https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Un billete de metro y una porción de pizza para medir la inflación

 Los economistas tienen a veces formas curiosas de explicarle al resto de la población los principios de la economía. Muchos recuerdan el índice Big Mac o el precio de un menú Big Mac de McDonalds para valorar el nivel de vida de un país.

Pues bien, la inflación en Estados Unidos ha roto con la teoría de la Pizza Subway Connection o el principio de la pizza que se aplicaba en la ciudad de Nueva York. Según esta teoría económica existía una correlación entre el precio de una porción de pizza y el de un viaje en el metro de la ciudad.

El Pizza Principle nació en torno a 1980, pero recogía datos desde los años 60. Gracias a este principio, se pudo prever la subida de las tarifas del metro en 2002, 2005 y 2007. Y en 2014, el estudio de un economista y profesor universitario en Columbia, Jared Lander, confirmó que el principio se mantenía en vigor.

Sin embargo, en 2019, The Wall Street Journal afirmó que —debido a una combinación de descuentos en la tarifa del metro y la variabilidad del precio de la pizza en la ciudad—, el principio ya no funcionaba.

Los medios recuerdan que la inflación ha impulsado los precios de las materias primas necesarias para hacer la pizza hasta el punto de que cuesta más un trozo de pizza que un viaje en el metro de la ciudad.

Qué es la inflación

Recordemos que la inflación es la subida de los precios de una cesta de productos básicos que se mide cada mes. Una inflación de hasta dos puntos porcentuales es aceptable porque indica que la economía crece de forma sostenible. Una inflación por encima de ese 2% reduce la capacidad de compra de los ciudadanos y se empieza a reducir la demanda. 

medir la inflación

Problemas que causa

La inflación general de junio de 2022 en EE.UU. fue del 9,1%. Supone que la capacidad de compra de los estadounidenses se redujo en casi diez puntos porcentuales. Como los salarios no pueden subir a ese ritmo, se destruye demanda porque los consumidores no pueden permitirse esos precios.

Cómo medir la inflación con un billete de metro y una pizza de Nueva York

Los neoyorquinos utilizaban el precio de una porción de la pizza más sencilla, la de queso, para entender qué iba a pasar con los precios del transporte público —billetes sencillos de metro—. Cuando sube la inflación por el aumento de los costes, la pizza sube rápidamente, pero no lo hace el transporte público porque tarda más en ajustar los precios.

En 2022, según Bloomberg, los precios de la pizza en los cinco distritos de Nueva York superan los tres dólares, mientras que las tarifas del billete sencillo están en los 2,75 dólares.

Y la diferencia podría ampliarse si se mantiene la inflación provocada por el conflicto en Ucrania y se congelan las tarifas del metro, tal y como ha anunciado la Gobernadora Kathy Hochul.

Consecuencias reales de la inflación: Pizza Principle

Al final, la inflación de las materias primas ha impulsado el precio de la pizza por encima del precio de un billete de metro. La pizza sube porque han subido el gas natural que calienta el horno (24%), los salarios del pizzero (8%), la harina de la masa (12%) o el queso (10%). 

Así, o sube el precio del billete de metro 25 centavos, o la inflación se habrá llevado la curiosa correlación que existió durante tantos años entre la pizza y el transporte público de Nueva York, el Pizza Principle, o la forma de entender qué es la inflación.

Singular Bank