https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Es el momento de mantener la calma mientras se transforma el orden mundial

 La guerra de Rusia en Ucrania ha alimentado el temor a que se resquebraje el equilibrio económico y geopolítico mundial, poniendo bajo la lupa la postura de China en el desarrollo de la crisis.

En este entorno extremadamente inestable, donde la geopolítica está marcando una época y choca con las interdependencias económicas (tanto en la realidad como en las previsiones o expectativas), recomendamos ser pacientes y no sacar conclusiones precipitadas.

Todavía son posibles varios escenarios, desde una China que trate activamente de frenar a Rusia hasta una China que apoye de forma activa a Putin, pasando por un amplio abanico de variaciones que podrían repercutir en las expectativas en torno a la secuencia de los acontecimientos y el posicionamiento ante el riesgo en los diferentes mercados.

Los factores que impulsan esta situación tienen que ver principalmente con los intereses nacionales, pero es la interdependencia económica y financiera a largo plazo de los principales centros económicos y financieros la que se está analizando minuciosamente.

En vista de que no nos encontramos en una situación estable, tanto en lo que se refiere a la naturaleza de la relación con China como a su trayectoria a largo plazo, optamos por esperar a que se produzcan nuevos acontecimientos antes de tomar alguna decisión de inversión importante. No obstante, están surgiendo oportunidades interesantes, tanto en los mercados de renta variable como en los de renta fija, que los inversores aprovecharán rápidamente si se empiezan a aclarar algunos de los riesgos que hemos señalado aquí.

Desde la perspectiva del análisis ascendente, una vez que se disipe la polvareda y se aclaren las realidades del nuevo mundo, será importante considerar los criterios ESG como factor diferenciador entre las compañías y la sostenibilidad de los modelos de negocio (tanto para el mercado interno como para los mercados internacionales), prestando mayor atención a los marcos de gobierno y de gestión. Creemos que esta área sigue siendo una fuente clave de rentabilidad potencial para los inversores desde una perspectiva a largo plazo.



capitalbolsa