https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El mercado espera un desdoblamiento cambiario

 En el mercado está la sensación de que la medida que anunció Massa el domingo puede ser el inicio de un camino hacia el desdoblamiento informal del tipo de cambio. Según algunos interlocutores, ese es su plan.

¿Habrá anuncios desde EE.UU.? Colapsaron los dólares alternativos.

El día que no fue. Este lunes no hubo operaciones con el nuevo “dólar soja” que lanzó el domingo por la noche Sergio Massa porque aún se estaban “aceitando” los sistemas en el MAE. Así, el Banco Central tuvo que vender US$ 9 millones en el mercado en medio de un feriado en Estados Unidos.

Pero la expectativa a una liquidación fuerte de los sojeros hizo que retrocedieran con fuerza los dólares alternativos, con el “blue” a la cabeza, que cerró $15 abajo del jueves hasta $270. “Es posible que nos quedemos cortos con US$ 5.000 millones que estimó el Gobierno”, afirmó Antonio Aracre, Director Ejecutivo de Syngenta para Latinoamérica, uno de los que tuvo diálogo directo con Massa por sus medidas con el campo.

Para el ejecutivo, que definió al nuevo ministro de Economía como “pragmático, resultadista y racional”, este es el primer paso para algo más ambicioso. “Lo ideal hubiera sido generar un mercado secundario en lo financiero donde el 50% de la soja se liquide ahí, para no tener que emitir pesos, pero hoy el BCRA no tiene divisas y el esquema primordial es fortalecer las reservas”, admite.

“Quizás en el futuro evolucionará en un desdoblamiento real donde el mercado libre del MEP, donde circule el 50% de la soja, el consumo en el exterior de los argentinos (o sea los pagos por turismo), los bienes suntuarios y demás. No descarto que evolucione pronto hacia ese lado”, afirmó el directivo de Syngenta.

Construir un mercado

“Ojalá podamos construir un mercado secundario más libre y financiero donde el BCRA no sea el único comprador y donde circulen otros sectores. Así se le va abriendo la ventana al cepo para que en el mediano plazo vayamos a un mercado libre”, sostuvo Aracre que admitió que el mismo Massa tiene esa idea en la cabeza.

“Es pragmático, resultadista, racional.. Lo próximo que tiene que venir es eso. Tendrá que construir consenso en los sectores, pero así como hace un mes esto era imposible, ahora veremos un desandar muy gradualmente del cepo”, vaticinó.

Para el sojero, el negocio que le ofreció Massa es relevante. Se estima que hay todavía volumen relevante para liquidar y que para los que decidan vender podrán acceder a dólares a un tipo de cambio mejorado ($ 200) y comprar insumos al valor más bajo del mercado (el oficial). Es más negocio vender soja y comprar insumos.

Sea como fuere, en el mercado está la sensación de que esta medida de Massa puede ser el inicio de un camino hacia el desdoblamiento informal del tipo de cambio. Si bien todavía es prematuro, la misma expectativa fogonea la baja de la brecha. Claro, si esto queda en una medida tan solo temporal (como remarcó el ministro), el efecto se irá diluyendo en el tiempo.

“Al parecer el Gobierno estaría llevando al tipo de cambio hacia un desdoblamiento, que inevitablemente tendrá que oficializar en algún momento. ¿El viaje de Massa a EE.UU. está vinculado a esto?”, se preguntó el banco CMF en su informe diario.

Incluso los tenedores de bonos de la deuda nucleados en el Argentina Exchange Bondholders salieron a contemplar esta dirección. “El artilugio del ‘dólar soja’ para anticipar exportaciones es sólo de corto plazo. Están admitiendo que el oficial es una fantasía y probablemente sea el primer paso de una devaluación encubierta. Hasta que no devalúen y unifique el tipo de cambio, todos van a reclamar un trato especial”, sostuvieron.

¿Será un punto de inflexión?

En Adcap Grupo Financiero, la compañía de Javier Timerman y Agustín Honig, dicen que se está empezando a ver cómo funciona el plan Massa, “que consiste en salir del estrés y empezar a construir hacia adelante”.

“No es todavía un ‘game changer’, pero el ‘game changer’ está en la forma”, agregan.

Y creen que con las nuevas medidas económicas, las expectativas de devaluación van a ir cediendo con el correr de los días.

Fuente: El Economista