https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El acuerdo con el FMI haría que Alberto pase a la ofensiva

 Son varias las razones por las cuales Alberto Fernández estaría dispuesto a pasar a la ofensiva. La primera es que la oposición de La Cámpora, si el acuerdo con el FMI obtiene la media sanción en diputados, le valdría un descrédito que alcanzaría a todo el kirchnerismo duro. Según este análisis, Cristina Kirchner quedaría golpeada por la maniobra antiacuerdo de su hijo y esto ensancharía el margen de maniobra del presidente. En segundo lugar, Alberto supondría que el acuerdo lo reubicará como un estadista latinoamericano de primer nivel. Tercero, el peronismo carece de otro presidenciable en carrera que no sea el propio presidente. De los gobernadores, sólo Juan Schiaretti está instalado como presidenciable.

Cambio de gabinete

Claro está que el camino para el 2023 es largo para Alberto y varios de sus propios seguidores le reclaman que tenga un gesto de autoridad y, ni bien se sancione el acuerdo con el FMI, haga un recambio de su gabinete. Wado de Pedro y Juan Manzur serían dos de las primeras bajas para dejar lugar a dos albertistas. Hasta ahora, en los episodios de cambios de ministros, Alberto siempre se mostró renuente a tomar la iniciativa, por lo cual los propios albertistas suponen que es muy difícil que ahora tome la iniciativa. Sin embargo, si el acuerdo se convierte en ley, las circunstancias serán muy propicias para que el presidente dé un paso al frente.

Carlos Tórtora