https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cristina Fernández de Kirchner contra las prepagas: qué hay detrás del duro cuestionamiento

 Por qué aseguró que "es inaceptable" el nuevo incremento de 13,8% y qué puede pasar a partir de ahora. En el año llevan acumulado un incremento de casi 114%. Cómo está compuesto el índice de la Superintendencia de Servicios de Salud y por qué es muy difícil que se frenen los aumentos. 

Casi ningún gremio tendrá este año una recomposición salarial por encima de la inflación, que según la mayoría de las proyecciones terminará el año en torno a 95/100%. Muy pocos sindicatos se acercarán a ese porcentaje, "empardando" la suba de precios domésticos, y la totalidad de la población argentina sufre en su bolsillo que corre atrás a la inflación, que parece viajar en un Fórmula 1, mientras los salarios van al trotecito, en el mejor de los casos. 

Pero hay un sector que podrá aumentar el valor de sus servicios en casi 114% en todo el año y justamente es un sector considerado esencial para amplias capas de la población, y es el de la medicina privada.

El nuevo incremento autorizado por el Gobierno para diciembre, de 13,8% preocupó a los asociados a las empresas de medicina privada y llevó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, a salir con un duro cuestionamiento a la medida que dispuso el gobierno que ella misma integra.

"Resulta francamente inaceptable el nuevo aumento, esta vez de dos dígitos (13,8%), que el Gobierno autorizó a las empresas de medicina prepaga, y que de esta manera suman el 114% anual de aumento otorgado. O sea, más de un 20% sobre la inflación anualizada", escribió Cristina en su cuenta de Twitter.

Subas incrementales

Con esta declaración la vicepresidenta buscó marcar la cancha al Gobierno sobre el aumento, y dejar en claro que ella no avala la suba. Pero expone, al mismo tiempo, la magnitud de la recomposición que tiene este sector.

Cristina Fernández de Kirchner puso énfasis en el aumento de dos dígitos que se dispuso para diciembre, sin embargo, no es la primera vez que eso sucede. De hecho, en junio el aumento fue del 10%, en agosto del 11,34% y en octubre de 11,53% y ahora 13,8% previsto para diciembre, cada vez en forma incremental. Además, ésta es la sexta suba del año, considerando aumentos del 4% y el 9% en la primera parte del año.

Esta modalidad de incrementos responde al índice elaborado por la Superintendencia de Servicios de Salud, que de acuerdo a la resolución 1293/22 del Ministerio de Salud publicada el 30 de junio en el Boletín Oficial, considera la evolución de los costos de las prestaciones sanitarias, en relación a indicadores seleccionados por el organismo, pero que no se difunden cuáles son, ni su variación bimestral.

Cuestión de componentes

Con el fin de evitar los recurrentes planteos de los prestadores reclamando la actualización de aranceles, que ha generado desde el año pasado innumerables conflictos y medidas de fuerza en las instituciones privadas de salud, desde el Gobierno se dispuso que a la par de la actualización de las cuotas de las prepagas se ajusten también los aranceles que perciben los prestadores (clínicas, sanatorios, mutuales, hospitales de comunidad).

Pero el ajuste corre por detrás del que reciben las prepagas, dado que según la normativa vigente se actualiza el 90% del nivel de actualización de las cuotas. Así, para diciembre se proyecta un incremento del 12,4% en los aranceles pagados por las prepagas a los prestadores.

Según la resolución 1293/22 el índice se conforma a partir de cuatro componentes, el primero vinculado a los recursos humanos, con foco en la mejora salarial otorgada por paritarias; otro tiene que ver con la variación de los precios de los medicamentos; también se contemplan los precios de los insumos médicos; y un cuarto componente englobado en "otros insumos y gastos generales”, se basa directamente en la variación del Índice de Precios al Consumidor que elabora el Indec.

La norma determina que la incidencia del componente recursos humanos en el gasto total es de 52,4%, por lo que es determinante en la evolución de índice. Por su parte, medicamentos pes 12,2%, insumos médicos 17,2% y otros insumos y gastos generales el 18,2%.

Con este último aumento del año termina la serie de actualizaciones de 2022 pero no se sabe cómo continuará el año próximo. Es que la resolución 1293/22 fija aumentos a calcularse hasta el último día de octubre. Como las prepagas tienen que informar de los incrementos con 30 días de antelación, el ajuste correrá para las cuotas de diciembre de 2022.

Carlos Boyadjian