https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Top criptonoticias de la semana: Jamie Dimon: “Las criptomonedas son esquemas Ponzi descentralizadas”, la actualización de Cardano, Interpol emite “notificación roja” para localizar y detener a Do Kwon por el caso Terra/Luna y más

 Top criptonoticias de la semana: Jamie Dimon: “Las criptomonedas son esquemas Ponzi descentralizadas”, la actualización de Cardano, Interpol emite “notificación roja” para localizar y detener a Do Kwon por el caso Terra/Luna y más

Los mercados se tambalean esta semana gracias a los anuncios del nuevo gobierno británico en relación a un masivo recorte de impuestos. Con una inflación galopante en el Reino Unido, dicha medida ha sido recibida por los inversores como una profunda contradicción. Es decir, una medida inflacionaria en una situación alarmantemente inflacionaria no es precisamente el camino más sensato para tomar. El disparate causó inestabilidad. Una inestabilidad que requirió, por cierto, la intervención del Banco de Inglaterra. Para colmo de males, el Banco se vio en la obligación de comprar más deuda pública para evitar que el asunto pasará a mayores. En este meollo, el gran ganador ha sido el dólar. Hoy más fuerte que nunca.

Esto es lo que ocurre cuando un gobierno conservador actúa de manera dogmática, ignorando los aspectos prácticos de la decisión. Se reducen los impuestos para, supuestamente, reducir el tamaño del Estado. Pero, debido a la acción, se requiere más intervención para evitar una crisis más profunda. En muchos casos, el remedio termina siendo peor que la enfermedad. Es decir, la acción resulta ser contraproducente. Estas incoherencias en la lucha contra la inflación generan, por supuesto, más volatilidad e incertidumbre.

Lo curioso es que Bitcoin, en todo esto, ha demostrado una fortaleza increíble. Lo que, en el fondo, nos revela la enorme fuerza del soporte actual. Ya está resultando obvio que nuestro nivel actual es un soporte psicológico muy poderoso. Claro que no hay soporte invencible. Esto no se termina hasta que se termine. O sea, todavía la posibilidad de una nueva caída está sobre la mesa. No se trata de una certeza. Pero sí de una posibilidad.



cointelegraph