https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

UN PRESIDENTE EXTRAVIADO UN PAÍS A LA DERIVA

 No se puede dudar que la deslucida e intrascendente visita del presidente a Europa, puso en evidencia que solo viajo a ventilar los problemas domésticos y malograr la oportunidad de exponer las potenciales ventajas que la Argentina ofrece en las circunstancias tan graves que Europa atraviesa con motivo de la criminal invasión rusa a Ucrania, potenciado fundamentalmente por todo lo que significa Putín y su entorno militar como amenaza a Europa principalmente los países del este, los EE.UU. y en forma global la paz mundial, potenciado por la aparente y ambigua neutralidad de China, actitud que solo oculta sus inequívocas ambiciones expansionistas que pueden llegar a implicar otro eventual escenario de futuros conflictos internacionales.

El presidente no supo por torpeza, ignorancia y estúpida arrogancia mostrar y ofrecer las ventajas económicas, estratégicas y desde luego de inversión que la Argentina tiene dado al reordenamiento en el tablero mundial de las relaciones internacionales. La potencialidad que tenemos en alimentos, recursos energéticos naturales, de minerales y metales críticos y estratégicos, de la industria del conocimiento donde jóvenes argentinos se destacan a nivel mundial, sumado a la distancia geográfica que nos separa y aleja del los actúales y futuros escenarios de conflictos militares en el mundo.


Desestimó la oportunidad de exponer como el Mercosur puede ser el mejor socio estratégico de Sudamérica para de la Unión Europea integrada por 27 países, solo supo mostrar su infinita ignorancia, y alejamiento de la realidad pretendiendo mostrarse como un líder mundial, cuando solo se mostraba como el rey desnudo sin ideas, ni propuestas, olvidando el propósito de su viaje “negocios” y mejorar la alicaída imagen de la Argentina existente por ser desordenada, imprevisible y defaulteadora serial.


Tan inconsistente fue que ni siquiera tuvo coherencia cuando exponía su confrontación con la vicepresidenta desde el exterior, sus contrapuestas manifestaciones en conferencias de prensa que mutaban a diario no solo sorprendían sino que resultaban risibles.


Pero no nos asombremos con el comportamiento del presidente porque la oposición trata desesperadamente de superarlo con sus discordias internas, su carencia de ideas, de planes, de proyectos y propuestas.


Demás está volver a enumerar las materias en las que estamos aplazados porque prácticamente son todas, sus soluciones todos conocemos pero nadie quiere asumir el costo político de implementarlas y ejecutarlas, de esta forma perpetuamos la crisis que se evidencia en el calvario que se transformo la vida de los argentinos. La política en la Argentina se convirtió en un gran reñidero que pretende ser de gallos pero solo es de patos rengos sin agallas y extraviados, peleas, insultos, descalificaciones, trampas son moneda corriente entre todos nuestros políticos,


La historia nos enseña y recuerda que cuando situaciones similares a las que hoy vivimos se dan, siempre desembocan en anarquía que finaliza con la aparición de algún líder mesiánico que se convierte en dictador significando esto la perdida de la libertad y la dignidad humana.


Difícil es dimensionar la destrucción moral, ética, económica, educacional y el quiebre de nuestra estructura social que nos distinguía en toda Latinoamérica por su educación, cultura y nivel de vida. Nuestra única certeza es que vivimos en la incertidumbre, nuestro proceder es impredecible, nuestra actitud es de indolencia, esta fatal realidad nos esta destruyendo y nos demanda tomar conciencia para con inteligencia, trabajo y solidaridad comenzar a remontar la cuesta.

Demás esta decir que tenemos una tierra magnánimamente favorecida por la mano de Dios con recursos naturales ilimitados, hoy reitero la criminal invasión rusa a Ucrania como lo fueron en su momento las dos guerras mundiales demandaron y demandan cantidades excepcionales de recursos energéticos y alimentos que nosotros tenemos en cantidades más que generosas que podemos proveer con creces, esto nos permitiría, facilitaría y daría sustento para comenzar a resolver nuestros problemas económicos y financieros y mejorar ostensiblemente el nivel de vida.


Reaccionemos, tenemos el deber moral, ético y fáctico de alzar nuestra voz advirtiendo y concientizando que no podemos continuar por este camino de incertidumbre y decadencia porque tiene un inequívoco fin. Desechemos a los culpables de esta decadencia crónica y pongamos a trabajar sobre las causas y su solución de las que hay consenso en la población:


Nuestra dirigencia no advierte que estamos hambrientos de justicia, esta excepcional circunstancia da a la misma un papel protagónico y le impone a quienes la administran que se atengan a la Constitución y la Ley y la apliquen a raja tabla, juzgando y castigando a los responsables de la corrupción ya sean funcionaros, dirigentes gremiales, empresarios o miembros de la justicia que no la honraron con su inconducta, solo así comenzaremos a remontar la cuesta a la dignidad y la esperanza.


Pero fundamentalmente el hecho más relevante es que el funcionamiento eficaz e independiente de la Justicia da previsibilidad, la previsibilidad da confianza, la confianza genera inversión, la invasión provoca crecimiento y riqueza. En definitiva la seguridad jurídica es la ecuación sine qua non para salir del laberinto en que nos encontramos, esto los argentinos debemos comprenderlo una vez por todas.


Sintetizando para evitar males mayores bien valdría que recordáramos a Voltaire quien sostenía ”Los pueblos a quienes no se hace justicia se la toman por si mismos, más pronto o más tarde”.


Diego Lo Tártaro Presidente de IADER