https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Congreso Nacional convirtió en ley el nuevo marco regulatorio que habilita el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial



La Cámara Argentina de Cannabis celebra la sanción de la ley del marco regulatorio productivo de cannabis que permitirá desarrollar la industria cannábica en Argentina. La nueva legislación, impulsada por el Ministerio de Desarrollo Productivo, fue aprobada hoy por la Cámara de Diputados de la Nación. 


La Cámara Argentina de Cannabis (ArgenCann) acompaña con gran entusiasmo la sanción de la ley del nuevo marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial en nuestro país. 


De esta manera, la Cámara de Diputados del Congreso Nacional convirtió en ley el proyecto elaborado por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, a cargo de Matías Kulfas. El mismo establece un marco normativo para el desarrollo industrial de cannabis medicinal, incentivando así el desarrollo de pymes y cooperativas. A su vez, regula la cadena de producción y comercialización nacional y/o con fines de exportación de la planta de cannabis, sus semillas y productos derivados, siempre que sean con fines medicinales. El mismo incluye la investigación científica y el uso industrial.


Asimismo se contempla la creación de un nuevo actor público la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME), la cual operará en todo el país y tendrá a cargo el poder de fiscalizar la actividad productiva, así como otorgar las autorizaciones pertinentes. 


“Vivimos este anuncio con una gran emoción; es un momento por el que hemos trabajado mucho porque creemos que es el camino para brindar un orden y claridad a un proceso que ya se viene poniendo en marcha en el marco de la ley 27.350 a través de diversos mecanismos que habilitaron el despertar de una buena cantidad de iniciativas en todo el país, pero en un escenario de gran incertidumbre y muchos interrogantes. El tiempo que viene requiere de un profundo análisis y la necesaria definición de un plan estratégico para el desarrollo de una industria nacional de cannabis que garantice la coordinación entre las diversas agencias del estado para facilitar los procesos, la revisión permanente del marco regulatorio y la adecuación normativa que esta nueva y cambiante industria exige”, explica Pablo Fazio, Presidente de la Cámara Argentina de Cannabis. 


PRÓXIMOS PASOS


Desde la ArgenCann se continuará trabajando para velar por la sustentabilidad del sistema, propiciando el desarrollo armónico, progresivo, plural y equitativo de la industria, que tenga a las pymes, los emprendedores y las cooperativas como los actores centrales del tiempo por venir del cannabis en Argentina. 


A su vez, a nivel institucional se buscará que efectivamente se priorice y fomente la adquisición de insumos y derivados de producción nacional por sobre la importación de los mismos, acompañando el espíritu de la ley que busca generar valor local dando impulso a la cadena productiva nacional. 


“Necesitaremos habilitar rápidamente la exportación y el desarrollo de un mercado interno de flor seca con fines legales, así como el de productos fitoterápicos, cosméticos y veterinarios, e incorporar a los cannabinoides en el código alimentario argentino para permitir su uso en alimentos, bebidas y suplementos dietarios, facilitando su producción y comercialización. Otro gran desafío será cómo administrar la transición al mercado legal, controlando la venta informal preexistente y fomentando el abastecimiento de la demanda con productos nacionales registrados, accesibles, de calidad, trazables y de seguridad comprobada, cuidando a consumidores, pacientes y usuarios”, concluye Fazio.


EL RECORRIDO DE LA LEY


Esta esperada ley tuvo un largo y demorado recorrido para poder impulsar plenamente el desarrollo de la industria cannábica en el país. Luego de la reglamentación de la Ley de Cannabis Medicinal (Ley 27.350) y el compromiso manifestado por el Presidente de la Nación, Alberto Férnandez en la apertura de las sesiones legislativas de 2021 de avanzar en este nuevo marco regulatorio que hoy celebramos. A su vez, el 28 de abril de 2021 el Ministerio de Salud de la Nación, en conjunto con el Instituto Nacional de la Semilla (INASE) habilitaron la inscripción y el registro de cultivares de cannabis, así como su comercialización con fines medicinales. Este hecho facilitó a toda persona inscripta en el REPROCANN, el acceso a la compra de semillas certificadas para poder realizar cultivos de forma personal, solidaria o bien de manera colectiva, siempre que sea con fines terapéuticos.


En este sentido, el trabajo conjunto realizado desde ArgenCann llevó a reunir hoy a más de 147 socios y a crear alianzas estratégicas con asociaciones de Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay; además de ser socios fundadores y a presidir la Red Americana de Asociaciones de Cannabis (RedCann).

Desde la Cámara se continúa apoyando a todas las iniciativas gubernamentales en favor del desarrollo de la actividad, y en búsqueda del rápido otorgamiento de las licencias, registros e inscripciones para posibilitar el trabajo de los emprendedores del sector con el objetivo de hacer crecer a la industria en todas sus áreas. 


Acerca de ArgenCann

La Cámara Argentina de Cannabis, fundada en 2019, tiene como objetivo promover la investigación, el desarrollo, y la expansión de la industria del cannabis y sus productos en la Argentina bajo las regulaciones legales vigentes. Trabaja junto a organizaciones civiles, privadas y gubernamentales para fomentar la actividad agro-industrial del cannabis. A su vez, busca ser un canal de información público sobre los diversos usos y potenciales aplicaciones. ArgenCann cuenta con acuerdos de cooperación institucional con importantes organismos referentes de Brasil, Colombia, Paraguay, Perú, Uruguay, Ecuador y México.