https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Atrás de la Fed, el BCE define su política monetaria

 La presidenta del Banco Central Europeo -BCE-, Christine Lagarde, ha advertido que la inflación en la eurozona es "indeseablemente alta", al tiempo que ha prometido controlar el aumento de los precios en el bloque monetario y evitar la fragmentación del mercado de bonos.

En un discurso muy seguido en la reunión del BCE en Sintra, Portugal, Lagarde dijo que el banco central irá "tan lejos como sea necesario" para reducir la inflación a su objetivo del 2%.

Añadió que el BCE normalizará su política gradualmente, pero con la advertencia de que "actuará con decisión" si las perspectivas de crecimiento de los precios se deterioran a medio plazo.

"Por eso hemos insistido en todo momento en que la flexibilidad forma parte del proceso de normalización de nuestra política monetaria", dijo Lagarde.

Es esencial para permitirnos aplicar la política necesaria y proteger la estabilidad de precios en un entorno en el que la inflación es demasiado elevada


El plan del BCE o cómo evitar la fragmentación

Pocos fueron los detalles acerca del nuevo "instrumento" que el BCE ha planeado para evitar la llamada fragmentación, o el aumento de la brecha en los rendimientos del mercado de bonos entre los países más estables como Alemania y las naciones periféricas más débiles. El banco central desveló esta propuesta por primera vez el 15 de junio, cuando los responsables de la política monetaria celebraron una reunión de emergencia después de que los bonos italianos y españoles alcanzaran máximos de ocho años tras la decisión del BCE de detener el programa de compra masiva de bonos de la era de la pandemia y comenzar a subir las tasas.

 

Lagarde añadió que esta herramienta debe ser proporcionada y contener:

 

suficientes salvaguardas para preservar el impulso de los Estados miembros hacia una política fiscal sólida

 

También defendió el instrumento como un mecanismo necesario que permitirá al BCE adoptar una política que frene la creciente inflación.

 

El rendimiento del bono alemán a 10 años -que suele considerarse un indicador clave de los costes de endeudamiento de la zona del euro- subió 0,06 puntos porcentuales, hasta el 1,5995%, tras el discurso de Lagarde, mientras que su homólogo italiano subió hasta el 3,646%. El rendimiento de los bonos suele ir en contra de los precios.

¿Cómo afectará a las tasas de interés?

Lagarde reiteró el plan del BCE de subir las tasas de interés oficiales en 25 puntos básicos en su próxima reunión de política monetaria de julio, junto con nuevas subidas en septiembre. Sin embargo, no especificó el tamaño exacto de ese salto en los costes de endeudamiento, diciendo sólo que un "incremento mayor será apropiado" si las perspectivas de inflación se mantienen o empeoran. Asimismo, los expertos del banco neerlandés creen que “la recepción del instrumento de anti-fragmentación” por parte de los mercados será:

 

un factor determinante para la trayectoria de la política a medio plazo, especialmente las probabilidades de una subida en octubre

 

“Desde la perspectiva de que el mercado puede haber sido demasiado entusiasta con la trayectoria de subidas, esto es comprensible, pero fundamentalmente no estamos convencidos de que un mayor "control de los diferenciales" conduzca por definición a menos subidas de tasas”, apuntan desde Rabonbak, atendiendo a razones políticas y al riesgo potencial de que “cualquier forma de control de los diferenciales se interprete como una señal de política monetaria convencional”.

 

Dado que la preocupación por la inflación sigue siendo la fuerza dominante, es posible que esos 'halcones' sólo apoyen un instrumento de este tipo cuando tengan suficientes garantías de que la decisión no está vinculada a la política de tipos. De hecho, es posible que exijan mayores subidas para seguir para evitar una mayor debilidad del euro

 

señalan y pronostican que, si el instrumento finalmente demuestra tener un efecto estabilizador sobre los diferenciales soberanos, el BCE podría tener espacio

 

para subidas adicionales en octubre o diciembre, antes de que la recesión se afiance
urgente24