https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Dr. Robert Malone demanda a The Washington Post por difamación debido a las afirmaciones sobre la "desinformación" de COVID

 Traducido de Lifesitenews por TierraPura.org

El Dr. Robert Malone, experto en tecnología de ARNm y crítico de las vacunas COVID que ha sido constantemente censurado por las grandes tecnológicas, ha demandado al Washington Post por difamación. La demanda alega que el medio de comunicación hizo declaraciones difamatorias contra él en un artículo publicado el 24 de enero.

El artículo afirmaba que Malone difundió “información errónea” en un discurso en el que dijo que las vacunas “no funcionan” contra la variante omicrón de COVID-19. Como prueba de que la afirmación era falsa, el Post citaba un documento de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en el que se constataba que las vacunas de refuerzo protegían a las personas contra enfermedades graves.

El Post omitió la parte en la que Malone decía que las vacunas “no evitan la infección, la replicación del virus o el contagio a otras personas”.

En declaraciones a The Epoch Times, Malone señaló que “no había dicho nada sobre la enfermedad y la muerte en ese momento”. A continuación, acusó al Post de hacer citas erróneas de forma selectiva y de utilizar el estudio de los CDC para rebatir una afirmación que nunca hizo.

El Epoch Times obtuvo detalles de una entrevista entre el escritor del artículo, Timothy Bella, y Malone antes de que se escribiera el artículo del Post. Bella le dijo a Malone: “Le respeto a usted y a su trabajo”, y que esperaba seguir al médico durante su estancia en Washington, D.C., donde pronunció un discurso en una protesta contra los mandatos de COVID.

En un principio, Malone envió una notificación al Post amenazando con emprender acciones legales si no se retiraba el artículo o se retractaban las declaraciones difamatorias. Ante la negativa del medio, presentó una demanda ante un tribunal federal de Virginia.

Según la demanda, en el artículo se hacían diez afirmaciones difamatorias contra Malone, entre ellas que ha sido “desacreditado”, que sus afirmaciones “no sólo son erróneas, sino también peligrosas” y que “repite falsedades que le han hecho ganar legiones de seguidores”.

Una copia de la denuncia puede encontrarse aquí.

“Las cualidades que WaPo [The Washington Post] desprecia -la honestidad, la veracidad, la integridad, la competencia, el juicio, la moral y la ética del Dr. Malone como médico y científico licenciado- son peculiarmente valiosas para el Dr. Malone y son absolutamente necesarias en la práctica y la profesión de cualquier médico y científico”, dice la demanda.

Continuando, la demanda afirma que “WaPo atribuye al Dr. Malone conductas, características y condiciones, incluyendo el fraude, la desinformación, el engaño y la deshonestidad, que afectarían negativamente a su aptitud para ser un profesional de la medicina y para llevar a cabo la actividad de un médico”.

“Las declaraciones del Dr. Malone sobre el COVID-19 y las supuestas ‘vacunas’ eran 100% exactas en cuanto a los hechos. Nunca ha cometido un fraude en [sic] participar en cualquier desinformación médica o desinformación. Además, las denominadas “vacunas” no funcionan, como se desprende claramente de las pruebas científicas y anecdóticas hasta la fecha”, dice también el documento.

El Dr. Malone también está involucrado en una demanda contra Twitter por su censura.