https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

ASMA: 4 CLAVES PARA CONTROLAR LA ENFERMEDAD

 Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el asma afectó aproximadamente a 262 millones de personas en 2019 y causó 461.000 muertes en el mundo. Es una de las enfermedades más comunes y costosas, no existe una cura, pero el tratamiento adecuado previene los ataques y puede ayudarlo a tener una mejor calidad de vida. Especialistas de DIM CENTROS DE SALUD responden y explican   interrogantes sobre el  asma, una de las principales enfermedades no transmisibles que afecta tanto a niños como a adultos.

El asma es la enfermedad crónica más común en la niñez y representa 13,8 millones de días escolares perdidos cada año y 14,2 millones de días de trabajo perdidos para los adultos. Este padecimiento a largo plazo causa inflamación e hinchazón de las vías respiratorias y puede desencadenarse por: la exposición a un alérgeno como  polen,  caspa de animales, ácaros del polvo; por irritantes en el aire como humo, vapores químicos u olores fuertes  y  condiciones climáticas extremas. El ejercicio, una enfermedad respiratoria o la gripe, también pueden hacerlo más susceptible.

“El asma es un padecimiento que afecta los pulmones. Es una de las enfermedades de duración prolongada más comunes en los niños, aunque los adultos también pueden padecerla. El asma causa sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos durante la noche o temprano por la mañana. Si usted tiene asma, tendrá la enfermedad todo el tiempo, pero sufrirá ataques solamente cuando algo afecte sus pulmones. No conocemos todas las cosas que pueden causar el asma, pero sí sabemos que se han vinculado factores genéticos, ambientales y ocupacionales a su aparición”, explicó el doctor Matías Baldini, médico especialista en Neumonología de DIM Centros de Salud (MP 447690 / MN 98598).

1.      ¿Cómo puede saber si tiene asma?

Puede ser difícil determinar si alguien tiene asma, especialmente si se trata de niños menores de 5 años. Un examen médico sobre el funcionamiento de sus pulmones y de detección de alergias puede ayudarle a saber si tiene asma.

Durante el chequeo, el doctor le preguntará si tose mucho, en particular durante la noche, y si los problemas que tiene para respirar empeoran después de realizar una actividad física o durante ciertas épocas del año. También le preguntará si tiene síntomas como opresión en el pecho, sibilancias y resfríos que duren más de 10 días; si algún miembro de su familia tiene o ha tenido asma, alergias u otros problemas respiratorios y le hará preguntas sobre su casa; si ha tenido que ausentarse de la escuela o el trabajo y sobre cualquier tipo de problema que pueda tener cuando hace ciertas cosas. 

Adicionalmente, el médico le hará una prueba respiratoria, llamada espirometría, para determinar si sus pulmones funcionan bien, para ello usará una computadora con una boquilla para medir cuánto aire puede exhalar después de inhalar profundamente. El espirómetro puede medir el flujo de aire antes y después de tomar medicamentos para el asma.

2. ¿Qué es un ataque de asma?

Un ataque de asma puede incluir tos, opresión en el pecho, sibilancias y dificultad para respirar. Ocurre en las vías respiratorias, que son los conductos que llevan el aire a los pulmones. A medida que el aire pasa por ahí, las vías respiratorias se van haciendo más pequeñas, como las ramas de un árbol al alejarse del tronco. Durante un ataque de asma, las paredes de las vías respiratorias en los pulmones se inflaman, lo cual hace que las vías se vuelvan más estrechas. Menos aire entra y sale de los pulmones, y el cuerpo produce una mucosidad que obstruye aún más las vías respiratorias.

Se puede evitar cuando se reconoce los signos de advertencia, se evita el contacto con las cosas que pueden causarlo y sigue las recomendaciones de su médico. Cuando controle el asma: no tendrá síntomas como sibilancias o tos;  dormirá mejor; no se ausentará del trabajo o la escuela; podrá participar en todas las actividades físicas y no tendrá que ir al hospital.

3.      ¿Qué causa un ataque de asma?

Puede ocurrir cuando usted se expone a los “desencadenantes del asma”. Las cosas que a usted le provocan un ataque pueden ser muy distintas a las que le causan un ataque a otra persona con esta enfermedad. Sepa cuáles son sus desencadenantes y cómo evitarlos.

