https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los bancos centrales y sus monedas digitales - Por Daniel Quintero CFA CMT

En esta nueva semana, David Enciso de QQ Capital Fund, nos habla sobre un tema muy interesante, ademas de las monedas digitales existentes, consideramos existe una gran oportunidad para muchos países iniciar este camino.
 
Los bancos centrales de todo el mundo han iniciado programas para explorar los beneficios del uso de las monedas digitales de los bancos centrales (MDBC). Las MDBC son versiones digitales de la moneda del país. Son más seguros y mucho menos volátiles que los activos de criptomonedas como Bitcoin o Ethereum porque los ofrecen y regulan los bancos centrales. Ya se han implementado programas piloto que utilizan MDBC en China, las Bahamas y, más recientemente, en la región subsahariana de África y muchos más países se encuentran en la fase de investigación.
 
En 2021, el Banco de Pagos Internacionales publicó una encuesta sobre 81 bancos centrales que ya estaban involucrados en algún tipo de trabajo de MDBC. La encuesta confirmó que los bancos centrales están más avanzados en sus desarrollos para el trabajo de MDBC minorista en comparación con el trabajo de MDBC mayorista.
 
En la Figura [1], podemos observar que la participación en el trabajo de MDBC ha aumentado constantemente durante los últimos 5 años. Casi 60 bancos centrales ya han comenzado experimentos o trabajos de prueba de concepto.
 
Figura [1]: Banco centrales y su investigación sobre MDBC

Gráfico
Gráfico




MDBC en África
 
El Banco Central de Nigeria presentó su propia MDBC llamada eNaira. eNaira se ejecuta en una plataforma de cadena de bloques y se puede utilizar para transacciones. Los titulares de billeteras eNaira pueden transferir pagos entre ellos a cualquier parte del mundo prácticamente sin costo alguno.
 
Sin embargo, hay dos cosas importantes a tener en cuenta. Una es que el Banco Central de Nigeria tiene un control muy riguroso sobre la eNaira. En segundo lugar, eNaira no es un criptoactivo como Bitcoin o Ethereum. De hecho, solo se puede usar para un propósito y es una forma digital de la moneda nacional del país. El eNaira extrae valor de la moneda fiduciaria física y está vinculado a la paridad.
 
Muchos otros países de África están siguiendo los pasos de Nigeria, Ghana y Sudáfrica ya se encuentran en las etapas piloto. Sudáfrica se está centrando en las transacciones interbancarias como parte del "Proyecto Khokha" y también está experimentando con otros programas piloto transfronterizos con los bancos de Malasia, Singapur y Australia.
 
Figura [2]: Naciones africanas y su uso de CBDC

Gráfico
Gráfico




Razones para el inicio
 
Hay muchas razones positivas para mejorar el trabajo de las MDBC en la región africana. Éstos son algunos de ellos:
 
Inclusión Nacional - Actualmente, el eNaira solo se ofrece a los ciudadanos con una cuenta bancaria, pero su objetivo es que sea utilizado por cualquier persona que use teléfonos inteligentes. Se estima que el 36% de la población adulta en Nigeria no tiene una cuenta bancaria y que al implementar eNaira, el 90% de la población alcanzaría la inclusión financiera.
 
Facilidad de envío de remesas - en la región africana, Nigeria es uno de los principales destinos para que las personas envíen dinero a su país de origen para brindar apoyo financiero a sus familias. En 2019, se informó que el monto de las remesas fue cercano a los $24 mil millones. La mayoría de estas transacciones se realizaron a través de Western Union (NYSE:WU), que generalmente cobraba tarifas entre el 1 y el 5% del valor total. Se espera que eNaira reduzca los costos de transacción, facilitando el envío de dinero.
 
Transparencia -  Nigeria depende en gran medida de una economía informal. Casi el 80% de su PIB está relacionado con el empleo y las transacciones informales, esto significa que no es monitoreado ni gravado por ninguna forma de gobierno. Por naturaleza, eNaira abordará este problema porque se basa en cuentas de una manera totalmente transparente y, por lo tanto, ayudará a fortalecer la base impositiva del país.
 
Conclusión
 
El futuro es brillante para los bancos centrales de los mercados emergentes que planean implementar monedas digitales. Hay muchos beneficios potenciales que vendrán después de integrar tecnologías avanzadas en sistemas financieros antiguos. Claro, también hay riesgos involucrados, como la seguridad cibernética y la resiliencia operativa, pero con la ayuda de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco de Pagos Internacionales, un mejor análisis de datos y estudios entre países pueden evaluar aún más los impactos de estos programas piloto.


investing