https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Efecto Cristina: el kirchnerismo se entusiasma con una mayor intención de voto, mientras Alberto define su futuro político

 El Presidente, que tiene por delante 15 meses de gestión, se encolumna detrás de la defensa de la vicepresidenta. El cambio de agenda y los próximos pasos


El pedido de condena que el fiscal Diego Luciani enunció el lunes pasado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, a 12 años de prisión e inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos en la Causa Vialidad, no hizo más que unificar aún más el Frente de Todos, que revitaliza el voto de su base electoral y que puede revertir una caída de cara a 2023, consideran en la coalición gobernante.

"Cuando nos atacan estamos más unidos, así es peronismo", grafican en Casa Rosada. "Estamos acostumbrados a la persecución judicial", añaden.

En el Gobierno consideran que el clamor popular el lunes y martes último frente a la casa de la Vicepresidenta, en el barrio porteño de Recoleta, y en el Congreso en el segundo día hábil de la semana, es un fiel reflejo de esa unidad, "porque vino a despertar el interés de muchos, especialmente del sector joven", sostienen.

Ese apoyo se traducirá en una marcha, posiblemente en el Día de La Lealtad del 17 de octubre venidero, de acuerdo a lo adelantado este miércoles por la senadora Juliana Di Tullio, jefa del bloque de Unidad Ciudadana en la Cámara alta.

Cuál es la reacción del Gobierno tras la condena a Cristina

"La atracción que posee Cristina no la tiene nadie", remarcan cerca mismo de Alberto Fernández y aseguran que "no fue una buena idea no dejarla alegar porque despertó todo esto".

"Mi hija estaba desencantada con la política y esto la motivó a volver a militar", ejemplificó un propio funcionario del Gobierno.

El Gobierno considera que el clamor popular hacia Cristina es un reflejo de la unidad

Si bien admiten que el núcleo duro del kirchnerismo está hoy en un 20 por ciento de intención de voto, en Casa de Gobierno creen que "producto de la persecución judicial puede acercarse al 30% de núcleo duro histórico que siempre tuvo".

No obstante, recuerdan que "con ese porcentaje no se ganaba en 2019 y por eso se creó el Frente de Todos", espacio que remarcan "está consolidado", más aún con la reciente convocatoria a Sergio Massa al Poder Ejecutivo como ministro de Economía.

No fue extraño que a primera el lunes la tropa "albertista" saliera a apoyar a la Vicepresidenta a través de sus redes sociales, como lo hizo el canciller Santiago Cafiero, la secretaria Legal y Técnica Vilma Ibarra y hasta el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, un hombre de perfil bajo que habitualmente no hace declaraciones.

En tanto, el presidente Alberto Fernández "está bien, siguiendo de cerca lo que pasa con la vicepresidenta, y considera que la causa se cae, porque no hay pruebas", cuentan sus allegados.

Si bien saben que es temprano de hablar de candidaturas y que Fernández de Kirchner tiene la última palabra y que el caudal de votos es de ella, algunos todavía no descartan el "sueño reeleccionista" del actual mandatario, en parte como un eslogan para tratar de mostrar gobernabilidad en los 15 meses de gestión que le quedan.

Sin escala en Houston, Alberto buscará la bilateral con Biden

El Presidente tiene previsto viajar a Estados Unidos el 16 de septiembre, cuatro días antes de su exposición ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York.

Fernández no irá a Houston y ahora esa tarea será delegada en Massa

La idea es concretar la ansiada reunión bilateral con su par estadounidense Joe Biden, suspendida el 16 de julio último debido a una afectación por Covid del mandatario norteamericano.

De todos modos, todavía no hay fecha concreta, porque "todo esta cerrado por vacaciones hasta fin de mes", indicó un funcionario del Gobierno en relación a agosto, un mes con muy poca administración pública en Estados Unidos.

Fernández no irá a Houston, donde tenía previsto reunirse con representantes de las compañías petroleras estadounidenses Exxon y Chevron y con directivos de la empresa líder global en tecnología de litio Livent.

Esa tarea fue delegada en Massa, quien irá el 6 del mes próximo a Estados Unidos para reunirse también en Whashington con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional Kristalina Georgieva y en Nueva York con inversores.

Cerca del cierre del año, el 15 y 16 de noviembre, Fernández irá a la cumbre del G20, en Bali, Indonesia, adonde ya estuvo Santiago Cafiero el 6 y 7 del mes pasado en la Reunión Ministerial de Relaciones Exteriores.

Por lo pronto, esta semana el jefe de Estado centra toda su actividad semanal en Buenos Aires tras suspender, debido a la coyuntura política de estos días, un viaje previsto para este miércoles a Catamarca, donde iba a inaugurar una fábrica textil junto al junto al secretario de Industria y Desarrollo Productivo José Ignacio de Mendiguren; y uno el jueves a Rosario.

Tombolini se reunió este miércoles con representantes de la COPAL

Cuándo se sentará el Presidente con empresarios y sindicalistas

El tan anunciado encuentro entre el Gobierno con empresarios y gremialistas para discutir precios y salarios por los próximos dos meses, aquel 9 de agosto último, no avanzó a la velocidad programada.

"Cuando haya consensos se sentará el Presidente, pero recién empezaron a convocar", dijo a iProfesional un funcionario con despacho en Balcarce 50.

Una de esas reuniones esa la encabezada este miércoles por el secretario de Comercio Matías Tombolini, con los representantes de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) que preside el empresario Daniel Funes de Rioja.

En cuanto a los diálogos con los gremialistas, esencialmente con los de la Confederación General del Trabajo, "están hablando varios, (el ministro de Trabajo) Claudio Moroni y Massa también", agregó el vocero.



iprofesional