https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Automotrices pidieron al Gobierno flexibilizar pagos a proveedores del exterior

 

La entidad que agrupa a los fabricantes locales de autos (ADEFA) se reunió con funcionarios de la Secretaría de Comercio para que se acorten los tiempos para acceder a las divisas. 


En medio de las trabas para importar, las automotrices le pidieron al Gobierno flexibilizar los pagos en dólares a proveedores del exterior debido a que las nuevas restricciones cambiarias ponen en riesgo la sustentabilidad productiva.

Desde la semana pasada comenzó a regir el nuevo sistema de administración del comercio exterior, conocido como SIRA, que está generando mayores complicaciones. No sólo hay un control más estricto de la mercadería que ingresa sino que, además, se modificaron las condiciones de pago hacia afuera del país.

Concretamente, las aprobaciones de importación están saliendo con un plazo de 180 días para que el Banco Central libere los dólares al precio oficial para cancelar deudas por materias primas, insumos y autopartes importadas.

Mientras regía el sistema de SIMI, que fue dado de baja hace dos semanas, una vez autorizada la importación, el Central liberaba las divisas automáticamente para pagar a las empresas del exterior.

La entidad que agrupa a los fabricantes locales de autos (ADEFA) se reunió con funcionarios de la Secretaría de Comercio para que se acorten los tiempos para acceder a las divisas. Desde esa dependencia se comprometieron a configurar el sistema con nuevos plazos y a analizar casos particulares.

Ahora hay un alargamiento de los plazos que están siendo cuestionados por los proveedores en otros países por el cambio en las condiciones comerciales.

La situación afecta a las terminales automotrices, pero es aún más sensible en el sector autopartistas. Muchos proveedores locales que, a su vez, necesitan importar productos para producir piezas en el país.

En las últimas semanas, empresas como Renault, Nissan, Fiat y Ford tuvieron que parar la producción por falta de autopartes porque sus proveedores locales no habían podido entregar en término la mercadería por faltantes de insumos importados que no fueron liberados a tiempo.

Desde varias autopartistas admiten que sus proveedores del exterior les están advirtiendo que no enviarán más productos sin pago previo o garantía concreta de que recibirán el dinero. Esto va a provocar un agravamiento de la situación ya crítica para producir.

La Cámara de Comercio Exterior de la localidad de San Francisco, en Córdoba, envió una carta al Central alertando por las serias complicaciones que pasa esa provincia. Esto se repite en todo el país.

El cambio de sistema, sumado a los mayores controles y al cambio en los plazos de liberación de dólares paralizó durante los últimos días la operatoria del comercio exterior. Recién esta semana comenzó a funcionar, aunque a un ritmo muy bajo.

Es por eso que hay mucha preocupación en las industrias ya que temen que se produzca una parada en cadena de la producción de muchas empresas por falta de insumos.



ambito