https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El dueño de Swiss Medical va por el control total de Medicus

 Tras cerrar la compra de las acciones que eran propiedad de Jorge Aufiero, quiere el resto del capital de la prepaga que está en manos de otros socios


Tras haber cerrado la compra de las acciones que Jorge Aufiero posee en Medicus, el dueño de Swiss Medical tiene decidido avanzar en la toma de control total de su competidora en el negocio de la medicina privada.

Así lo habría definido Claudio Belocopitt en las últimas horas teniendo en cuenta que está a un paso de concretar su desembarco en Medicus, con la adquisición del 30% del capital de la firma que está en poder de su fundador, quien recibiría alrededor de u$s25 millones por la operación.

Fuentes del sector aseguraron a iProfesional que la transacción con Aufiero está a un paso de concretarse ya que el resto de los accionistas de Medicus no hicieron uso de lo que en el mercado se conoce como un "first refusal" para quedarse con las tenencias de su socio.

Ese término obligaba al empresario ofrecer sus acciones a los demás accionistas de la compañía antes de poder salir y venderlas a otros interesados. Sin embargo, Hernán Pavlovsky y José De All, dueños del 70% de Medicus, no hicieron uso de esa opción.

Por ese motivo y porque entiende que ser accionista minoritario le impediría tomar decisiones sobre los negocios y el futuro de Medicus, Belocopitt iniciaría la segunda etapa de su plan para sumar la totalidad de esa compañía a la estructura de Swiss Medical, que actualmente es la segunda empresa de medicina privada del país detrás de Osde, con un 16% del market share y casi un millón de clientes.

En términos de negocios, el empresario, quien también es accionista del Grupo América, no sólo se tienta con sumar los 300.000 usuarios que hoy tiene Medicus y aumentar la participación de mercado de Swiss Medical en otro 4%, sino más que nada quedarse con la red de sanatorios y clínicas que opera la prepaga que fue fundada en 1970.

Claudio Belocopitt controla la segunda empresa de medicina privada de la Argentina
Claudio Belocopitt controla la segunda empresa de medicina privada de la Argentina, con el 16% de participación de mercado

Se trata de una serie de Centros Medicus para la atención exclusiva de sus asociados y que han ido sumando prestaciones que permiten cubrir todas las especialidades médicas, odontológicas y de salud mental, figuritas difíciles en el mazo de la medicina prepaga argentina.

A través del uso de recursos tecnológicos de punta, Medicus ha desarrollado e invertido en varias herramientas que facilitan a los pacientes la gestión de su atención y de los servicios que requieren de forma ágil y personalizada.

Operativo seducción 

En ese sentido, deberá convencer a Pavlovsky y De All, que cedan sus participaciones o le bloqueen su plan manteniendo sus posiciones accionarias.

Mientras tanto, Aufiero prepara su salida de Medicus después de más de 40 años de actividad en la compañía que tiene una facturación anual que ronda los $30.000 millones y que nació de la impronta que le impusieron un grupo de médicos desde su fundación.

La prepaga es además dueña de cinco centros de atención propios; un centro de salud mental; otros centros odontológicos y una cobertura internacional de alta complejidad.

Hace un par de años, sus socios encararon un proceso de intercambio de acciones de los sanatorios a partir del cual Aufiero se quedó con el control del Instituto Argentino del Diagnóstico y Tratamiento (IADT), mientras que De All hizo lo mismo con el Otamendi.

Medicus es propiedad de una importante red de sanatorios y clínicas que están en el radar de Claudio Belocopitt para sumar a Swiss Medical
Medicus posee una importante red de sanatorios y clínicas que están en el radar de Belocopitt para sumar a Swiss Medical

En ese contexto, fuentes del mercado aseguran que es probable que hayan negociado este intercambio con acciones de Medicus que le permitieron a Aufiero alcanzar el 30% del capital.

No es la primera vez que existen versiones sobre la venta de las acciones del empresario si se tiene en cuenta que en el 2016 fueron los dueños de Osde los que analizaron esa operación pero sin que las conversaciones llegaran a buen puerto.



iprofesional