https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los mineros de Bitcoin rebaten las afirmaciones de los legisladores demócratas estadounidenses al administrador de la EPA

 En una nota redactada por Michael Saylor, Nic Carter y Darin Feinstein, el Bitcoin Mining Council alega que los legisladores no saben distinguir entre un centro de datos y una central eléctrica.

El Bitcoin Mining Council (BMC) ha respondido a una carta enviada el mes pasado por legisladores demócratas al administrador de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), Michael Regan, con una carta propia en la que intenta rectificar las inexactitudes sobre la minería de Bitcoin (BTC) y su impacto medioambiental. 

Redactada por el CEO de MicroStrategy, Michael Saylorel socio de Castle Island Ventures, Nic Carter, y Darin Feinstein, de Core Scientific, la carta del BMC, que cuenta con más de 50 firmantes, subraya supuestos errores en el documento enviado a Regan. En concreto, los autores afirman que la carta original, firmada por el representante demócrata Jared Huffman y 22 congresistas, "confunde los centros de datos con las instalaciones de generación de energía", entre otras inexactitudes.

La carta de los demócratas insta a la EPA a garantizar que los mineros de activos digitales cumplan con "los estatutos ambientales fundamentales como la Ley de Aire Limpio o la Ley de Agua Limpia" y pasa a ventilar varias preocupaciones relacionadas con la minería de criptomonedas, como los residuos electrónicos y la contaminación acústica. La carta del BMC se centra en ocho puntos y los rebate ampliamente.

Según el grupo de la industria, la afirmación de la carta original de que las instalaciones de minería de Bitcoin en todo el país están "contaminando las comunidades" es inexacta. Según el BMC, las instalaciones de minería de Bitcoin no producen contaminación, sino que lo hacen las instalaciones de generación de energía. El hecho de no hacer esa distinción aparece más de una vez. Los autores también desmienten lo que consideran información errónea, como que "una sola transacción de Bitcoin podría abastecer de energía a un hogar medio de Estados Unidos durante un mes".

Sin embargo, el BMC puede haber revelado sus propios prejuicios en su respuesta a la afirmación de que el procesamiento de la prueba de apuestas (PoS) es menos intensivo en energía. Después de hacer varias críticas al consenso de PoS, el grupo de la industria afirma lo siguiente:

"Dado que Proof of Stake y Proof of Work son cualitativamente diferentes, es engañoso referirse a Proof of Stake como una forma más "eficiente" de Proof of Work, ya que no consigue lo mismo". 

La carta también señala que muchos mineros se dedican a la computación de alto rendimiento, que tiene muchas aplicaciones beneficiosas más allá de Bitcoin y los activos digitales. 

El BMC es una asociación industrial abierta a todos los mineros de Bitcoin. Se originó en una reunión de mineros de Bitcoin norteamericanos iniciada por Michael Saylor en mayo de 2021. Actualmente, el grupo tiene 44 "miembros asesores". También ha publicado varios informes sobre el impacto ambiental de la minería de Bitcoin y la prueba de trabajo en general. Algunas de las conclusiones de sus informes han sido cuestionadas.

La carta del BMC fue firmada por algunos de los nombres y partidarios más prominentes de la industria de las criptomonedas, incluyendo a Jack Dorsey de Block Inc., el vicepresidente senior de Fidelity Investments, Tom Jessop, la profesora de la Escuela de Derecho de Fordham, Donna Redel, el CEO de Grayscale Investments, Michael Sonnenshein y el fundador de SkyBridge Capital, Anthony Scaramucci.


cointelegraph