https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Boleta Única, Magistratura y Alquileres: crece la tensión entre el oficialismo y la oposición en el Congreso

 Diputados dejó este martes una muestra de la tensión que se viene entre el oficialismo y la oposición en el Congreso para las próximas semanas. La Cámara Baja dio hoy el primer paso en el tratamiento del proyecto impulsado por los bloques opositores para la implementación de la Boleta Única y la iniciativa del Frente de Todos para reformar el Consejo de la Magistratura. Además, no hubo acuerdo por la Ley de Alquileres y todo se definirá en el recinto en las próximas semanas.

Luego de que en la última sesión de la Cámara baja Juntos por el Cambio lograra juntar los votos para el emplazamiento de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto, se realizó el primer plenario y se acordó fijar un cronograma de trabajo.

Y el debate comenzó con polémica: la principal bancada opositora solicitó que las audiencias con especialistas invitados puedan realizarse de manera remota, para agilizar el proceso de debate, pero el oficialismo se opuso y lo bloqueó.

El Frente de Todos rechaza la iniciativa opositora, que supone una sola impresión con todos los candidatos, y defiende el actual sistema de votación con boletas múltiples, al menos una por cada partido. Pero la oposición unificada podría dar un buen golpe y obtener dictamen de mayoría antes de fin de mes, para pasar luego al recinto, donde tendría los números para aprobar el proyecto.

La batalla continuará luego en el Senado, donde el peligro de naufragio es real: la vicepresidenta Cristina Kirchner cuestionó abiertamente la iniciativa y si nadie del oficialismo acompaña no sería aprobada.

La jornada parlamentaria continuó con el tratamiento de la reforma del Consejo de la Magistratura que el Frente de Todos consiguió aprobar en el Senado. La iniciativa lleva a 17 la cantidad de integrantes y excluye a la Corte Suprema, que hoy preside el organismo encargado de elegir y sancionar a los jueces.

Sin embargo, el Frente de Todos no la tendrá fácil en Diputados, donde no goza de mayoría propia y los aliados que le quedan son escasos. En principio, las comisiones de Asuntos Constitucional y Justicia fijaron un cronograma de debate para las próximas semanas que comenzará el próximo martes e incluirá la invitación a especialistas en la materia.

Por otra parte, el oficialismo y la oposición de la Cámara de Diputados no llegaron a un acuerdo y se firmaron tres dictámenes sobre la reforma de la Ley de Alquileres, proyecto que se votará en una sesión especial que aún no tiene fecha.

Juntos por el Cambio propuso un dictamen para retrotraer el marco normativo al sistema que funcionaba antes de la sanción de la norma vigente, cuando los contratos se firmaban por dos años -en lugar de tres- y el ajuste de los valores era semestral -en vez de anual y por inflación y salarios-.

El Frente de Todos decidió finalmente mantener el núcleo de la Ley de Alquileres sin cambios y apuesta a crear un incentivo impositivo para que los propietarios pongan inmuebles en alquiler y así crezca la oferta, algo que no consideran factible en el sector inmobiliario.

Hubo un tercer dictamen -cuya autora es la legisladora de Identidad Bonaerense Graciela Camaño– compartido entre el interbloque Federal y el interbloque Provincias Unidas.

Estas bancadas «del medio» inclinarán la balanza para un lado o para el otro cuando el tema llegue al recinto. Si el dictamen de mayoría que logró el oficialismo no consigue los votos, se pasará a tratar el dictamen de Juntos por el Cambio.

En este sentido, en el corto plazo se abrirá una instancia de intensas negociaciones para alcanzar las mayorías.En un principio, correría con ventaja la oposición, dado que el proyecto de Camaño también retoma los dos años de plazo de duración, aunque se diferencia al dejar librado a las partes involucradas la frecuencia de actualización del valor de los alquileres.