https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Gobierno convalida brecha del 120% y subsidia el dólar turista mientras sufre la industria

 Las empresas que importan han agotado, en su gran mayoría, los cupos asignados por el gobierno para ingresar productos del exterior. Qué esperar


Las empresas han agotado mayoritariamente los cupos de importación, ahora pueden importar a un dólar de $ 300. La inflación se consolida a un ritmo del 6,0% mensual, anualizado viajamos al 100% anual. El tipo de cambio pone proa a los $400.

Las empresas que importan han agotado, en su gran mayoría, los cupos asignados por el gobierno para ingresar productos del exterior. Ahora solo quedaría importar al dólar contado con liquidación o resignarse a perder ventas y pagar impuestos muy altos por no poder reponer lo vendido.

En este escenario, muchas empresas se han volcado a importar al dólar contado con liquidación, esto va a generar un cambio de precios en muchos productos importados que cotizaban a un dólar de $ 137 y ahora lo harán a un dólar de $300.

De esta forma, Argentina tiene un dólar financiero que es el contado con liquidación a $300, el que se utiliza cuando se terminan los dólares comerciales.

El dólar comercial es el denominado en el mercado dólar mayorista y está en $137, con una brecha superior al 100% versus el dólar financiero.

Es imposible que el gobierno logre dinamizar la liquidación de exportaciones, si las importaciones se terminan realizando a un costo de $300 por dólar.

s
La escasez de dólares repercutirá en la inflación, que seguirá subiendo

El dólar turista está en $252 lo que genera un incentivo a viajar, ya que los que tienen dólares billetes pueden cambiarlo en el mercado en $300, y de los $252, se pueden tomar a cuenta $48 para el pago de ganancias. Una bicoca ir al mundial.

Sin dólares para importar, la inflación puede escalar

En este contexto la política cambiaria con los precios actuales genera las siguientes externalidades al contexto económico:

  • El dólar mayorista es muy bajo y no incentiva las exportaciones, lo que invita a una retención de inventarios.
  • El límite a las cantidades importadas empuja a las empresas a importar a través del dólar contado con liquidación, lo que impulsa a la suba al índice de precios.
  • La mayor inflación trae como consecuencia una suba en la tasa de interés, esto incrementa lo que paga en concepto de interés los pasivos del Banco Central (leliq más pases) y los intereses de la deuda en pesos que abona la Tesorería.
  • El dólar turista, al tener el descuento de ganancias y ubicarse por debajo de los dólares alternativos, ya sea contado con liquidación, blue o bolsa, incentiva los viajes al exterior, para aquellas personas que tengan un buen poder adquisitivo.
s
Las empresas han agotado mayoritariamente los cupos de importación, ahora pueden importar a un dólar de $ 300

Conclusiones

La dinámica de falta de dólares genera un efecto no deseado que es el aumento de los productos importados que, en muchos casos, son insumos básicos para bienes que se consumen en el mercado interno, esto impulsaría a la suba los precios, y el Banco Central se vería obligado a subir la tasa de interés para morigerar los altos niveles de inflación.

Esto trae como correlato una caída en el poder adquisitivo de los salarios, y por ende una baja en el consumo privado para el año 2023, que se proyecta entre 6,0% y 8,0%.

El PBI podría caer entre el 3% y 4% en el año 2023, la mayor caída se dará en el consumo privado, sin embargo, la inversión será una gran ausente dado el escenario económico 2022, y la previa de las elecciones presidenciales 2023.

La campaña a presidente se iniciaría a mediados del año 2023, cuando Argentina entre en recesión luego que en el cuarto trimestre del año 2022 y primer trimestre del año 2023 tengamos dos trimestres con signo negativo.

El escenario económico estará signado por una aceleración en la tasa de inflación y devaluación del peso, que podrían ubicarse por encima del 100% anual.

En esta etapa, el gobierno busca bajar drásticamente el déficit fiscal, y es una muy buena acción en el contexto actual. Sin embargo, esta medida no va a atraer en forma inmediata los dólares necesarios para dinamizar las importaciones, con lo cual el desdoblamiento cambiario está a la vuelta de la esquina, ya que no hay dólares para solventar importaciones con las reservas del Banco Central.

Es imposible que el país crezca con un mercado cambiario con tipos de cambio múltiples, pero mucho más grave es que el gobierno convalide una brecha del 120%, y subsidie el dólar turista, invitando a que los argentinos elijan ver el mundial en vivo y en directo.

La falta de alternativas de inversión en pesos que superen la inflación futura esperada hace que los argentinos busquen refugio en moneda extranjera. A los precios actuales el dólar bolsa o contado con liquidación es un regalo. Pensando que no hay dólares para la importación, y los dólares que llegan de la exportación vienen muy lentos, cabalgando una tortuga.



iprofesional