https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La falta de agua arrincona al trigo y caen al 15% los planes de siembra en la zona núcleo

 Tras la decepción de las lluvias de mayo, la intención de sembrar trigo en la región cayó del 10% al 15%, lo que representa unas 250.000 hectáreas menos que la anterior campaña.

En el 2022 la falta de agua arrincona al trigo. Datos recolectados por la Bolsa de Comercio de Rosario a través de sus técnicos en la región, indican que, por ejemplo, en Laborde sembrarán un 50% menos que en el 2021; en Marcos Juárez, 25% menos. En las encuestas de intención de siembra, el trigo cae ahora al 15% (vs 10% hace una semana) tras la decepción de las lluvias de mayo. Esto significa 250.000 ha menos que las sembradas hace un año.

Hace unas semanas atrás, el margen del trigo jugaba un rol preponderante en la decisión de siembra. Pero con la mejora del resultado, y con un mayo que dejó solo el 10% de las lluvias que normalmente aporta, lo importante para sembrar ahora es la cuestión agronómica: cuánta agua hay en los suelos para el trigo. Incluso, si no hay un cambio de tendencia en junio, la baja podría ser aún mayor.

Pero, ¿qué pasa con la intención de siembra de los demás cultivos? En principio, las gramíneas este año aparecen cediendo área, rompiendo la tendencia de los últimos 7 años. El área de maíz temprano podría ceder de un 5% a un 10% en la región núcleo. En Bigand, los ingenieros lo explican así: “los productores que quedaron malparados por la sequía en la cosecha gruesa tienen un gran temor a gastar en gramíneas, ya que hay que invertir en fertilizantes y semilla. También se suma la incertidumbre por las políticas gubernamentales y la posibilidad de una tercera Niña. Es demasiado el riesgo”. Por eso la estrategia es refugiarse en la soja de primera: el aumento estimado de siembra sería de un 9% respecto al 2021. “El productor tiene la semilla y este ciclo lo hará con menor tecnología, buscando invertir lo menos posible”, señalan en las zonas que no tuvieron buenos resultados en este verano.

Mayo cierra con solo un 10% de las lluvias medias mensuales
Las lluvias del feriado levantaron la cuenta de los milímetros en el este de la región pero lo hicieron sobre dos núcleos muy acotados: en Pergamino con 30mm y en Labordeboy con 20 mm. Para el resto fueron apenas un puñado de milímetros que para muchos puso en marcha o reanudó la siembra triguera. Pero en los números de acumulados de mayo son lapidarios: el mes se despide con apenas un 10% del total de lo que suele llover estadísticamente como media de la región.
La media del quinto mes del año suele dejar entre 30 y 80 mm, y la media de la región es de tan solo 6,5 mm.

Ya se sembró un 13% de trigo, pero: ¿cómo están las reservas de agua? 
Solo el 20% de la región tiene reservas adecuadas en el primer metro del suelo considerando el consumo de una pradera permanente. En el 27% del área la reserva es regular y necesitaría 40 a 60 mm para hacer trigo. En el resto (33%) las reservas están en niveles de escasas a sequía y necesitan más de 100 mm para tener éxito con el cereal.



todo agro