https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las presiones del FMI para frenar el uso de criptomonedas en Argentina

 El FMI parece seguir en su empeño por contener el avance de las criptomonedas tras declarar que estas suponen “riesgos inmediatos y agudos” para mercados emergentes como los existentes en latinoamérica, acusando a las criptodivisas de tener el poder de desestabilizar economías de países en desarrollo. Después de que El Salvador decidiese aceptar Bitcoin como moneda de curso legal, el organismo internacional expresó sus preocupaciones acerca de cómo afectaría esto a la protección del consumidor o si aumentaría los pasivos fiscales contingentes.

  • La empresa argentina Ripio se expande en Uruguay y la región: qué planes tienen
Una de las razones por las cuales Argentina está más sometida a las presiones del FMI es que es el país latinoamericano que más debe al Fondo. Es por esto que en prensa ya se habla de un “laboratorio anti bitcoin”, al existir un escenario propicio para experimentar con acciones que buscan desalentar el uso de criptomonedas.

El gobierno argentino dependía de que el FMI accediese a refinanciar su deuda de nada más y nada menos que 45 mil millones de USD, lo cual fue aprobado por ley tras el beneplácito de las cámaras del parlamento. No es de extrañar que el país quiera contentar al FMI en su urgencia por aprobar esta ley, más cuando se acercaba la fecha del vencimiento de los pagos. Argentina se encuentra además en una situación delicada por sus antecedentes de incumplimiento de su deuda soberana. El éxito que ha tenido bitcoin en este país se debe precisamente a la inestabilidad económica que arrastra el país, ya que los ciudadanos buscaban en monedas digitales como bitcoin un valor refugio que les ayudase a huir de la inflación. Esto atrajo a numerosas empresas del sector.