Algunos de los desencadenantes más comunes son:

  • Humo del tabaco

El humo del tabaco no es saludable para nadie, en particular para las personas con asma. Si tiene asma y fuma, deje de fumar. El “humo de segunda mano” es el que origina un fumador y que respira otra persona y  puede desencadenar un ataque de asma.

  • Ácaros del polvo

Son animales diminutos que hay en casi todas las casas. Si usted tiene asma, los ácaros pueden desencadenarle un ataque. Para prevenirlo:

  1. Se deben utilizar protectores en los colchones y las almohadas que sirvan de barrera entre los ácaros y la persona con asma.
  2. No se deben utilizar almohadas, cobijas ni colchas rellenas de plumas.
  3. Retirar los animales de peluche del cuarto y evitar tener cosas amontonadas
  4. Lavar la ropa de cama con agua muy caliente.
  • Contaminación atmosférica

Esta contaminación puede provenir de las fábricas, los automóviles y otras fuentes. Preste atención a los pronósticos del índice de calidad del aire en la radio, la televisión e Internet y busque información en el diario para planear actividades cuando los niveles de contaminación estén bajos.

  • Alérgenos de cucarachas

Las cucarachas y sus excrementos pueden desencadenar un ataque de asma. Elimine tantas fuentes de alimento y agua como pueda para deshacerse de las cucarachas que haya en su casa. Por lo general, se encuentran en lugares donde se come y se dejan restos de comida. Pase la aspiradora o barra al menos cada 2 ó 3 días las áreas que puedan atraerlas.

  • Mascotas

Las mascotas peludas pueden desencadenar un ataque de asma. Bañe a las mascotas todas las semanas y manténgalas afuera lo más que pueda. Las personas con asma no son alérgicas al pelaje de la mascota, así que cortarle el pelo no las ayudará a controlar la enfermedad. Si tiene una mascota peluda, pase la aspiradora con frecuencia. Si los pisos de su casa tienen una superficie dura, como de madera o de losa, páseles un paño húmedo cada semana.

  • Moho

Respirar moho puede desencadenar un ataque de asma. La humedad en el ambiente puede hacer crecer el moho. Use el aire acondicionado o un deshumidificador para mantener el nivel de humedad bajo. Compre un pequeño medidor llamado higrómetro para controlar los niveles de humedad y mantenerlos lo más bajos posible (no más de 50%). Arregle las goteras que facilitan el crecimiento del moho detrás de las paredes y debajo de los pisos.

  • Humo de la quema de madera o pasto

El humo de la quema de madera u otras plantas se compone de una mezcla de gases dañinos y partículas pequeñas. Respirar mucho de este humo puede causar un ataque de asma. Si puede, evite quemar madera en su casa. Si un incendio forestal está afectando la calidad del aire en su área, preste atención a los pronósticos en la radio, la televisión e Internet y busque información en el diario para planear actividades cuando los niveles de contaminación del aire estén bajos.

  • Otros desencadenantes

Las infecciones asociadas a la influenza (o gripe), resfríos, el virus respiratorio sincicial, las sinusitis, las alergias, inhalar algunos químicos, la acidez estomacal, el ejercicio físico, algunos medicamentos, el mal tiempo (como las tormentas eléctricas o una humedad alta), inhalar aire frío y seco, algunos alimentos, aditivos y fragancias también pueden desencadenar un ataque de asma. Las emociones fuertes pueden causar una respiración muy rápida, llamada hiperventilación, que también puede causar un ataque de asma.

4. ¿Cómo se trata el asma?

Para controlar el asma y evitar un ataque, tome los medicamentos de la forma indicada por su médico y manténgase lejos de las cosas que pueden desencadenar un ataque.

No todas las personas con asma toman el mismo medicamento. Algunos se pueden inhalar o aspirar y otros se pueden tomar en forma de pastillas. Los medicamentos para el asma son de dos tipos:

  • Alivio rápido: controlan los síntomas de un ataque de asma.
  • De control a largo plazo: ayudan a reducir el número de ataques y a que estos sean más leves, pero no lo ayudarán en el momento de un ataque.

Los medicamentos para el asma pueden tener efectos secundarios, pero la mayoría son leves y desaparecen pronto. Pregúntele a su médico sobre los efectos secundarios de sus medicamentos. Se puede controlar el asma con la ayuda de su proveedor de atención médica, elabore su propio plan de acción contra la enfermedad.  

Dr. Matías Baldini

Médico especialista en Neumonología de DIM Centros de Salud

MP 447690 / MN 98598