https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El premio Nobel Paul Krugman se muestra optimista y cree que la Fed puede controlar la inflación sin hundir la economía o disparar el desempleo

 La Reserva Federal puede luchar contra la inflación sin hundir la economía estadounidense ni provocar un aumento importante del desempleo, ha señalado el economista ganador del Premio Nobel Paul Krugman.

Krugman discutió la curva de Phillips, que propone una relación inversa entre la inflación y el desempleo. Específicamente, invocó la curva de Phillips aumentada por expectativas, que sugiere que una mayor inflación aumenta las expectativas de inflación futura y, por lo tanto, el nivel de desempleo necesario para frenar los aumentos de precios.

En un hilo de Twitter, Krugman señaló que las expectativas de inflación a medio plazo no han aumentado, a pesar de que la inflación alcanzó un máximo de 40 años este verano. Si las expectativas se mantienen estables, "no habrá necesidad de un período de desempleo por encima de lo normal", dijo.

En otro hilo, el columnista del New York Times destacó varios puntos de datos recientes que indican que la inflación puede estar desacelerándose, incluidas las caídas en los precios de la gasolina, los precios mundiales de los alimentos y los pedidos de fábrica. Sin embargo, reconoció que esas tendencias podrían revertirse, o podrían surgir indicadores económicos más preocupantes.

Krugman explicó que estaba haciendo un contraargumento moderado a los halcones de la inflación como Larry Summers. El exsecretario del Tesoro le dijo recientemente a Bloomberg que la inflación podría tener que subir del 3,7% en julio a más del 6% para que la Fed reduzca la inflación anual a su nivel objetivo del 2%.

Summers también descartó la idea de que Estados Unidos podría evitar una recesión, calificándola como "el triunfo de la esperanza sobre la experiencia", y no como el resultado más probable de las subidas de tipos de interés de la Fed.

Krugman dio una nota más positiva en Twitter. "Los datos actuales sugieren la necesidad de enfriar el mercado laboral, no someterlo a un escurridor al estilo Volcker", dijo.

Paul Volcker, exjefe de la Fed, aumentó las tasas hasta en un 20% a principios de la década de 1980 para abordar la inflación galopante. Sin embargo, hundió a la economía en una recesión y ayudó a aumentar el desempleo hasta el 11% en el proceso.

"Podemos tener un aterrizaje bastante suave que no imponga un sufrimiento masivo", dijo Krugman. "Estoy a favor de aumentos graduales de las tasas hasta que haya señales claras de una desaceleración de la inflación subyacente".



capitalbolsa