bebiendo cerveza y viendo Netflix (como en los cierres de Covid).

Si nos remontamos a los últimos dos años y medio, las pequeñas empresas y los empresarios fueron el blanco de los cierres de Covid. Muchos perdieron sus puestos de trabajo.

Además, con el conflicto entre Ucrania y Rusia, estamos viendo cómo los costes de la energía se disparan. Naturalmente, esto se trasladará a los consumidores, por lo que también veremos aumentar el precio de los alimentos.

Mucha gente está luchando para llegar a fin de mes y poner comida en la mesa. Aquí es donde entra el UBI. Con toda probabilidad, mucha gente lo pedirá a gritos y hará lo que sea necesario para recibirlo.

Es la dialéctica hegeliana. Problema-Reacción-Solución.

No quieren que la gente gane su propio dinero o emplee a otras personas. Quieren que todo el mundo dependa de una Renta Básica Universal a instancias del gobierno globalista.

Con el aumento de los precios de la energía y de los alimentos a punto de saltar a niveles exorbitantes, qué mejor momento para traer el “almuerzo gratis” del UBI, excepto que no existe tal cosa como un “almuerzo gratis”.

Entonces, ¿cómo funcionaría esto en la realidad? En los últimos dos años hemos visto cómo se utilizan las vacunas y los pasaportes de vacunación para poder acceder a bares, restaurantes, etc. Se podría utilizar exactamente lo mismo para el UBI.

Si no te pones la vacuna y el refuerzo, el UBI podría ser retenido. Tu UBI estará vinculado a tu ID digital, que a su vez estará conectado a tu puntuación de crédito social. Tu puntuación de crédito social te permite participar en la sociedad.

Tus libertades y derechos civiles estarán ligados a tu puntuación de crédito social. Si criticas al gobierno, no recibirás tu UBI, que será en forma de moneda digital. Tu cuenta bancaria podría cerrarse con sólo pulsar un botón.

Probablemente todo esto suene muy inverosímil, pero no hay que mirar muy lejos para ver que el cierre de cuentas bancarias y la detención de personas ya ha ocurrido cuando los camioneros protestaron en Canadá.

El futuro no es de color de rosa a menos que la gente empiece a entender el panorama general que se está desarrollando.