https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las dificultades del BCRA para sumar reservas

 En el primer trimestre, el saldo a favor del BCRA en el MULC fue de solo US$ 25 millones. En abril va US$ apenas US$ 160 millones.

Luego de un 2021 en el que las exportaciones argentinas alcanzaron su mayor valor en 10 años de la mano de un histórico aporte de las cadenas agroalimentarias, el comienzo de 2022 ha mostrado una saludable continuidad en ese sentido.

“Gracias al fuerte impulso de los productos agroindustriales, en los primeros dos meses del 2022 las exportaciones argentinas alcanzaron US$ 11.991 millones, un récord para un primer bimestre del año”, señala un nuevo informe de la Bolsa de Cereales (BCR).

¿Sobran dólares y el tipo de cambio se aprecia?

No. A pesar de un gran comienzo de año en cuanto a la generación de divisas genuinas, el BCRA continúa presentando una situación apremiante en lo que respecta a las reservas internacionales.

“Observando el Balance Cambiario del BCRA, dentro de la Cuenta Corriente Cambiaria se tiene un resultado negativo de US$ 947 millones, siendo que hace un año arrojaba un saldo positivo de US$ 1.168 millones. Desagregando la información, se aprecia que la exportación neta de bienes en 2022 suma US$ 2.007 millones, que se explican íntegramente por el resultado positivo que aporta la cuenta oleaginosas y cereales, que liquidó divisas por US$ 5.187 millones (casi US$ 1.000 millones más que en igual período del 2021), ya que el resto del Sector Privado No Financiero, el Gobierno General y Entidades exhiben un saldo negativo de US$ 3.181 millones, casi el doble de lo acontecido hace un año”, señala el reporte de la BCR en base a datos oficiales del primer bimestre de 2022.

Este es uno de los factores que explica por qué el BCRA no acumula reservas. Dado que la economía está creciendo, existe una mayor demanda de importaciones para sostener ese crecimiento.

Siguiendo con el análisis de la Cuenta Corriente Cambiaria, hay otros dos ítems que tuvieron un marcado incremento en el déficit de un año a otro y que, por ende, atentan contra la acumulación de reservas.

El primero de ellos es la exportación neta de servicios. En los primeros dos meses del 2022, ese factura arrojó un resultado negativo de US$ 1.313 millones, casi US$ 1.000 millones más que en el primer bimestre del 2021. Esto se debe, en parte, a la normalización paulatina de la cuenta “viajes” luego de la pandemia y, en parte, al incremento en el costo de los fletes marítimos hacia fines del año previo que decantó en una mayor erogación para sustentar el flujo del comercio exterior.

El segundo ítem es el Ingreso Primario, que muestra el pago de intereses de deuda tanto pública como privada, que en el primer bimestre del año arrojó un déficit de US$ 1.626 millones, casi US$ 700 millones más que en igual período del año previo. En los primeros dos meses del año hubo erogaciones de intereses por el préstamo con el FMI previo al acuerdo, lo cual explica una parte de este saldo negativo.

Por otro lado, saliendo ya de la Cuenta Corriente y tornando la atención a la Cuenta Financiera, se aprecia que esta arroja un déficit de US$ 1.945 millones, más que duplicando el saldo negativo observado el año anterior. “Esto se explica principalmente por la cancelación de capital de deuda privada”, señala la BCR.

Agregando los resultados de la Cuenta Corriente Cambiaria, la Cuenta Capital y la Cuenta Financiera, y teniendo en cuenta el ajuste por tipo de pase y variación, las reservas internacionales del BCRA cayeron US$ 2.645 millones en el primer bimestre de 2022, a pesar de la liquidación récord de divisas del agro.

La situación actual contrasta con la de hace un año, cuando a pesar de la menor liquidación de dólares por exportación de oleaginosas y cereales, el BCRA acumulaba US$ 130 millones en reservas en los primeros dos meses del año. Ante este escenario de pérdida de reservas internacionales, las reservas netas calculadas se ubicaron en un mínimo desde 2015, sumando US$ 670 millones a fines de febrero.

BCRA (2)

En los primeros días de marzo se recuperaron levemente, para terminar cerrando en US$ 1.055 millones la semana del 23 de marzo.

“A fin de marzo, en el marco del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, éste hizo un desembolso que permitió incrementar las reservas en más de US$ 6.300 millones. Además, un análisis adicional interesante es que, si no hubiese existido el ingreso récord de dólares por el agro del último año y el sector hubiera liquidado el promedio mensual de los últimos cinco años, las reservas netas se hubieran ubicado a finales de febrero en niveles negativos por US$ 11.099 millones”, señala la BCR.

En criollo: el esquema actual se sostiene fundamentalmente por el fenomenal aporte que realiza el sector agroindustrial.

Asimismo, el primer trimestre del año culmina prácticamente con un saldo neutral del BCRA en el MULC, con compras netas de apenas US$ 25 millones. “Esto contrasta fuertemente con lo ocurrido en el año 2021, cuando en el primer trimestre el BCRA acumuló compras por US$ 2.266 millones, lo que condice con lo mencionado anteriormente”, señaló el informe.

Por ahora, abril viene mejor. Ayer, el BCRA cerró por segunda rueda consecutiva con compras elevadas (fueron US$ 80 millones), acumulando un saldo positivo de US$ 160 millones para lo transcurrido de abril. Aun así, parece poco…

Fuente: El Economista